Reino Unido se adentra en el floreciente mercado mundial de la artillería con la actualización del M270A2

El Reino Unido planea adquirir más unidades de lanzadores, en medio de un mercado mundial de artillería en auge, a la vez que actualizará nueve de su flota de MLRS M270 a la versión A2, como parte de una recapitalización en curso de la flota, que también podría duplicar su tamaño desde su número actual de unos 40 sistemas.

Antes del estallido de la guerra entre Ucrania y Rusia tras la invasión del 24 de febrero, es posible que un desarrollo de este tipo no hubiera obtenido la atención que tiene hoy en día, ya que la artillería de largo alcance y las municiones guiadas se consideran quizás la fuerza más dominante en el campo de batalla.

El M270A2 estándar contará con un nuevo motor y una cabina rediseñada, que se configurará de forma muy similar a la de los lanzadores del igualmente conocido Sistema de Cohetes de Artillería de Alta Movilidad M142.

La unidad de lanzamiento del MLRS se compone de un lanzador M270 cargado con 12 cohetes, empaquetados en dos vainas de seis. El lanzador, que está montado en un chasis Bradley alargado, es un sistema de autocarga y autoapuntado.

Sin salir de la cabina cerrada, la tripulación de tres personas (conductor, artillero y jefe de sección) puede disparar hasta 12 cohetes MLRS en menos de 60 segundos.

El fabricante Lockheed Martin, que produce los vehículos lanzadores y las municiones correspondientes, ayudará al Reino Unido en el proceso de las actualizaciones, que se anunciaron a principios de este año como parte de un programa de 32 millones de dólares, que se espera que esté terminado para 2026, aunque el número exacto no se reveló en ese momento.

Lockheed Martin, hablando en la AUSA 2022 en Washington, DC, confirmó a Army Technology que nueve unidades de lanzadores M270 del Reino Unido se actualizarían a la versión A2, aunque declinó decir si el resto de la flota del país también se beneficiaría del proceso.

También se sabe que Reino Unido está buscando formas de aumentar el tamaño de su flota y, al no producirse nuevos vehículos por parte de Lockheed Martin, habría que buscar otros adicionales entre los operadores actuales.

EE.UU. mantiene un importante stock de lanzadores MLRS M270A0 inservibles en su cementerio de Red River, que también fueron usados por el programa propio de actualización de la flota M270 de su Ejército.

Los sistemas de artillería mundiales están en auge

Se prevé que el mercado mundial de sistemas de artillería alcance los 6.800 millones de dólares en 2032, impulsado por el aumento del gasto militar y las plataformas cada vez más avanzadas, según un reciente análisis de GlobalData. Se prevé que el sector crezca a una tasa anual compuesta del 2,7% durante la próxima década.

El nuevo informe de GlobalData, ‘Artillery Systems Market Size and Trend Analysis, Key Programs, Competitive Landscape and Forecast, 2022-2032’, revela que las tendencias clave que impulsarán la demanda de estos sistemas durante la próxima década serán las iniciativas de modernización emprendidas para sustituir sus sistemas de artillería envejecidos.

Los conflictos regionales y la incertidumbre provocada por la guerra en curso en Ucrania son también factores de crecimiento del sector, se reveló.

Rithik Rao, analista asociado del sector aeroespacial y de defensa de GlobalData, declaró: «Los sistemas de artillería se consideran una opción relativamente rentable para satisfacer las necesidades de defensa, debido a su relativa movilidad y a su capacidad para producir altos volúmenes de fuego concentrado y sostenido, con una precisión decente. Su utilidad en los conflictos puede verse en su despliegue en las zonas fronterizas entre India y China y en su uso en el conflicto entre Armenia y Azerbaiyán en 2020 y 2022».

La eficacia de la artillería y de las municiones guiadas de largo alcance para dominar en los campos de Ucrania ha afianzado las decisiones dentro de los programas nacionales de adquisición para invertir fuertemente en dichas capacidades, que pueden servir tanto para un propósito ofensivo como defensivo.

La integración de estos sistemas con la información obtenida de diversas plataformas de inteligencia y vigilancia, sensores y satélites, compartida a través de nodos conectados a la red, aumentará la eficacia y precisión de estas armas. Por ejemplo, el Ejército de Estados Unidos ha desarrollado el Joint Effects Targeting System, que se basa en una tecnología de sensores para transmitir datos de orientación más precisos al mando de la artillería.

Del mismo modo, Reino Unido está mejorando sus versiones del MLRS M270B1 para que puedan tener mayor alcance, hasta 150 km.

Rao concluye: «Las capacidades de alcance ampliado y la incorporación de kits avanzados de control de fuego y guiado de precisión han mejorado la precisión hasta los 10 metros en todas las condiciones meteorológicas. Con la naturaleza cambiante de la guerra y la creciente demanda de armas de precisión para apoyar a las tropas al tiempo que minimizar los daños colaterales, los sistemas de artillería se han convertido en una opción ideal para las fuerzas terrestres y navales.»

Fte. Army Technology