MBDA quiere que España sea el 5º país del consorcio «de pleno derecho»

Durante un encuentro con los medios de comunicación, los máximos directivos de MBDA España hablaron sobre la hoja de ruta del Mistral III y sobre otros proyectos a corto plazo de la compañía.

De izqda. a drcha.: Fernando Rodríguez, María Durán y José Manuel García Queipo.

MBDA quiere que España sea «la quinta pata» del consorcio en Europa. Y, para ello, la multinacional ha inaugurado nuevas oficinas en Madrid; incrementará considerablemente (de 30 a 50 personas) su personal en España (principalmente ingenieros) a lo largo de 2024; y montará una planta de integración de misiles en asociación con otra empresa, o empresas, sin que de momento hayan trascendido los plazos.

Así lo han puesto de manifiesto esta semana los máximos directivos de la compañía en nuestro país, en un desayuno informativo con los medios en el que estuvieron presentes la directora general de MBDA, María Durán, el director de Ventas y Desarrollo de Negocio, Fernando Rodríguez Maroto, y José Manuel García Queipo, ingeniero de Simulación de MBDA España.

En el encuentro, se pusieron sobre la mesa varios asuntos: la hoja de ruta de los nuevos misiles Mistral III, la filosofía empresarial de MBDA, los programas en estudio, y los grandes programas en los que ya está trabajando la compañía.

Y todo ello bajo la premisa de que el objetivo es «desarrollar capacidades misilísticas» en nuestro país para que España sea la quinta nación del consorcio en Europa (junto con Alemania, Francia, Italia y Reino Unido), y que lo sea «de pleno derecho», como así destacó María Durán durante el encuentro con los medios.

Porque, al final, lo que persigue el consorcio es convertirse en «una referencia en sistemas de misiles en Europa«. De hecho, son el «único grupo europeo» -según afirmaron sus directivos- «que diseña, produce y da mantenimiento a misiles y sistemas de misiles capaces de responder a las necesidades de las Fuerzas Armadas».

Hola de ruta de los nuevos misiles Mistral III

En relación con los nuevos misiles Mistral III, cuya adjudicación a MBDA se efectuó a finales de 2023, la directora general de la multinacional avanzó que el contrato de suministro tiene una duración de 10 años y que las primeras entregas se producirán a partir del tercer año.

Este contrato, cuya licitación fue aprobada por el Consejo de Ministros en septiembre de 2023, contempla la modernización de este sistema ligero de misiles de corto alcance, y comprende la adquisición de 522 misiles Mistral III y del equipamiento asociado a su manejo, que actualizará, mejorará y potenciará la necesaria capacidad de defensa antiaérea y antimisil de las Fuerzas Armadas.

El Acuerdo Marco tiene un valor estimado de 324.664.793 euros.

Además, la directora general de MBDA España aseguró que, además de lo recogido en el contrato del Mistral III, la compañía ha ofrecido al Ministerio de Defensa «aplicaciones alternativas«, como por ejemplo «sistemas antiaéreos de alta movilidad«.

Filosofía empresarial de MBDA

En lo relativo a la filosofía empresarial de MBDA, sus directivos expusieron que, básicamente, la multinacional se nutre de otras empresas para «el aprovechamiento de la base industrial existente».

Es decir, que en MBDA quieren «aprovechar las sinergias con el mercado español»; que efectúan acuerdos con otras empresas que ya fabrican los componentes que MBDA necesita; y, en definitiva, que establecen contacto con aquellas compañías que ya tienen la base industrial necesaria para desarrollar esos componentes.

«Nuestra filosofía consiste en que si encontramos un subcontratista que es bueno y que nos aporta un valor añadido directo, llegamos a un acuerdo para que crezca con nosotros y se desarrolle con nosotros, y que él sea nuestro proveedor de ese componente específico», explicó Durán. Y, bajo estas premisas, «MBDA hace aquello que no se puede transferir a una industria española», añadió.

En relación con esos subcontratistas y/o proveedores, los directivos de MBDA dejaron claro que, en la cadena de suministro, no exigen «exclusividad» a aquellas empresas que les suministran los componentes que MBDA subcontrata.

Equipos de monitorización para anticiparse a las necesidades de las FAS

Por otra parte, los directivos de MBDA explicaron que, como «ninguna empresa puede fabricar misiles a stock, según la legislación vigente, si no los demanda un Gobierno», destinan gran parte de sus recursos humanos a la I+D.

Esto se traduce en que investigan y desarrollan, sobre el papel, las capacidades operativas que, a futuro, serán necesarias en el ámbito de la Defensa. Y, para anticiparse a los potenciales requerimientos de los estados, cuentan con un equipo de monitorización, compuesto por exmilitares o militares en excedencia, que realizan labores de Inteligencia.

«Se trata -explicaron- de un equipo técnico y político para monitorizar, para todo lo relacionado con I+D, de tal forma que podamos anticiparnos para, posteriormente, cubrir las capacidades que demandan los Gobiernos para sus Fuerzas Armadas».

¿Drones equipados con misiles?

También se habló durante el encuentro con los medios sobre la eventual integración de misiles en drones. Durán aseguró que ese proyecto «sigue adelante» y que MBDA ha propuesto varios misiles a los países que forman parte del programa EUROMALE.

Acerca de María Angeles Moya 151 Articles
Dircom de APTIE - EL RADAR y profesora asociada de la UC3M. Licenciada en Periodismo y DEA en Derecho Constitucional. Más de 20 años dedicada al sector de Seguridad y Defensa, 15 de ellos en el Departamento de Comunicación del Ejército de Tierra.