Empleo de láseres para envío de datos del espacio a drones

predator bSe trata de la primera vez que se realiza un experimento de este tipo, en el que investigadores militares intentarán enlazar drones con satélites a través de la luz.

A principios del próximo año, la Space Development Agency (SDA) estadounidense probará si los satélites de órbita terrestre baja pueden comunicarse con un dron MQ-9 Reaper a través de enlaces ópticos, o láseres.

Si el experimento tuviera éxito, allanará el camino hacia un nuevo medio de comunicación, menos pirateable, entre drones, aviones, otras armas y comandantes y operadores a distancia.

“En unos días, lanzaremos varios satélites. Dos de ellos son de General Atomics [fabricante del MQ-9] para efectuar la conductividad láser en el espacio”, dijo Derek Tournear, jefe de la  SDA. ” Posteriormente, esos satélites también podrán realizar la conductividad láser directamente a una plataforma MQ-9″.

La comunicación por satélite con drones, barcos y otros activos a través de la radiofrecuencia tiene décadas de antigüedad. Fue útil en lugares como Irak y Afganistán, donde Estados Unidos no se enfrentaba a adversarios con complejas defensas aéreas ni con la capacidad de interferir las señales de radio de los drones.

Pero ahora que los militares se preparan para una posible contienda contra adversarios de mucha más alta tecnología, las señales de radio del espacio presentan una vulnerabilidad.

“Con la radiofrecuencia se puede interferir… simplemente emitiendo gran cantidad de potencia en el suelo y sobrecargando el receptor”, dijo Tournear. “Con la óptica, con la luz, es completamente diferente porque… esencialmente tienes una banda muy estrecha… Así que si quieres interferir esa señal tienes que conseguir un láser de luz que brille directamente en ese telescopio, por lo que es extremadamente difícil de hacer. No es técnicamente posible hacerlo en una zona amplia. Así que esa es una gran ventaja”.

Además, según Tournear, la comunicación óptica también presenta una gran ventaja sobre la radio en cuanto a la cantidad de datos que puede transferir y la potencia que necesita.

“Es muy difícil asegurarse el suficiente ancho de banda por [radiofrecuencia]. Se necesita una cantidad increíble de energía”, dijo Tournear. Cuanto más baja sea la frecuencia en el espectro radioeléctrico, mayor será la potencia necesaria para emitir la señal con el fin de obtener la misma cantidad de ancho de banda”.

Además, el espectro está cada vez más saturado, ya que las empresas de telecomunicaciones están ansiosas por hacerse con todo lo que puedan, sobre todo porque los consumidores exigen una mayor disponibilidad de datos en los dispositivos móviles.

“También hay problemas de licencias [con la radiofrecuencia]. Es fácil que se produzcan interferencias entre un montón de canales diferentes si se empieza a intentar hacer muchas comunicaciones de banda ancha con radiofrecuencia, así que eso también limita”, dijo.

Estos problemas no existen con la comunicación láser, que podría proporcionar “una red de comunicación de gran ancho de banda, baja latencia y baja probabilidad de interferencias para poder bajar a cualquier plataforma, ya sea en la superficie terrestre, en un barco o en el aire.

Fte. Defense One