Proyecto Avenger: la realidad virtual (VR) y el Big Data acelera el adiestramiento de los pilotos de la Navy

Entrenamiento piloto NavyUn nuevo programa de adiestramiento de vuelo, que se basa en gran medida en simulaciones de realidad virtual (VR) y en el análisis de datos, está preparando a los alumnos de pilotos de la Armada, para que estén mejor preparados para las cabinas de vuelo reales. Algunos de ellos pueden realizar su primer vuelo en solitario en menos de la mitad del tiempo que requiere el plan de estudios tradicional.

Las simulaciones no sólo proporcionan a los alumnos un montón de ensayos digitales antes de subir a una aeronave física, los oficiales de la Armada dijeron a la conferencia de simulación y entrenamiento del VIITSEC: los análisis de grandes datos ayudan a los instructores y comandantes de unidades de formación a entender mejor el progreso de sus estudiantes.

A medida que la tecnología mejore en un futuro próximo, los algoritmos de inteligencia artificial podrían rastrear cada aspecto del trabajo de un aprendiz en la simulación, y luego proporcionar una retroalimentación detallada sobre qué corregir.

“El Proyecto Avenger es la primera prueba de concepto experimental”, dijo el Almirante Robert Westendorff. (El nombre del proyecto es un homenaje a un bombardero de la Segunda Guerra Mundial). “En estos tres meses estamos viendo resultados increíblemente prometedores.”

Westendorff es el Almirante Jefe de Enseñanza Aéreo Naval (Chif of Naval Air Training) (CNATRA, pronunciado “Sinatra”). En el programa tradicional, explicó, cada estudiante vuela con un instructor durante la primera docena de vuelos hasta que se les califica como “seguros para volar en solitario” y se les permite hacerlo por su cuenta, comenzando alrededor del vuelo 13. Pero en el plan de estudios más flexible del Proyecto Avenger, dijo en la conferencia, “nuestros mejores alumnos fueron considerados seguros en el vuelo 5º, y volaron en solitario en el 6º”.

La primera promoción de Avengers terminará a principios del año que viene, dijo el Almirante, en cuyo momento se graduarán en clases de entrenamiento más avanzadas que aún siguen un plan de estudios tradicional. Llevará tres años reformar cada etapa de la formación.

¿Qué tiene de diferente el enfoque del Proyecto Avenger? El aspecto más obvio es la tecnología, pero su verdadero poder es cómo esa tecnología permite a los humanos probar nuevas formas de enseñanza y aprendizaje.

Durante décadas, dijo Westendorff, el modelo había sido el mismo: “Los estudiantes se incorporan, se les deja un montón de libros en el escritorio. Ellos estudian estos libros. Se les proporciona formación por ordenador y algunas conferencias, se les facilitan algunos simuladores, y luego empezamos… un proceso muy lineal de formación de vuelo: completada esta tarea, ok, ahora a la siguiente tarea.”

“Realmente hemos alterado todo ese proceso de pensamiento”, dijo. “En el Proyecto Avenger, los estudiantes aparecieron y se les entregó un dispositivo personal de aprendizaje”: Éste no sólo contiene todos los materiales habituales de la clase en forma digital, sino que también permite el acceso “24-7” a los videos 3D en los que los estudiantes pueden sumergirse usando gafas de RV. Los estudiantes también tienen un amplio acceso a simulaciones de bajo coste, al estilo de los videojuegos, ya que tienen un stick y un acelerador físicos, pero todo lo demás es virtual, que pueden usar a voluntad, en lugar de tener que esperar un tiempo precioso a los simuladores tradicionales que reproducen toda la cabina. (Esos simuladores de alta gama siguen siendo parte del programa, pero ahora los simuladores baratos permiten a los alumnos ensayar más a menudo). Y todo esto se hace en clases más pequeñas, con instructores que tienen más tiempo para conocer a cada estudiante y más flexibilidad para adaptar su instrucción a las fortalezas y debilidades individuales.

En el futuro, añadió el contralmirante Greg Harris, la analítica de grandes datos y la inteligencia artificial proporcionará a los instructores una imagen mucho más precisa del rendimiento de cada estudiante. Podrían medir las maniobras de un aprendiz hasta el grado y compararlas con la forma en que un piloto experimentado volaría, por ejemplo.

“Hay una oportunidad real de mirar los datos que podemos sacar de algunos de estos modelos y simulaciones… y decir: ‘Bien, Piloto A, tienes que trabajar en este conjunto de habilidades'”, dijo Harris. (el predecesor de Westendorff en el CNATRA). Entonces se podría proporcionar a cada piloto mucha práctica en simuladores relativamente baratos antes de darles costosas horas de vuelo en un avión real.

Todavía es necesario volar de verdad y gastar costosos combustibles fósiles, dijo Harris, pero tener más horas en la simulación de antemano “hará que todo el tiempo que pase quemando dinosaurios sea mucho más efectivo”.

Westendorff ahora hace más uso de la analítica de datos. “Cuando vine a CNATRA este verano,” dijo en la conferencia, “rápidamente me di cuenta de que éramos algo así como la Major League Baseball: Teníamos estadísticas y rastreábamos absolutamente todo…. [pero] no teníamos un proceso, un proceso moderno, para analizar realmente esos datos y entender realmente cuáles eran las estadísticas importantes.” Me sentaba en reuniones mensuales sobre el progreso de los estudiantes, en las que se me informaba con datos que tenían seis semanas de antigüedad. Ahora, dijo, se está probando un nuevo “tablero” de datos al que puedo acceder, en cualquier momento, para conocer las últimas actualizaciones.

Este enfoque más sofisticado del entrenamiento preparará a los pilotos para una era de guerra más complicada.

“Dada la complejidad de nuestros sistemas de armas, ya no basta con ser un gran piloto de stick y timón”, dijo Westendorff. “Tienes que interpretar la información, y manejar un sistema, o un sistema de sistemas.”

“El resultado final de esto es producir aviadores más capaces para enviarlos a la Flota para combatir una lucha de alto nivel” contra adversarios de gran potencia, enfatizó el Almirante.

“Hay otros beneficios que creemos que podemos obtener: creo que puedo entrenar a los estudiantes en menos tiempo… e incluso hacerlo a un coste menor, lo cual es obviamente algo bueno, pero… el objetivo final es ese combatiente más letal que estamos enviando a la Flota”.

Fte. Breaking Defense

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.