El Ejército Ruso desarrollará los tanques robots Storm y Ally

Una de las posibles configuraciones del tanque robot Shturm hace hincapié en las armas pesadas y el combate urbano. (Ministerio de Defensa, vía RBC)

El Ministerio de Defensa de Rusia está desarrollando dos diseños de tanques robotizados internamente, a partir de los avances de la industria en el desarrollo de estas armas.

Los dos robots, el tanque pesado “Storm” o Shturm y el más ligero “Ally” o Soratnik, son máquinas complementarias, diseñadas para el combate pesado y el apoyo a la infantería, respectivamente. Los dos representan un esfuerzo por incorporar más robótica y más autonomía en la planificación de las fuerzas en el futuro.

La decisión del Ministerio de llevar a cabo los proyectos internamente fue anunciada a finales de diciembre por Oleg Salyukov, el comandante en jefe de las Fuerzas de Tierra rusas. Los robots Shturm y Soratnik fueron iniciados por la industria, sin garantías de que el Ejército los aceptara, pero la apuesta parece haber dado sus frutos.

El Shturm, el más pesado, lo ha diseñado “Uralvagonozavod”, que fabrica los carros de combate para el Ejército ruso. El Shturm consiste en un colectivo de cuatro vehículos pesados, todos ellos basados en el mismo chasis T-72 MBT. La construcción de un tanque robot sobre las piezas de otro existente, y muy popular, significa que las piezas de repuesto y la posibilidad de reparación (al menos en lo que respecta a la mecánica) son fáciles y que ya están disponibles.

Como se ha esbozado, el Shturm está diseñado para operar con un cañón de 125 mm. Eso, además de un cuerpo robusto diseñado para el combate urbano, lo convertiría en un robot listo para rugir en las ciudades. El diseño conceptual incluye una gama de armamento alternativo, desde ametralladoras anti-infantería de hasta 30mm, hasta misiles anti-tanque, pasando por un cañón más ligero (aunque todavía potente) de 57 mm.

“Los nombres indican su posible uso – ‘Soratnik’, como ‘aliado’ podría operar en un equipo tripulado y no tripulado”, dijo Samuel Bendett, becario en Rusia que estudia en el Consejo de Política Exterior de Estados Unidos. “El pesado ‘Shturm’ podría emplearse para asaltar puntos y posiciones de fuego fuertemente fortificados, o para ofrecer protección a las formaciones atacantes, tripuladas o no, en los fuertes combates urbanos”.

Fabricado por Kalashnikov, el Soratnik se ha probado ya en condiciones de casi combate. Más recientemente, Rusia lo ha probado como una plataforma para la colaboración hombre-máquina en el campo de batalla. Aunque se espera que su armamento sea mucho más ligero que el del Shturm, las armas van desde ametralladoras medias a pesadas, pasando por lanzagranadas y misiles antitanque.

“La razón por la que el Ministerio de Defensa ha anunciado que desarrollará UGVs basados en Soratnik y Shturm, es que está asumiendo la iniciativa de desarrollos iniciados por empresas privadas, a medida que comienza a formular los requisitos reales [de conceptos de operación] y [tácticas, técnicas y procedimientos]”, dijo Bendett, asesor del Centro de Análisis Navales. “Volviendo al año 2017, el Ministerio de Defensa inició una conferencia y revisión militar anual llamada “Robotización de las Fuerzas Armadas de Rusia” que tenía como objetivo consolidar la producción y adquisición de sistemas no tripulados mediante el desarrollo de requisitos y normas comunes para los vehículos”.

Fte. C4ISRNET

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.