El cañón láser británico “Dragonfire” naval mejora su precisión

DragonfireUn arma láser de barco que se está desarrollando para el Reino Unido está cada vez más cerca de lograr una precisión milimétrica, y todo mediante espejos.

Lanzado en 2017, el programa de láser Dragonfire, liderado por MBDA, alcanzará un hito esta primavera cuando Leonardo, miembro del equipo, entregue la tecnología al grupo para asegurar que el rayo pueda impactar en un objetivo diminuto a kilómetros de distancia.

Mientras que QinetiQ construye el láser de fibra y el contratista principal MBDA se encarga de las capacidades de mando y control y de procesamiento de imágenes, la rama británica de la empresa italiana Leonardo se encarga del llamado director del haz.

“La tecnología del director del haz puede quedar a veces eclipsada por la fuente láser de varios kilovatios del sistema, pero es fundamental para el sistema en su conjunto porque facilita el seguimiento ultrapreciso y la exactitud de la puntería necesaria para generar un efecto de daño”, declaró a Defense News Andrew Sijan, jefe de campañas de puntería avanzada de Leonardo.

“En términos sencillos, el reto de un sistema de una Laser Directed Energy Weapon (LDEW) es conseguir la máxima potencia láser en un punto extremadamente preciso. Esto se debe a que se necesita una densidad de potencia láser extremadamente alta para causar un efecto físico y hay que hacerlo a grandes distancias”, añadió.

La clave del trabajo de Leonardo son los llamados ” Fast Moving Mirrors” (FMM), conocidos en Estados Unidos como Fast Steering Mirrors (FSM), que se encargan de mantener con rapidez y precisión el rayo láser en el objetivo, incluso cuando éste se mueve, el barco que lleva el láser se desplaza y hay interferencias atmosféricas de por medio.

“Para ello, el director del haz está estrechamente coordinado con cámaras de alta resolución y alta velocidad de fotogramas con algoritmos avanzados que proporcionan información al director del haz, de modo que los espejos pueden realizar movimientos extremadamente rápidos y precisos para mantener el haz en el objetivo”, explica Sijan.

El reto ha sido construir espejos que no sean destruidos por un rayo láser diseñado para perforar buques o drones hostiles a kilómetros de distancia.

“Lo hemos resuelto con tecnologías especiales de revestimiento de baja absorción y eligiendo cuidadosamente los materiales utilizados en la construcción de los espejos”, dijo Sijian.

Para poner a punto el director del haz, Leonardo se ha basado en la experiencia adquirida trabajando en su Miysis Directional Infrared Countermeasure system (DIRCM). Diseñadas para ser instaladas en aviones, las torretas DIRCM disparan un láser a los misiles que se acercan para perturbar su óptica de orientación infrarroja.

El haz disparado por Dragonfire será mucho más potente que un DIRCM, que sólo debe deslumbrar, no destruir. MBDA no ha hecho públicos los datos sobre el rendimiento del láser, pero los responsables del programa creen que tiene una potencia y una precisión sin parangón.

Mientras que el seguimiento preciso del objetivo se realizará con espejos, el llamado ” coarse tracking ” se utiliza para orientar el láser hacia el mismo, dijo Sijian.

“Los sistemas LDEW son grandes y el director del haz debe dirigirse a los objetivos muy rápidamente para apuntar el láser en la dirección del objetivo antes de que el seguimiento ultrafino proporcionado por los FMM se haga cargo”, dijo.

El seguimiento grueso implicará probablemente la vinculación del sistema con los sensores de a bordo, incluido el radar.

Mientras Leonardo trabaja en Dragonfire, está reflexionando sobre la forma de incorporar esta tecnología a un avión, concretamente al Tempest, el futuro caza de sexta generación liderado por el Reino Unido en el que la empresa está asociada.

“El LDEW es una tecnología emergente que podría suponer una ventaja operativa para el Tempest”, dijo Kenny McCormick, jefe de Capacidades Electro-Opticas de Leonardo.

“Esto incluye la capacidad de adquirir rápidamente objetivos y dirigir energía altamente enfocada con precisión láser. A diferencia de las armas convencionales, el número de veces que se puede disparar sólo está limitado por la fuente de energía disponible, y no por el tamaño del cargador.”

Y añadió: “Dentro del Equipo Tempest, Leonardo ha estado trabajando estrechamente con BAE Systems y MBDA para evaluar la viabilidad de una capacidad LDEW aerotransportada”.

Dijo: “Esto se basará en el aprendizaje generado bajo el programa de demostración de tecnología Dragonfire”.

¿El reto? “Reducir el tamaño, el peso y la potencia (SWaP) de un sistema LDEW para su uso en el ámbito aéreo”, añadió.

Fte. C4ISRNET

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.