Programa de DARPA para capturar agua potable del aire

AWEEl programa Atmosferic Water Extraction (AWE) tiene como objetivo satisfacer las necesidades de agua potable de las tropas desplegadas, incluso en entornos austeros.

DARPA ha adjudicado recientemente cinco contratos y ha seleccionado a un socio gubernamental para desarrollar tecnología para la captación de agua potable del aire, en cantidades suficientes para satisfacer las necesidades críticas del Departamento de Defensa, incluso en climas extremadamente secos. GE Research, Physical Sciences Inc., Honeywell International Inc., el Instituto Tecnológico de Massachusetts, la Universidad de Texas en Austin y el Laboratorio de Investigación Naval han sido los seleccionados para el desarrollo de materiales absorbentes y prototipos de próxima generación escalables, bajo el programa Atmospheric Water Extraction (AWE) de DARPA.

El objetivo del programa AWE es proporcionar agua dulce para una serie de necesidades militares y humanitarias, mediante el desarrollo de sistemas pequeños, ligeros, de baja potencia y distribuibles que extraigan la humedad de la atmósfera. DARPA está abierto a varios enfoques, con énfasis en los absorbentes avanzados, que pueden extraer rápidamente el agua del aire ambiente y liberarla con un mínimo de energía. Estos materiales absorbentes ofrecen soluciones potenciales, siempre que puedan ser producidos a la escala necesaria y permanezcan estables durante miles de ciclos de extracción.

Además del desarrollo de nuevos absorbentes, los investigadores del AWE tendrán que diseñar sistemas que optimicen su idoneidad para fuerzas altamente móviles, reduciendo sustancialmente su tamaño, peso y necesidad de energía en comparación con las tecnologías existentes.

“El acceso al agua limpia es de importancia crítica para el combatiente, pero las actuales operaciones de distribución de agua implican numerosos desafíos financieros, de mantenimiento y logísticos”, señaló el Dr. Seth Cohen, director del programa AWE. “Se ha pedido a los ejecutantes seleccionados del programa del AWE que aprovechen el modelado avanzado, la ingeniería innovadora y los métodos de fabricación aditiva en apoyo al programa, lo que a su vez ayudará a mantener la disponibilidad del combatiente y a reducir bajas y costes debidos al transporte de agua y también a mejorar los esfuerzos de ayuda humanitaria y de socorro en caso de desastre”.

El AWE se enfrentará a las necesidades de agua en dos frentes: el expedicionario y el de estabilización. La unidad expedicionaria tratará de proporcionar suficiente agua potable para el combatiente individual, con parámetros de tamaño, peso y potencia (SWaP en siglas inglesas), restringidos por la necesidad de portabilidad y funcionamiento en entornos austeros. El dispositivo de estabilización debería proporcionar las necesidades diarias de bebida de hasta unas 150 personas (es decir, una compañía o una misión humanitaria), con los requisitos de SWaP adaptados a los recursos disponibles para misiones de esa escala.

El equipo del programa AWE está trabajando actualmente con el gobierno y las partes interesadas de la industria, para que actúen como potenciales socios de transición. “Con la ayuda de estos equipos capacitados, estamos seguros de que podremos cumplir los objetivos innovadores delineados para el programa AWE, y ayudar a proporcionar soluciones muy necesarias para los desafíos de suministro y distribución de agua del DoD”, agregó Cohen.

Fte. Defense One

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.