Tercera prueba del Advance Battle Management System (ABMS)

El ABMS es una especie de internet militar que se está desarrollando para conectar una amplia gama de aviones, equipos y soldados. La USAF pretende emplear la red para coordinar operaciones conjuntas rápidas con la Fuerza Espacial, la Marina, el Cuerpo de Marines y el Ejército.

El ABMS es el programa de desarrollo tecnológico de la Fuerza Aérea diseñado para apoyar la creación de una red de Mando y Control Conjunto en todos los dominios (Joint All-Domain Command and Control – JADC2) para permitir dirigir la guerra futura centrada en la información en los dominios aéreo, terrestre, marítimo, espacial y ciberespacial.

Recientemente, el Jefe de las Fuerzas Aéreas del Pacífico (PACAF) quedó impresionado con las posibilidades del Advance Battle Management System (ABSM), durante la demostración que tuvo lugar en septiembre, como una herramienta de seguimiento en tiempo real, que le permitió ver actualizaciones detalladas de la situación de todas las bases aéreas estadounidenses en la región de Asia y el Pacífico.

El experimento del ABMS se llevó a cabo del 15 al 25 de septiembre en conjunto con el ejercicio Valiant Shield del U.S. Indo-Pacific Command.

Aunque se mostraron varias tecnologías prometedoras, el jefe del PACAF, general Kenneth Wilsbach, dijo que estaba entusiasmado con una herramienta que daba a los comandantes una vista de pájaro en cada instalación de la Fuerza Aérea, permitiéndoles tomar decisiones más rápidamente, incluso cuando las bases estaban bajo fuego simulado durante el juego de guerra.

“Si la pista de aterrizaje hubiera sido dañada por un ataque recientemente, se sabría cuánto tiempo pasaría hasta que fuera reparada”, dijo.

El sistema también podría mostrar del daño causado a una base, qué salidas se retrasarían como resultado del ataque, ayudar a detallar dónde se podrían desviar con seguridad los vuelos que lleguen y presentar información sobre el clima, el nivel de municiones existente y el suministro de combustible en cada instalación.

Todos estos datos se introducen en un nodo central, en este caso, en el centro de operaciones aéreas de la Base Conjunta Pearl Harbor-Hickam en Hawai.

” Se trata de tal gran cantidad de detalles, que proporcionan a los mandos de alto nivel una idea bastante completa de con qué se están enfrentando en un momento dado. … Y la facilidad de uso, eso es lo importante”, dijo Wilsbach. “Fue realmente muy fácil de usar. Lo entendimos, casi sin entrenamiento, lo abrimos en nuestros sistemas y comenzó a funcionar”.

La tercera demostración del ABMS marcó la primera vez que el sistema lo probaba un mando de combate situado fuera de Estados Unidos.

Según una declaración de un portavoz de la Fuerza Aérea, el capitán Clay Lancaster, el omniaONE, el edgeONE y el commandONE fueron las principales tecnologías probadas por la Fuerza Aérea. Juntos, los tres productos presentan una imagen unificada del campo de batalla, crean un entorno de nubes expedicionarias y envían comandos de máquina a máquina a los sensores del IndoPacific Command.

También durante la demostración, aviones cisterna KC-46 de la Fuerza Aérea acogieron a equipos de gestores de batalla que tomaron decisiones sobre la marcha, sobre cómo se podían emplear los activos para resolver los problemas que surgían en el campo de batalla.

“Usando gerentes de batalla multidominio a bordo del KC-46, probamos la capacidad de controlar los activos aéreos al límite y el movimiento de las fuerzas en un ambiente austero de manera ágil”, dijo Lancaster.

A pesar de algunos éxitos, Wilsbach dijo que se necesita más experimentación antes de que cualquiera de las tecnologías demostradas durante el experimento de ABMS sean utilizadas por las Fuerzas Aéreas del Pacífico.

“Diría que no hay nada en el ABMS que esté listo para funcionar ahora mismo”, dijo. “Pero hay partes que me gustan mucho, mucho”.

Fte. C4ISRNET

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.