El Ejército británico lleva a cabo con éxito una operación de enjambre de drones en la llanura de Salisbury

Un gran avance tecnológico e innovador para el Ejército británico tuvo lugar recientemente en la llanura de Salisbury, donde se llevó a cabo una demostración de sistemas aéreos no tripulados (UAS) múltiples.

Financiado por el Cuartel General del Ejército, el proyecto de sistemas aéreos no tripulados (nUAS) llevó a cabo una demostración en vivo de múltiples drones, también conocido como enjambre de drones, superando los límites tecnológicos.

El evento también fue pionero en términos de entorno normativo, ya que fue la primera vez que la Military Aviation Authority (Autoridad de Aviación Militar) ha emitido una autorización de este tipo para que un enjambre sea operado por un solo operador, lo que supone un gran logro que se espera que allane el camino para que sistemas como éste entren en servicio.

Dominic Ferrett, Ingeniero Jefe de UAS (DE&S) (FCG) dijo: «Este es un logro importante para el FCG y el Ejército. Hemos demostrado que una sola persona puede pilotar seis drones, lo que reduce la carga de trabajo de los operadores. En el futuro queremos que un operador controle seis, doce, treinta, cuarenta o más drones como parte de un enjambre más integrado. A medida que avancemos en los futuros proyectos del Ejército, buscaremos el trabajo en equipo entre humanos y máquinas, que empezará a incorporar elementos terrestres y aéreos como un sistema combinado».

Esta tecnología será de gran ayuda cuando se extienda a las unidades en el futuro, ayudando al reconocimiento y a la seguridad de zonas y bases específicas».

El teniente coronel Arthur Dawe, oficial al mando de la Unidad de Ensayos y Desarrollo de Infantería (ITDU), declaró: «Trabajamos en colaboración con el Future Capabilities Group (FCG), que forma parte de la estructura Defence Equipment & Support (DE&S). Lo más destacado de este evento es que se está viendo a un operador militar controlar más de un dron al mismo tiempo desde una sola unidad. Esto añade escala y complejidad, ya que cada dron es capaz de realizar una tarea distinta. Se trata de un verdadero amplificador que añade capacidad, protección de la fuerza, inteligencia, vigilancia y reconocimiento. La intención es añadir una capacidad de ataque de precisión; esto no sólo nos ayudará a apuntar, sino también a nuestra capacidad de ataque, haciéndonos más letales a distancia, lo que protegerá a nuestras valiosas fuerzas y personas».

Se emplearon dos sistemas UAS diferentes; el primero fue el Atlas, en el que un operador controla cuatro drones en una tableta mediante la asignación de misiones manuales individuales. El segundo sistema fue el Elbit, en el que un operador dirige seis drones, creando misiones autónomas. Esto significa que el operador puede asignar hasta seis drones de una flota a la misma misión o a varias misiones para completar diferentes tareas. El primer escenario consistía en que varios drones proporcionaran una postura defensiva perimetral las 24 horas del día, con la vigilancia proporcionada por múltiples UAS en un lugar específico y sus alrededores. En el segundo escenario se trabajó con la inteligencia artificial que se comunica con el sistema para planificar las misiones de los UAS, de modo que puedan proporcionar vigilancia e informar al usuario de cualquier punto de interés y seguirlo cuando sea necesario. Estas demostraciones dieron a la comunidad de UAS la oportunidad de compartir conocimientos y experiencias de trabajo. Ayudarán a continuar el trabajo de desarrollo de las capacidades de UAS de la Defensa del Reino Unido en todo el Tri-Servicio.

Fte. Military Leak