Pompeo revoca las autorizaciones para reconvertir las plantas nucleares iraníes para uso civil. Otro clavo en el ataúd del acuerdo nuclear.

Mike PompeoEl Secretario de Estado Mike Pompeo ha revocado la autorización a empresas extranjeras, para que colaboren en la conversión de las instalaciones nucleares iraníes para uso pacífico, en otra escalada del enfrentamiento nuclear entre Estados Unidos e Irán.

Empresas rusas, chinas y europeas están ayudando actualmente a modificar las instalaciones nucleares para que cumplan con el acuerdo de 2015 entre Irán y otras seis potencias mundiales, y hasta ahora han estado protegidas de las sanciones de Estados Unidos, mediante exenciones temporales.

Las exenciones han sido durante mucho tiempo un obstáculo para los halcones anti-iraníes, que creen que el acuerdo de 2015, conocido como el Joint Comprehensive Plan of Action, fue demasiado laxo y que les gustaría ver el programa nuclear iraní terminado por completo.

Las sanciones económicas de EE.UU. se aplicarán ahora a las empresas que trabajen en la degradación del reactor de Arak, importación de combustible nuclear para un reactor de investigación en Teherán y el retirado del combustible nuclear gastado de Irán, que podría ser reprocesado en plutonio para fabricar un arma.

La administración Trump también impuso sanciones a Majid Agha’i y Amjad Sazgar, dos gerentes de la Organización de Energía Atómica de Irán.

“El personal nuclear de Irán debe tomar una decisión: trabajar para las organizaciones de proliferación iraníes y arriesgarse a ser sancionado o poner sus habilidades a trabajar para el pueblo iraní en actividades fuera del ámbito de la proliferación”, dijo Pompeo en una declaración. Sin embargo, el trabajo todavía podrá continuar en un reactor en Bushehr durante al menos sesenta días “para garantizar la seguridad de las operaciones”.

La administración Trump había renovado las exenciones en enero y marzo. Pompeo, según se informa, se opuso a la extensión de la exención en marzo, pero fue anulada por el Secretario del Tesoro Steve Mnuchin.

“Algunos dirán que terminar con las exenciones nucleares del JCPOA dan a Irán una excusa para amenazar al mundo con más extorsión nuclear. Pero la verdad es que Irán no tiene ninguna excusa para hacerlo”, señaló Richard Goldberg, que fue funcionario del National Security Council y asesor de la FDD entre 2019 y 2020. “Irán amenaza al mundo con sus capacidades nucleares porque puede, porque el Acuerdo con Irán permite a este país mantener esas capacidades intactas”.

Pompeo finalmente se hizo público unos veinte minutos después.

“El régimen iraní ha continuado su política nuclear al ampliar las actividades sensibles a la proliferación”, dijo en una declaración. “Estas acciones escalonadas son inaceptables y no puedo justificar por tanto la renovación de la exención para estas actividades relacionadas con el JCPOA.”

Estados Unidos e Irán están en punto muerto nuclear desde la primavera de 2018, cuando el presidente estadounidense Donald Trump rompió el acuerdo de 2015 e impuso sanciones económicas a Irán.

Irán ha tomado represalias intensificando sus actividades nucleares, y declaró en enero que ya no había límites “operacionales” para su enriquecimiento de uranio, pero ha seguido permitiendo que los inspectores visiten sus instalaciones, e insistió en que los demás elementos del acuerdo están intactos.

La administración Trump ha aprovechado las violaciones iraníes para presionar a Naciones Unidas para que respalde las sanciones contra Irán, una medida que Rusia, China y la Unión Europea consideran un fracaso.

“Ahora es el momento de aumentar la presión sobre Irán, recuperando las sanciones de la ONU”, escribió Goldberg. “Un retroceso de la ONU impediría el fin del embargo de armas y otras restricciones clave sobre Irán, y restauraría el estándar internacional de enriquecimiento cero”.

Fte. The National Interest (Matthew Petti)

Matthew Petti es un reportero de seguridad nacional en el National Interest y un ex investigador del área de estudios de lenguas extranjeras en la Universidad de Columbia. Su trabajo ha aparecido en The Armenian Weekly, Reason y America Magazine.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.