La Flota Phoenix de la OTAN consigue la IOC

RQ-4D PhoenixLa flota de la OTAN de cinco aviones sin tripular Northrop Grumman RQ-4D Phoenix de alta altitud y larga autonomía (HALE RPA) está lista para comenzar sus operaciones iniciales. El anuncio lo hizo el 15 de febrero el Comandante Supremo Aliado en Europa (SACEUR) de la OTAN, el general Tod Wolters, en la sede de SHAPE de la organización en Mons (Bélgica).

“La declaración de la Capacidad Operativa Inicial (IOC Initial Operational Capability) constituye un hito importante para la Alliance Ground Surveillance [AGS] Force de la OTAN y para la Alianza en su conjunto”, declaró el General de División Phillip Stewart, SHAPE Strategic Employment Directorate Commander. “Esta capacidad multinacional única, unida a un equipo de especialistas aliados que procesan, evalúan y distribuyen la inteligencia, proporciona a los responsables de la toma de decisiones de la OTAN información oportuna y relevante”.

Aunque los planes originales preveían la adquisición de ocho RQ-4 RPA para el programa AGS, en mayo de 2012 se encargaron cinco con financiación de 15 de los miembros de la alianza. Northrop Grumman es el contratista principal, pero está asociado con empresas de los países financiadores, como Leonardo (Italia), Airbus (Alemania) y Kongsberg (Noruega).

La versión del RQ-4D Phoenix para la OTAN se basa en el RQ-4B Block 40 de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos, y su sensor principal es el Northop Grumman Multi-Platform Radar Technology Insertion Program (MP-RTIP), que se probó inicialmente en el banco de pruebas tripulado Scaled Composites Proteus.

El radar es del tipo AESA, desarrollado a partir del radar APY-8 que lleva el Boeing E-8 JSTARS. Funciona en los modos de indicación de objetivos móviles de área amplia, indicación de objetivos fijos y radar de apertura sintética para proporcionar una imagen de área amplia de los vehículos terrestres y las posiciones para los requisitos de inteligencia, mando y control del campo de batalla y objetivos.

El primer vuelo del RQ-4D se inició en diciembre de 2015 y, tras las pruebas en Estados Unidos, Northrop Grumman entregó el primer Phoenix a la base principal de operaciones de Sigonella, cerca de Catania, en la isla italiana de Sicilia, en noviembre de 2019. El quinto y último llegó un año después. La primera misión volada por una tripulación de la Fuerza AGS de la OTAN (NAGSF) se llevó a cabo el 4 de junio de 2020.

La inteligencia que recogen los RPAs Phoenix está disponible para las 30 naciones miembros de la OTAN. Alemania e Italia, junto con Estados Unidos, han sido los principales impulsores de la creación de la NAGSF. Los RPA han sido certificados en Italia y se les han asignado números de serie de la Fuerza Aérea italiana.

La Alliance Ground Surveillance (AGS) es un programa de la OTAN para adquirir una capacidad de vigilancia terrestre aerotransportada ( el Multi-Platform) Radar Technology Insertion Program en el Northrop Grumman RQ-4 Global Hawk).

De forma similar a lo que ocurre con la capacidad de transporte aéreo estratégico, el programa está dirigido por 15 Estados miembros de la OTAN: Bulgaria, República Checa, Dinamarca, Estonia, Alemania, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Noruega, Polonia, Rumanía, Eslovaquia, Eslovenia y Estados Unidos.

Fte. AINonline

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.