La OTAN promoverá el uso de drones, IA y nuevos sensores para proteger las infraestructuras submarinas críticas

Los principales expertos de toda la Alianza, entre ellos representantes de la industria del sector, se dieron cita en la sede de la OTAN el jueves 23 de mayo para celebrar la primera reunión de la nueva Red de Infraestructuras Submarinas Críticas. 

El jueves 23 de mayo se celebró en Bruselas la primera reunión de la nueva Red de Infraestructuras Submarinas Críticas de la OTAN. (Foto: OTAN).

Mejorar el intercambio de información y el conocimiento de la situación, y analizar formas de disuadir y defenderse contra las amenazas a las infraestructuras submarinas críticas.

Ése era el objetivo de la primera reunión de la nueva Red de Infraestructuras Submarinas Críticas de la OTAN. Una reunión en la que participaron expertos de toda la Alianza y que tuvo lugar el pasado jueves 23 de mayo en la sede de la OTAN, en Bruselas.

«La creciente dependencia de nuestras sociedades de las infraestructuras submarinas significa que tenemos que hacer más para mejorar su seguridad», dijo el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, durante la inauguración.

Nuevas tecnologías para una mayor seguridad de los cables submarinos

La seguridad de los cables submarinos pasa, y así se puso de manifiesto durante la reunión, por incrementar las patrullas navales cerca de infraestructuras submarinas críticas, como se hizo a finales de 2023 en la zona del Mar Báltico.

Pero, además, y en ello coincidieron todos los expertos, por aplicar tecnologías innovadoras para mejorar precisamente la seguridad y la resiliencia de este tipo de infraestructuras. 

De ahí que la OTAN «continúe promoviendo la innovación tecnológica -señalaron desde la Alianza-, como drones marinos, nuevos sensores y el uso de la IA para detectar mejor las actividades sospechosas».

De hecho, en el comunicado difundido por la OTAN se incide en que ya se están implementando nuevas herramientas para mejorar la seguridad de los cables y tuberías submarinas, y para monitorear posibles amenazas.

Nuevo Centro Marítimo para la Seguridad de las Infraestructuras Submarinas Críticas

La reunión se produjo tras la decisión de los ministros de Defensa de la OTAN en febrero de 2024 de poner en marcha la Red de Infraestructuras Submarinas Críticas, con la creación de la Célula de Coordinación de Infraestructuras Submarinas, situada en el Cuartel General de la OTAN y dirigida por el teniente general alemán Hans-Werner Wiermann.

Este Célula se creó con el objetivo de «facilitar el compromiso con la industria y reunir a las principales partes interesadas, militares y civiles, para compartir las mejores prácticas y aprovechar las tecnologías innovadoras que puedan aumentar la seguridad de las infraestructura submarinas aliadas».

Ahora, la OTAN también está poniendo en marcha un Centro Marítimo para la Seguridad de la Infraestructura Submarina Crítica dentro del Mando Marítimo de la OTAN (MARCOM) en Northwood, Reino Unido.

La OTAN frente a la guerra híbrida de Rusia

El sabotaje de Nord Stream en septiembre de 2022 puso de manifiesto la vulnerabilidad de los gasoductos y cables de comunicación submarinos. En respuesta, la OTAN aumentó significativamente su presencia militar alrededor de infraestructuras clave, incluso con barcos y aviones de patrulla.

En este sentido, Stoltenberg aseguró, durante la reunión de este jueves, y en relación con la campaña híbrida que Rusia está llevando a cabo contra los aliados, «de una manera cada vez más intensa» -subrayó-, que «la OTAN está bien posicionada para asumir un papel más importante dadas las capacidades militares únicas de nuestros aliados, su vasta red de inteligencia y su experiencia operativa».