Tempest: El caza británico de sexta generación que podría cambiarlo todo

El programa Tempest podría ser un creador de empleo para Reino Unido, los programas militares son un gran negocio, hasta el punto de que muchos legisladores sostienen que sigue existiendo una mentalidad de «complejo militar-industrial». Sin embargo, a lo largo de la historia de la humanidad, las armas han creado puestos de trabajo, y eso es un hecho que sigue siendo cierto hoy en día. Cuanto más avanzado sea el programa, más puestos de trabajo podrá crear.

Tal es ciertamente el caso del Lockheed Martin F-35 Lightning II, que, según se informa, ha creado más de 254.000 puestos de trabajo indirectos y no indirectos. Además, el programa tiene un impacto económico anual de unos 65.000 millones de dólares y en él participan unos 1.650 proveedores de alta tecnología y 1.000 pequeñas empresas.

Aunque es posible que Reino Unido no vea un impulso tan significativo para la economía de su Future Combat Air System (FCAS), Tempest, y no hay que confundirlo con el programa dirigido por Francia, Alemania y España, también conocido como FCAS, el programa de cazas furtivos de sexta generación ya está creando nuevos puestos de trabajo. Este mes, el contratista principal, BAE Systems, ha lanzado una campaña de contratación para encontrar 1.000 ingenieros que desarrollen un nuevo avión de combate.

El gigante de la defensa aeroespacial está contratando a ingenieros, fabricantes, especialistas en software y otras profesiones diversas. El grueso de estas nuevas contrataciones se realizará en Warton y Samlesbury (Lancashire), así como en Brough (East Yorkshire) y Prestwick (South Ayrshire).

Los reclutados trabajarán en el proyecto «único en la vida» del Tempest, así como en el lote actual de aviones Typhoon y en otros productos futuros», dijo Cliff Robson, director general de negocios de BAE Air.

Robson, que empezó como ingeniero de BAE hace 39 años, dijo que el Tempest podría desempeñar un papel vital en las ambiciones de Gran Bretaña de conservar su poderío militar.

«Sin el Tempest, perdemos la capacidad soberana en términos de aviones militares y reactores rápidos, que es esencial si se quiere la seguridad y la defensa del país», dijo Robson al Lancashire Telegraph. «Gran Bretaña debe asegurarse de estar preparada para cualquier conflicto, incluso en su propio territorio, después de que la invasión rusa de Ucrania ‘reavivara’ las tensiones militares».

Tempest como generador de empleo

El Tempest fue presentado por primera vez por el Ministerio de Defensa británico hace cuatro años, en julio de 2018 que, en ese momento, anunció que gastaría 2.000 millones de libras para desarrollar la aeronave hasta 2025. El objetivo del programa ha sido entregar un sistema capaz, flexible y asequible para mediados de la década de 2030, proporcionando beneficios militares, económicos e industriales al Reino Unido, así como a sus socios internacionales del programa.

Los partidarios del programa han citado la creación de puestos de trabajo que podría generar el programa Tempest.

Actualmente, unos 2.500 profesionales cualificados trabajan en el programa FCAS en todo el Reino Unido y es probable que esa cifra aumente a medida que avance el desarrollo. Entre los socios del equipo Tempest se encuentran BAE Systems, Rolls-Royce, Leonardo UK y MDBA UK.

«Nunca ha habido un momento más interesante y provechoso para participar en esta industria, ya que estamos rediseñando el modo en que operarán las fuerzas aéreas del mundo durante generaciones», declaró el Director de Tecnología Aérea y Fabricación de BAE Systems, Dave Holmes.

«El anuncio de nuestro demostrador volante FCAS es el punto de partida de un impulso hacia la creación de las tecnologías que marcarán una verdadera diferencia en nuestra defensa y seguridad nacional, protegiendo a quienes nos protegen», añadió Holmes. «Pero ese programa es sólo uno de los muchos programas similares en los que necesitamos ingenieros para trabajar, como el desarrollo de la próxima generación de capacidades del Typhoon o la ingeniería de cómo se entrenarán los pilotos en el futuro. No sólo necesitamos ingenieros, sino también fabricantes y todas las personas que desempeñan funciones de apoyo y que hacen posible un programa como éste».

El Ministerio de Defensa británico tiene previsto que el Tempest FCAS se fabrique en cantidades significativas para 2035, lo que podría permitir que el avión de sexta generación asuma el papel que actualmente desempeña el Eurofighter Typhoon.

Fte. 19fortyfive (Peter Suciu)

Peter Suciu, redactor jefe de 1945, es un escritor  ha colaborado en más de cuatro docenas de revistas, periódicos y sitios web con más de 3.000 artículos publicados a lo largo de sus veinte años de carrera periodística. Peter Suciu, redactor jefe de 1945, es un escritor afincado en Michigan que ha colaborado en más de cuatro docenas de revistas, periódicos y sitios web con más de 3.000 artículos publicados a lo largo de sus veinte años de carrera periodística. Escribe habitualmente sobre mate, historia de las armas de fuego, ciberseguridad y asuntos internacionales. Peter también es escritor colaborador de Forbes. Puede seguirlo en Twitter: @PeterSuciu.