Equipos de protección cibernética en el campo de batalla

El Cuerpo de Marines marcó un hito a principios de este año, cuando desplegó un equipo de protección cibernética, el primero de su clase, en Medio Oriente en apoyo de las tropas, reforzando sus comunicaciones y solucionando sus vulnerabilidades ante una gama creciente de ciber amenazas.

El equipo se desplegó en febrero de 2016, según un informe reciente del Special Purpose Marine Air-Ground Task Force Crisis Response-Central Command. Entre otras cosas, ayudó a la unidad a establecer una conexión VPN segura, para que los marines que operan en la región pudieran comunicarse de forma segura y acceder a los recursos.

La decisión de enviar el equipo llegó porque todas las unidades han puesto el foco en la seguridad cibernética en un ambiente de múltiples amenazas, desde ataques a la red a infiltraciones de datos, originadas por el Estado Islámico en Irak y Siria, hasta piratas informáticos en pequeña escala en busca de un éxito.

“Las diferentes amenazas conforman todo el espectro, desde el pirata informático local que podría tener acceso a un punto de acceso WiFi, que uno de nuestros marines esté usando en al-Jaber [Kuwait], hasta adversarios potencialmente de nuestro mismo nivel en el Teatro, que dirigen ataques específicos contra nosotros “, dijo el mayor Josh Nunn, oficial de comunicaciones de la fuerza especial.

Entre los métodos utilizados por el equipo para evaluar las vulnerabilidades, dijo Nunn, se encontraba una campaña de “spear phishing” propio, organizada con conocimiento del Mando, para demostrar la forma en la que nuestros adversarios pueden intentar robarnos información.

El spear phishing utiliza correos electrónicos fraudulentos o comunicaciones electrónicas para obtener datos de un usuario o para instalar malware en una computadora sin que el usuario lo sepa. “Y ese fue uno de los beneficios del equipo de ciber protección, que pudieron emular estas amenazas y darnos una verdadera lección aprendida y algo de conocimiento sobre qué tipos de ataques podría usar nuestro adversario “, dijo Nunn.

Además de ayudar a la task force a establecer el marco de una  VPN y corregir las vulnerabilidades existentes, supervisó los esfuerzos de la unidad para establecer una célula especial de tres miembros, que sirviera como una organización cibernética defensiva orgánica, dijo el coronel William Vivian, comandante de la fuerza de tarea .

Esa célula orgánica pudo continuar con muchas de las mejores prácticas que impartió el equipo visitante y desarrollar conocimiento cibernético en la unidad.

Para el Cuerpo de Marines, que organizó su mando cibernético en 2009, este ha sido el primero de los despliegues en apoyo de las tropas en el Teatro, dijo Brig. Gen. Lori Reynolds, comandante del Comando del Ciberespacio de las Fuerzas Marinas.

“Creo que nos vamos a encontrar con que no tendremos la capacidad suficiente,  como para poder salir y hacer lo que queremos hacer, que es salir y apoyar al combatiente de vanguardia “, dijo a Military.com.

“Realmente es una cuestión de saber dónde está la amenaza, dónde está la vulnerabilidad, y estar ahí”.

Fte.: Defense Tech