Una guerra EE.UU. China continuaría por tierra

Mobile Protected Firepower“China ha demostrado que no se autolimita en el confrontamiento, por lo que no podemos esperar que se autolimite en el conflicto”, afirmó el General de División Richard Ross Coffman, que dirige la modernización de los vehículos blindados en el Army Futures Command. “Tenemos que ser capaces de luchar sin importar dónde estemos”.

Me dijo que, mientras desarrolla el sustituto del M2 Bradley de la era Reagan, el OMFV (Optionally Manned Fighting Vehicle), estudiará la capacidad de este vehículo para atravesar carreteras y puentes en los países del Indo-Pacífico, así como en Europa del Este.

¿La razón? Como subrayó el General Ross, un tanquista, en un webcast del Center for Strategic and International Studies (CSIS), aunque cualquier conflicto con China podría empezar en el mar o en el aire, no hay garantía de que se quede ahí, y en cualquier batalla terrestre se necesitan vehículos blindados, como demuestra la historia del Pacífico desde Iwo Jima hasta Hue.

Optionally Manned Fighting Vehicle
Concepto de empleo del Optionally Manned Fighting Vehicle

La estrategia de China ha consistido en conseguir la ventaja en todo el mundo, por lo que una guerra que se inicie en el Mar de China Meridional o en las islas Senkaku podría dar lugar a batallas terrestres en lugares tan lejanos como África, donde China tiene una presencia cada vez mayor, dijo Coffman en el evento del CSIS. O, como me dijo después: “China ha demostrado que no se autolimita en la competición en tiempos de paz, por lo que no podemos esperar que se autolimite en un conflicto armado. El lugar y el momento de ese conflicto aún están por determinar, así que tenemos que ser capaces de combatir sin importar dónde estemos”.

Esto nos lleva al Optionally Manned Fighting Vehicle (OFMV), destinado a transportar soldados de infantería con protección de blindaje y a proporcionar fuego de apoyo durante los asaltos a pie. En lugar de exigir un peso máximo concreto, el Ejército pidió a la industria que presentara diseños que pudieran atravesar con seguridad el 80 por ciento de las principales rutas y puentes de los “países que suponen una amenaza”. Eso se había interpretado ampliamente como el significado de Europa del Este, pero ahora, dice Coffman, incluirá también a los países del Indo-Pacífico.

“Los puentes de Europa del Este representan bastante bien muchos lugares del INDOPACOM [Mando Indo-Pacífico]; hay algunos mejores y otros peores”, me dijo Coffman. “El Ejército tiene que examinar y ver… si se observa la región del Indo-Pacífico, ¿tenemos que ser más restrictivos?”.

(El Ejército también está construyendo un tanque ligero llamado Mobile Protected Firepower (MPF), específicamente más fácil de desplegar en terrenos distantes y difíciles que el enorme M1 Abrams. El MPF estaría mejor adaptado al combate en montañas y selvas que el Abrams, y podría proporcionar potencia de fuego pesada para apoyar al OMFV que transporta las tropas).

Tanques en el Pacífico

Es demasiado fácil asumir que la guerra acorazada es un fenómeno europeo y que los blindados no son necesarios en el teatro de operaciones del Pacífico, dijo Coffman en el webcast del CSIS.

Pero, de hecho, la historia del siglo XX está llena de batallas de tanques en lo que ahora se define como INDOPACOM, por ejemplo: los Stuarts ligeros y los Shermans de peso medio estadounidenses superaron sistemáticamente a los tanques japoneses en las islas del Pacífico durante la Segunda Guerra Mundial; también incluye los tanques M48 y los M113 ACAV; transportes de tropas modificados más bien como OMFV, que despejaron los caminos en las tierras altas vietnamitas y lucharon en ciudades como Hue durante la Ofensiva del Tet; cuando Vietnam del Norte conquistó finalmente el sur, envió columnas blindadas, no sólo guerrillas;  India y Pakistán han librado enormes batallas de tanques en sus guerras anteriores, e incluso la India envió tanques ligeros por aire a su frontera del Himalaya para detener una ofensiva china en 1962.

En la actualidad, la propia China cuenta con unos 3.000 carros de combate y 7.000 vehículos de combate de infantería (transportes de tropas armados y blindados como el actual Bradley o el futuro OMFV), señaló Coffman. “China tiene una larga historia de lucha en su periferia terrestre; emplea siempre vehículos blindados”, dijo. “Tenemos que estar allí con blindaje para evitar que los chinos se sitúen en una posición de relativa ventaja”.

Las declaraciones de Coffman se producen en el contexto de la escalada de guerras presupuestarias del Pentágono, ya que la Administración Biden busca frenar el gasto mientras mantiene el enfoque de la era Trump en China como la “amenaza actual.” El Pacífico es un teatro históricamente dominado por la Armada, y la competencia con China se ha enmarcado en gran medida en términos de poder marítimo, aéreo, espacial y cibernético, no de fuerzas terrestres.

Nada menos que el ex jefe del Estado Mayor del Ejército, el general Mark Milley, actual jefe del Estado Mayor Conjunto, predijo una “sangría” presupuestaria en la que se reducirían las fuerzas terrestres en favor de las marítimas y aéreas. Es cierto que China tiene una larga frontera terrestre, pero gran parte de ella es con Rusia, actualmente aliada, y con Corea del Norte, un estado cliente. Y mientras Vietnam y Corea del Sur han librado guerras terrestres con China a lo largo de su historia, aliados de Estados Unidos como Japón, Filipinas y Taiwán están separados de China por el mar.

Sin embargo, la estrategia china de fortificar islas artificiales en el Mar de la China Meridional, y la inversión estadounidense en misiles terrestres, sugieren que cualquier guerra naval implicaría enfrentamientos por las bases insulares. El papel que desempeñarían los vehículos blindados en un conflicto de este tipo, y la parte del presupuesto que deberían recibir, es claramente un tema que el Ejército quiere poner ahora sobre la mesa.

Fte. Breaking Defense

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.