¿Podrán los soldados comunicarse mediante señales cerebrales en el futuro?

comunicacion señales cerebralesUn avance en la decodificación de las señales cerebrales podría ser el primer paso hacia un futuro, en el que los soldados se comuniquen de forma discreta y silenciosa en operaciones.

Una investigación financiada por la U.S. Army Research Office separó con éxito las señales cerebrales que influyen en la acción o el comportamiento, de las que no lo hacen. Usando un algoritmo y matemáticas complejas, el equipo fue capaz de identificar qué señales cerebrales dirigían el movimiento o señales relevantes para el comportamiento, y luego eliminarlas de las demás, de las que no son relevantes.

“De modo que, no sólo estamos midiendo las señales, sino que las estamos interpretando”, dijo Hamid Krim, gerente de programa de la Oficina de Investigación del Ejército.

El Ejército quiere llegar al punto en que la máquina pueda proporcionar retroalimentación a al cerebro del soldado, que le permita tomar medidas correctivas antes de que algo ocurra, una capacidad que podría protegerle.

Krim señaló que el estrés y la fatiga son señales que el cerebro emite, antes de que alguien se dé cuenta de que está estresado o cansado, lo que permite a las tropas saber cuándo deben tomar un descanso. El único límite a las posibilidades es la imaginación, dijo.

Otro potencial uso futuro es la comunicación silenciosa, dijo Krim. Los investigadores podrían aprovechar la investigación para permitir que el cerebro y las computadoras se comuniquen, para que los soldados puedan hablar silenciosamente a través de computadoras en el campo.

“En un teatro, puedes tener a dos personas hablando entre ellas sin… ni siquiera susurrar una palabra”, dijo Krim. “Así que si nosotros estuviéramos en el campo y tuviéramos que … hablar de algo a lo que nos estamos enfrentando. Básicamente, yo hablaría con mi computadora – tu computadora puede estar en tu bolsillo, o bien tu teléfono móvil o lo que sea – y esa computadora hablaría con … la computadora de tu compañero de equipo. Y entonces su ordenador va a hablar con tu compañero de equipo”.

En el experimento, los investigadores monitorearon las señales cerebrales de un mono que alcanzaba una pelota una y otra vez, para separar las señales cerebrales.

Pero hay seguir trabajando, ya que cualquier tipo de interfaz máquina-humano útil para el combate que emplee señales cerebrales aún está probablemente a décadas de distancia, dijo Krim.

¿Qué es lo siguiente? Los investigadores ahora tratarán de identificar otras señales distintas de las de movimiento.

“Se puede leer todo lo que se quiera, pero eso no significa que se entienda”, dijo Krim. “El siguiente paso después de eso es ser capaz de entender. El siguiente paso después de eso es descomponerlo en palabras para que … se pueda sintetizar en un sentido, como aprendemos nuestro vocabulario y alfabeto, entonces se podrá componer.

“Al final, esa es la intención original principalmente: tener la computadora en un modo de comunicación dúplex completo con el cerebro.”

El programa respaldado por la Oficina de Investigación del Ejército lo hizo. Los investigadores ahora tratarán de identificar otras señales fuera de las señales de movimiento.

El programa respaldado por la Oficina de Investigación del Ejército fue dirigido por investigadores de la Universidad de California del Sur, con otros socios estadounidenses en la Universidad de California, Los Ángeles; la Universidad de California, Berkeley; la Universidad de Duke y la Universidad de Nueva York. En el programa también participaron varias universidades del Reino Unido, entre ellas Essex, Oxford e Imperial College. El Ejército está facilitando hasta 6,25 millones de dólares de financiación en cinco años.

Fte. C4ISRNET

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.