WFEL fabricará los MIVs Boxer del Ejército Británico

WFEL fabricará una parte de los 500 nuevos Mechanised Infantry Vehicles (MIV) sobre ruedas Boxer para el Ejército Británico, como parte de un acuerdo de adquisición de vehículos de 2.300 millones de libras firmado por el Ministerio de Defensa el año pasado.

Según el acuerdo, hasta el 60% de los vehículos, por valor, se obtendrán en el Reino Unido, con el trabajo dividido entre WFEL, una subsidiaria británica de Krauss-Maffei Wegmann (KMW), y Rheinmetall BAE Systems Land (RBSL).

Los fabricantes británicos consiguieron el trabajo, después de que el Ministerio de Defensa confirmara el contrato de compra de los vehículos con Artec, una empresa conjunta de Rheinmetall y KMW el año pasado.

La compra inicial de Boxers por parte del Ejército Británico consta de cuatro versiones modulares del vehículo: transporte de personal, ambulancia, vehículo de mando y transporte especializado.

La entrega de los Boxers al Ejército Británico está programada para comenzar en 2023, con los vehículos preparados para trabajar junto con el AJAX de General Dynamics como parte de las recién formadas Stryke Brigades basadas en las de igual nombre del Ejército de Estados Unidos.

El Ejército Británico ha tenido que hacer frente a un largo recorrido en la adquisición del MIV Boxer, ya que inicialmente se incorporó al programa en sus inicios en el decenio de 1990, pero posteriormente se retiró tras el inicio de la guerra de Iraq. El Reino Unido se reincorporó formalmente al programa Boxer en 2018, antes de firmar la compra de los primeros 500 vehículos a finales del año pasado. El Ejército Británico se une así a Alemania, Holanda, Lituania y Australia que ya operaran el vehículo.

El Boxer tiene una vida útil de alrededor de 30 años. Cuenta con un doble casco en V para conseguir mayor protección contra las explosiones. Su diseño es modular, contando con dos secciones: un módulo de conducción y un módulo de carga útil.

El módulo de carga útil puede ser extraído del vehículo y reemplazado en alrededor de una hora mediante una grúa, lo que permite a los comandantes mayor flexibilidad y la posibilidad de poner rápidamente en marcha diferentes capacidades en función de la situación.

Fte. Army Technology

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.