Se necesita una respuesta global para contrarrestar las crecientes amenazas a la seguridad en el mar

seguridad marA pesar de la disminución general del tráfico marítimo debido a la pandemia de la COVID-19, la piratería y el robo a mano armada de buques aumentaron casi un 20% durante el primer semestre del año pasado, declaró el lunes ante el Consejo de Seguridad una alta funcionaria de la ONU.

En un debate de alto nivel sobre la mejora de la seguridad de la gente de mar, Maria Luiza Ribeiro Viotti, Jefa de Gabinete del Secretario General de la ONU, destacó la necesidad de una mayor cooperación internacional.

Los incidentes en Asia casi se han duplicado, siendo África Occidental, el Estrecho de Malaca y Singapur, y el Mar de China Meridional, las zonas más afectadas, dijo.

Los niveles de inseguridad “sin precedentes” en el Golfo de Guinea, y más recientemente en el Golfo Pérsico y el Mar Arábigo, fueron también especialmente preocupantes.

Amenazas cada vez más interconectadas

“La inseguridad marítima también está agravando la amenaza terrorista que está surgiendo en el Sahel”, dijo Viotti a los embajadores.

“Estas amenazas crecientes e interconectadas exigen una respuesta verdaderamente global e integrada. Una respuesta que aborde directamente estos retos, así como sus causas fundamentales, entre las que se encuentran la pobreza, la falta de medios de vida alternativos, la inseguridad y la debilidad de las estructuras de gobierno.”

La seguridad marítima también se ve socavada por los desafíos en torno a las fronteras y las rutas de navegación disputadas, y el agotamiento de los recursos naturales por la pesca ilegal o no declarada, añadió Viotti.

Dijo que la reunión, celebrada por videoconferencia, era una oportunidad para seguir avanzando en la acción mundial sobre un tema vital pero complejo, ya que todos los países se ven afectados, ya sean costeros o sin litoral.

Un patrimonio mundial compartido

El debate abierto fue organizado por India, que ostenta este mes la presidencia rotatoria del Consejo de Seguridad.

Para el Primer Ministro del país, Narendra Modi, los océanos son “nuestro bien común global” y la “línea de vida” del comercio internacional.  La ONU calcula que más de 3.000 millones de personas en todo el mundo, principalmente en los países en desarrollo, dependen del océano para su sustento y bienestar.

“Sin embargo, hoy en día este patrimonio marítimo común se enfrenta a varios tipos de amenazas”, dijo el Sr. Modi. “Las rutas marítimas están siendo usadas indebidamente para la piratería y el terrorismo. Hay disputas marítimas entre varios países. Y el cambio climático y las catástrofes naturales son también desafíos para el ámbito marítimo.”

Del compromiso a la acción

Viotti destacó los instrumentos jurídicos que defienden la seguridad marítima, como la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar.

“Pero este marco sólo es tan fuerte como el compromiso de los países con la aplicación plena y efectiva”, subrayó. “Tenemos que traducir el compromiso en acción”.

La ONU ha acogido con satisfacción las medidas adoptadas por la comunidad internacional para reforzar la cooperación en materia de seguridad marítima.  La Organización también apoya las iniciativas regionales, como la lucha contra la piratería frente a las costas de Somalia y el intento de reducir el robo a mano armada de buques en Asia.

Programa mundial a flote

Ghada Waly, Directora Ejecutiva de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), informó de que un programa de 2009, creado inicialmente para hacer frente a la amenaza de la piratería somalí, es ahora su mayor iniciativa, con un presupuesto que ha pasado de 300.000 dólares a más de 230 millones.

El Programa Mundial contra la Delincuencia Marítima cuenta con unos 170 miembros de personal basados en 26 países, que se encargan de la creación de capacidades y del apoyo a la reforma jurídica, los simulacros y los centros de formación marítima.

“Sin embargo, los desafíos a la seguridad marítima siguen aumentando y nuestras respuestas deben estar a la altura”, declaró la Sra. Waly.

La jefa de la agencia de la ONU animó al Consejo de Seguridad a tomar medidas para aplicar el marco jurídico correspondiente, crear capacidades, ampliar las asociaciones y promover la respuesta de prevención del delito.  Subrayó la necesidad de reducir las vulnerabilidades.

“Los piratas, los delincuentes y los terroristas se aprovechan de la pobreza y la desesperación para buscar reclutas, obtener apoyo y encontrar refugio. Para contrarrestar estas amenazas, tenemos que concienciar y educar a la gente, especialmente a los jóvenes, al tiempo que proporcionamos medios de vida alternativos y apoyamos a las empresas locales”, dijo la Sra. Waly.

Fte. Geostrategic Media