Una nueva era para las pruebas y la simulación en el ámbito de la defensa gracias a los sensores

SimulacionLos rápidos avances de la tecnología de sensores y las arquitecturas de código abierto proporcionan nuevas oportunidades para las pruebas y la simulación, mucho más amplias y realistas que nunca. La llegada de estas innovaciones es oportuna, y necesaria, para hacer frente a los entornos cada vez más adversos en los teatros de operaciones y, hoy en día, en el esto puede significar casi cualquier lugar y en cualquier momento, dependiendo del tipo y el alcance de las amenazas asimétricas.

Las nuevas tecnologías han abierto caminos para disponer de opciones más ágiles, flexibles y rentables para garantizar la seguridad y el éxito de las misiones. Actualmente se están desarrollando, probando y desplegando sensores auxiliares a gran escala.

El Departamento de Defensa ya ha dado pasos firmes para avanzar en la evaluación y el uso de sensores como parte de los nuevos sistemas, por lo que los sistemas de prueba y simulación deben evolucionar a la par para poder apoyarlos eficazmente. El Army Open Innovation Lab, por ejemplo, se creó para que la industria pudiera demostrar sus capacidades e integrar sus nuevos productos y servicios con los estándares de arquitectura abierta del Ejército.

El Departamento de Defensa está colaborando con socios industriales para proporcionar nuevos sensores, aplicaciones y métodos de implementación que se convertirán en los nuevos estándares en los que se basará la próxima generación de sistemas. A medida que gobierno e industria avanzan, hay varias áreas clave de funcionalidad que la próxima generación de pruebas y simulación tendrá que abordar:

  • Sistemas multisensoriales. Con el rápido desarrollo y despliegue de nuevas tecnologías de sensores en vehículos y equipos, terrestres y aéreos, es fundamental probar, simular y evaluar eficazmente el funcionamiento de los sensores en entornos reales.
  • Modularidad. Los recursos de prueba y simulación modulares proporcionan una implementación “plug and play” ágil y flexible que reducirá los tiempos de prueba y validación, permitiendo que las tecnologías novedosas se pongan en marcha más rápidamente.
  • Sistemas abiertos. La arquitectura abierta y los enfoques de código abierto aportan mayor flexibilidad, velocidad y rentabilidad, al tiempo que crean nuevas áreas que los sistemas de pruebas y simulación deberán tener en cuenta para mantener una réplica eficaz de los entornos del mundo real y la precisión de los resultados.
  • Ciberseguridad. Los dispositivos y sistemas del DOD ya siguen la Defense Information Systems Agency’s Risk Management Framework Security Technical Implementation Guide. Contar con sistemas de prueba que también cumplan los requisitos de ciberseguridad del Departamento de Defensa reduce el tiempo de inactividad operativa y los costes de implementación.

A medida que avanzan los futuros sistemas con componentes multisensoriales, funcionalidades plug-in y recursos de código abierto, los nuevos enfoques de simulación y pruebas deben adaptarse a estas nuevas características.

Lo ideal es que gobierno e industria colaboren estrechamente para proporcionar soluciones innovadoras de simulación y pruebas que se ajusten a las últimas innovaciones. Estos sistemas deben ser interoperables, estar protegidos contra diversas amenazas y cumplir la misión sin interrupciones.

Para hacerlo de forma rápida y rentable, será imprescindible que los nuevos sistemas de sensores sigan un nuevo estándar común de pruebas y simulación. Un enfoque de pruebas independiente eliminará los problemas de tiempo y presupuesto que pueden surgir de los escenarios de pruebas puntuales. El gobierno y la industria deben unirse para crear estándares de manera que los nuevos sensores, que utilizan una arquitectura abierta y sistemas modulares y seguros, puedan ser construidos.

Fte. Defense Systems