Polonia adquiere 96 AH-64E Apache, mientras continúan los gastos de modernización de sus Fuerza Armadas

Varsovia había anunciado contratos por valor de 1.400 millones de dólares durante la feria MSPO, incluso antes del anuncio sorpresa de la compra de los heliópteros Apache.

El anuncio sorpresa de que Polonia comprará 96 helicópteros AH-64E Apache encabezó la 30ª Exposición Internacional de la Industria de Defensa (MSPO), pero no fue ni mucho menos el único acuerdo anunciado durante la conferencia.

En total, Varsovia, que ya se encuentra en pleno proceso de modernización militar, anunció contratos por valor de 1.400 millones de dólares, incluso sin que se conozca el precio final del Apache, que probablemente sea elevado.

Los anuncios de esta semana son la continuación de un importante conjuto de gastos por parte de Varsovia, a raíz de la invasión rusa de Ucrania. A finales de julio, Polonia firmó un trío de acuerdos con Corea del Sur que suman una inversión de aproximadamente 14.500 millones de dólares en nuevas capacidades, que cubren la compra de 1.000 tanques K2, 672 obuses autopropulsados K9 y 48 aviones de combate ligeros FA-50. Y en mayo, Polonia avanzó en la inversión de nuevas capacidades HIMARS y Patriot.

El acuerdo sobre los Apache fue la mayor sorpresa. Cuando el Primer Ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, realizó una visita inesperada a Kielce el tercer día de la MSPO, los medios de comunicación empezaron a especular con que anunciaría la compra de un nuevo helicóptero de ataque en el marco del programa Kruk, un esfuerzo que se esperaba que abarcara 32 helicópteros. En lugar de ello, la noticia provino del Viceprimer Ministro y Ministro de Defensa Nacional de Polonia, Mariusz Błaszczak, que se encontraba en Alemania para reunirse con el Grupo de Contacto sobre Ucrania, dirigido por el Secretario de Defensa estadounidense Lloyd Austin.

Błaszczak anunció en Twitter que Boeing había ganado el concurso de Kruk y que, en lugar de 32 helicópteros para dos escuadrones como se esperaba, Polonia estaba interesada en 96 helicópteros, es decir, seis escuadrones. Aunque no se ha anunciado el importe en dólares, es de esperar que sea caro. Como comparación aproximada, los planes de Australia de comprar 29 helicópteros AH-64E, anunciados en mayo, tenían un precio de 3.800 millones de dólares.

Aunque Boeing sabía que estaba en la competición, no quedó claro si los ejecutivos sabían que iban a ganar. Adam Hodges, jefe del equipo de captación de ventas internacionales de elevación vertical de Boeing Defense, Space & Security, dijo a los periodistas el martes que la empresa ofrecía a Polonia «el AH-64EV6, con capacidad MUM-T, pero el nivel de interoperabilidad se detallará en base a las conversaciones de gobierno a gobierno, y dependerá de los requisitos del cliente y del Gobierno de los Estados Unidos». Hodges añadió que Boeing está en conversaciones con varias empresas polacas para realizar el mantenimiento local.

Según el comunicado de prensa de Boeing tras el anuncio de Błaszczak, «la selección de un Apache refuerza los lazos militares entre Estados Unidos y Polonia al mejorar la interoperabilidad y la cooperación entre Polonia, el Ejército de Estados Unidos y las naciones de la OTAN. Durante el proceso de adquisición, Boeing estableció importantes asociaciones de cooperación entre el gobierno y la industria polacos. Nuestra asociación con el Grupo de Armamento Polaco, en particular, continuará expandiéndose a medida que implementamos los esfuerzos de entrenamiento y sostenimiento con la industria local».

Se cree que todos los Apaches de Polonia serán de nueva fabricación, ya que como declaró Hodges «no hay ningún Apache [en el cementerio], y en Mesa producimos entre 80 y 100 aviones al año». Añadió que el «único problema potencial podría ser sólo la cadena de suministro global» en el futuro.

Obuses, camiones y otros equipos nuevos

Como parte de la inauguración de la feria del lunes, Błaszczak aprobó un contrato para el suministro de obuses autopropulsados AHS Krab de 155 mm, producidos en el país por Huta Stalowa Wola con vehículos para el módulo de fuego Regina a nivel de empresa. El acuerdo entre la Agencia de Armamento MND de Polonia y Huta Stalowa Wola fue aprobado en presencia del Presidente Andrzej Duda, Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas de Polonia.

«He aprobado otro contrato, que es un pedido de 48 obuses Krab y 36 vehículos. El valor del contrato supera los 3.800 millones de zlotys (800 millones de dólares)», dijo Błaszczak. El contrato original para el primer tramo de Krabs de Polonia fue en 2016.

Como señaló «el potencial de Polonia, el potencial de Huta Stalowa Wola se aprovecha al máximo y va en aumento y se amplía, como ejemplifica este contrato o el contrato firmado entre HSW y PGZ con Ucrania para el suministro de obuses Krab.

«Siempre subrayo que, siempre que podemos, encargamos equipos militares en la industria de defensa polaca, como los obuses Krab, que demostraron su eficacia durante la guerra y son un arma importante en manos de los ucranianos, un arma eficaz en la defensa de Ucrania», declaró Błaszczak.

Al día siguiente, el martes 6 de septiembre, Błaszczak firmó otros contratos de adquisición de equipos y armas para el Ejército polaco, por un valor aproximado de 3.000 millones de zlotys (630 millones de dólares). Ese paquete incluye nuevos Rosomak AWR (vehículos de reconocimiento de artillería) para los módulos de fuego Rak a nivel de compañía; refugio de comunicación y transmisión digital AŁC-T; cabinas de mando y control para el sistema Wisła (Patriot) – fase 1; camiones JELCZ 442.2 y 662.D43; equipos optoelectrónicos individuales; y la realización de los trabajos de desarrollo del vehículo no tripulado de búsqueda y ataque Gladius-2.

«Seguimos el principio de encargar armas fabricadas por la industria de defensa polaca. Invertimos en la industria de defensa polaca, creamos oportunidades de producción y aumentamos el potencial de producción», dijo Błaszczak durante el anuncio. «Estamos profundamente convencidos de que con la fuerza de la industria de defensa polaca podemos asegurar una posición fuerte de nuestras fuerzas armadas».

«No todos los tipos de armas se producen en Polonia, por lo que buscamos la cooperación con otros socios. Siempre que establecemos esa cooperación, hablamos del potencial intelectual de la industria de defensa polaca. Ofrecemos utilizar este potencial en una situación en la que los beneficios sean mutuos. Un beneficio fundamental es el hecho de que el ejército polaco esté dotado de armas modernas. La ventaja inmediata es que Polonia está segura. Quiero asegurarles que continuaremos con estos esfuerzos», subrayó Błaszczak.

Fte. Breaking Defense