Rusia planea la construcción de un “Ekranoplano” gigante

Rusia está planeando un nuevo Ekranoplano, para apoyar sus operaciones en el Ártico. El avión / barco, apodado “Monstruo del Ártico” por la agencia de noticias rusa Izvestia, pesará nada que 600 toneladas, lo que le convierte en uno de los “aviones” más grandes jamás construidos.

Debido al calentamiento global, el Ártico se está convirtiendo en un foco de actividad política y económica. El calentamiento de las aguas no solo ha creado nuevas rutas para el transporte, sino que también puede desbloquear recursos naturales previamente ocultos.

Rusia, con gran parte de su territorio al Norte del Círculo Polar Ártico, es uno de los países más orientados al Polo Norte del mundo. Muchas de las bases militares del país están ubicadas en regiones árticas, y el país se está configurando aún más para proteger el territorio que reclama, que incluye el Polo Norte.

Las bases árticas son difíciles de mantener, debido a que existen pocas carreteras que las conecten y a un clima peligroso e impredecible. Rusia cree que ha encontrado la respuesta en los aviones con efecto terrestre, o lo que llama ekranoplanos. Los vehículos con efecto de tierra (GEV) aprovechan el hecho de que cuanto más se acerca su ala al suelo, más eficiente se vuelven.

La mayoría de los vehículos alados suelen permanecer lejos del suelo, con excepción de los momentos de despegue y aterrizaje, pero los GEV están diseñados para volar justo sobre una superficie plana, como el océano, para transportar personas y carga a grandes distancias.

Los GEV pueden viajar hasta quince veces más rápido que un barco sobre el agua, y no tienen que preocuparse por los campos de minas ni los torpedos. Según Izvestia, la oficina rusa Alekseyev Design Bureau está diseñando un prototipo de ekranoplano de 600 toneladas para el suministro a las bases de los océanos Ártico y Pacífico. El vehículo, llamado tentativamente “Rescatador”, tendrá 305 pies de largo y una envergadura de 232 pies. Su velocidad máxima sería 341 millas por hora y podrá transportar hasta 500 personas a la vez.

Alekseyev ha sido el responsable de la construcción de varios GEV en la Unión Soviética, incluidos los GEV Lun y Orlenok. El Lun de 400 toneladas, con seis motores y media docena de lanzadores de misiles anti buque, se consideraba una visión tan extraña que supuestamente fue apodado el “Monstruo del Mar Caspio” cuando fue detectado por la inteligencia occidental. El Orlenok de 150 toneladas fue operado por la Armada Soviética y podía transportar 150 personas.

No está claro si el “Rescatador, que Izvestia ha denominado “Monstruo Ártico”, llevará armas, ya que se pueden considerar más importantes la eficiencia aerodinámica y el aumento resultante en el alcance, que la capacidad de hacer fuego, y cualquier vehículo que transporte 500 soldados o infantes de marina rusos probablemente debería tomar medidas evasivas en lugar de entrar en combate.

Si el diseño tuviera éxito, podríamos ver una variante armada: después de todo, el Lun estaba equipado con seis misiles anti buque supersónicos P-270 Moskit para atacar buques de guerra enemigos.

El “Rescatador” volará en el período 2022-2023 y realizará una prueba de vuelo operativa final en 2025. El vehículo también operará en el Pacífico, probablemente realizando transportando personal y equipos a bases aisladas en el Lejano Oriente ruso, en particular a la isla Sakhalin, las Islas Kuriles, la Península de Kamchatka y otros puestos avanzados a lo largo del Mar de Ojotsk.

Ekranoplano: vehículo parecido a un avión, aunque casi nunca sale de la influencia del efecto suelo (a pocos metros de altitud), donde vuela sobre un colchón de aire de manera similar a como lo haría un aerodeslizador. Su nombre es una derivación de la denominación que recibe en ruso el efecto suelo: ecranniy effect

Fte.: Popular Mechanics