El nuevo Eurodrone se basará en el sistema Galileo para la navegación por satélite, pero mantendrá el GPS como reserva

El tan esperado UAV europeo de media altitud y larga duración (MALE), se basará en el nuevo sistema de navegación por satélite Galileo, aunque mantendrá al GPS como respaldo.

El “Eurodrone”, que se presentó por primera vez en el Salón Aeronáutico de Berlín en abril, está siendo desarrollado por Airbus, Dassault y la italiana Leonardo, en un intento de poner fin a la dependencia de Europa de los UAVs estadounidenses e israelíes, a medida que la Unión aspira a una mayor autonomía en materia de defensa.

Los vehículos aéreos no tripulados tienen la autonomía que les permitan los enlaces de navegación por satélite que empleen, y el lanzamiento del Eurodrone ha coincidido con la introducción del Galileo, la red europea de satélites que puede independizar a Europa de su dependencia del sistema GPS de Estados Unidos.

“La idea es que el avión no tripulado use Galileo desde el principio, pero en su fase inicial probablemente será dual, con el GPS como medida de redundancia”, dijo Giovanni Soccodato, jefe de estrategia, mercados y desarrollo de negocio de Leonardo.

Con los dos lanzamientos de satélites previstos para el 25 de julio, los 24 satélites del sistema de posicionamiento Galileo estarán en órbita, proporcionando un servicio global, que romperá el monopolio del GPS. Galileo está prestando un servicio inicial desde diciembre de 2016. Cuando la red esté completa, proporcionará un servicio normal y un servicio oficial regulado para los usuarios gubernamentales.

La maqueta del Eurodrone, con dos hélices de empuje, se basa en una configuración, pendiente aún de una “revisión preliminar del diseño del sistema” a finales de este año.

Soccodato dijo que espera que Italia, España, Alemania y Francia presenten una solicitud de propuestas de adquisición a finales de 2018 o a principios de 2019.

Aunque Airbus liderará el proyecto, Leonardo intentará conseguir una buena parte del trabajo de los sistemas de misión, gracias a su experiencia en el Falco UAV, del que ya ha realizado ventas, y su participación en el programa europeo Neuron y en el HammerHead de EEUU e Israel, según Soccodato.

Dijo que espera que a Leonardo se le asigne una participación del 20-25 por ciento del programa, pero agregó que no obstante, la participación sería ser un simple reflejo de los compromisos financieros nacionales. “Espero que lleguemos a una nueva mentalidad, en la que las acciones se basen en las competencias, no en el dinero”, dijo. El desarrollo del UAV costaría alrededor de 1.000 millones de euros (1.200 millones de dólares), dijo.

Soccodato dijo que Europa ha perdido demasiado tiempo con los programas nacionales de UAV. “Todos intentamos construir un MALE, pero no se trabajó en lo que era una necesidad común”, dijo. “La prueba de que existía una necesidad común, es que muchos países están usando el Predator.”

Preguntó qué podría ofrecer el Eurodrone a Europa que un Predator no podrá, cuando entre en servicio en la próxima década, dijo: “Capacidad y soberanía”.

Fte. C4ISRNET