Programa Sea Trains de DARPA. Un paso más hacia las misiones marítimas autónomas

Sea Hunter, una clase completamente nueva de vehículo de superficie marítimo no tripulado, recientemente completó una navegación autónoma desde San Diego hasta Hawai y vuelta

La Defense Advanced Research Projects Agency (DARPA), el brazo de investigación del Pentágono, está buscando tecnologías para una nueva clase de buques de superficie no tripulados de gran distancia.

Con este fin, está explorando la viabilidad de los buques de superficie no tripulados, USVs, para llevar a cabo una serie de peligrosas misiones en el océano sin tripulación a bordo. La razón está en que, aunque embarcaciones pequeñas y versátiles pueden ser útiles para tareas de vigilancia, logística, guerra electrónica y expedicionaria y operaciones ofensivas, su tamaño, forma y otros componentes han demostrado en ocasiones que limitan la capacidad de las embarcaciones para soportar el oleaje.

De acuerdo con un anuncio de la Agencia que se dio a conocer a finales de 2019, ésta pretende mejorar las capacidades operativas de largo alcance de los USVs de la Armada y del Cuerpo de Marines, creando “trenes marítimos” de cuatro o más embarcaciones físicamente conectadas, o embarcaciones que no están conectadas pero que navegan en forma coordinada. El objetivo final es desarrollar sistemas de buques de guerra inteligentes, sin tripulación, que puedan viajar miles de millas oceánicas y realizar sus propias misiones.

“Con el programa Sea Trains, DARPA busca una revolución para la próxima generación de buques de superficie no tripulados”, dice la solicitud de información.

Por medio del programa Sea Trains, DARPA prevé el desarrollo de un sistema de cuatro buques o más, que pueda permanecer en el mar, realizando trayectos conjuntos de unas 7.480 millas, para luego desagregarse y llevar a cabo sus propias misiones, o “operaciones independientes, pero en colaboración, que consistirían en travesías, merodeos y rondas en condiciones de mar variadas”, durante unas 1.150 millas. Los buques se volverían a reunir para el retorno como Sea Train conectado, para otro viaje de casi 7.500 millas, todo sin intervención humana. La Agencia está abierta a cualquier enfoque técnico que los proponentes deseen ofrecer, pero destacó tres que tendrían el potencial de lograr el concepto general. Los expertos recomiendan flotas de Sea Trains conectados o sin conexión, que esencialmente creen un cuerpo medio para que el barco disminuya la resistencia a la formación de olas y al mismo tiempo permitan que se separen y lleven a cabo misiones tácticas de forma independiente. La Agencia también sugiere “trenes marítimos en formación”, o una flota compuesta por cuatro o más buques que viajen en estrecha colaboración y aprovechen la interferencia de las olas entre sí mientras están en tránsito.

“DARPA está muy interesada en enfoques no tradicionales que reduzcan el riesgo en las primeras etapas del programa. Se recomienda y se desea el modelado, análisis y pruebas tempranas, agresivas y perspicaces”, escribieron los funcionarios en la solicitud. “Se alienta a realizar pruebas con posibles fracasos tempranos que reduzcan el riesgo y conduzcan a un producto más capaz”.

Se prevé que el programa abarque dos fases y tenga una duración de 36 meses. La primera fase abarcará el diseño conceptual, el análisis, la simulación y las pruebas de modelos a escala, y la segunda incluirá actualizaciones y pruebas adicionales. DARPA dijo que la financiación dependerá de la calidad de las propuestas recibidas y de la disponibilidad de capital.

Los participantes también tendrán que abordar dos áreas técnicas en el transcurso del programa. Para la primera, los investigadores necesitarán desarrollar un diseño conceptual de un sistema integrado que comprenda la forma del casco de los buques, conectores, propulsión y técnicas de mitigación de brechas. Para la segunda área técnica, se espera que los participantes creen una arquitectura de control dinámica “abierta y autónoma” que pueda monitorear las condiciones ambientales que los buques soportan en medio del océano, su alineación y espaciamiento y “soluciones de control para maximizar la eficiencia del Sea Train y la supervivencia en el mar”.

Fte. Nextgov