Próxima entrega de un buque cazaminas autónomo a la Royal Navy

Siguiendo la tendencia de evitar la entrada de buques tripulados zonas peligrosas, como los campos de minas, la Royal Navy recibirá este invierno un buque cazaminas no tripulado.

Se trata del ATLAS Remote Combined Influence Minesweeping (ARCIMS), cuya entrega está programada para diciembre, según informaron los representantes de la compañía Atlas en la conferencia de Defense and Security Equipment International en Londres, Inglaterra.

El ARCIMS puede operar sin tripulación y está programado para seguir patrones de minas y evitar otros buques y riegos.

La Royal Navy pretende adquirir cuatro ARCIMS, pero es posible que este número sea mayor, ya que existen planes para ampliar el programa Mine countermeasures and Hydrographic Capability program, según informó Philip Jones, First Sealord, el 12 de septiembre. “Nuestra intención es acelerar la adquisición de capacidad contraminas no tripulada en tareas rutinarias en las aguas del Reino Unido en dos años”. Jones no dijo qué plataformas o sistemas se acelerarían en el programa MHC.

El año pasado se hizo una prueba del ARCIMS ante la Royal Navy, remolcando al sistema Northrop Grumman AQS-24B Minehunting System, que según los representantes de Atlas es fiable y se integra bien con los buques de superficie no tripulados.

El barco de 11 metros tiene una velocidad máxima de más de 40 nudos y puede utilizarse como plataforma tripulada.

El ARCIMS es compatible con los buques cazaminas de la Clase Hunt de la Royal Navy

Los representantes de Atlas no divulgan el precio de sus barcos de ARCIMS.

Estados Unidos también están desarrollando un barco autónomo para la lucha contraminas con la empresa Textron para su Unmanned Influence Sweep System. La Armada firmó un acuerdo por valor de 14,8 millones de dólares con Textron en abril,  para dos  Common Unmanned Surface Vehicles como parte de su propio programa de contramedidas contra minas.

Fte.: Defense News