Los misiles Harpoon vuelven a los submarinos de la U.S Navy tras una pausa de 25 años

HarpoonLos submarinos de la Armada estadounidense vuelven a salir al mar con misiles Harpoon. La Armada dejó de contar con misiles antibuque hace décadas debido a la falta de un enemigo real en el mar. La versión submarina del Harpoon, apropiadamente llamada Sub-Harpoon, se dispara a través de los tubos de torpedos de un barco

Fueron retirados del servicio de primera línea hace décadas, tras la desaparición de un rival creíble en el mar. Pero ahora, a medida que la Armada china se hace más fuerte, Estados Unidos está reintroduciendo los Harpoon. Esta versión, conocida como Sub-Harpoon, puede lanzar un cuarto de tonelada de alto explosivo contra el casco de un barco enemigo a más de 100 millas de distancia.

La Marina está pagando a Boeing 10 millones de dólares para armar los viejos submarinos de ataque de la clase Los Ángeles con nuevos misiles Harpoon, según Breaking Defense. Los nuevos submarinos de ataque de la clase Seawolf y Virginia probablemente les seguirán.

No está claro cuántos misiles se compran con 10 millones de dólares hoy en día, aunque en 2019, U.S. Naval Institute News informó que la Marina contrató a Boeing para renovar y actualizar 79 de los misiles por 16 millones de dólares.

Introducido en la década de 1970, el misil AGM-84 Harpoon fue el primer misil antibuque específico de la Armada. McDonnell Douglas (ahora Boeing) diseñó el misil para ser disparado desde buques de superficie, submarinos e incluso aviones contra objetivos de hasta 74 millas de distancia.

El Harpoon cuenta con un cohete propulsor para alcanzar el vuelo, tras lo cual entra en acción un turborreactor Teledyne similar al de un avión. El misil navega a Mach 0,85, por debajo de la velocidad del sonido, ajustándose a las crestas de las olas para evitar ser detectado por las defensas de radar del enemigo.

Una vez que el misil encuentra su objetivo, tiene la opción de ejecutar una maniobra emergente, ascendiendo de forma pronunciada, para luego hundirse en las entrañas del barco enemigo, como un arpón en el costado de una ballena. Alternativamente, el Harpoon simplemente embiste el costado del casco, penetrándolo. La carga explosiva de 500 libras del misil detona entonces, volando el objetivo desde el interior.

Aunque el Harpoon desempeñó un papel fundamental en el arsenal de la Marina estadounidense durante la Guerra Fría, dejó de tener utilidad después de la caída de la Unión Soviética. La Armada, que se quedó sin una flota enemiga que hundir, restó importancia a la función antibuque y retiró el Harpoon del servicio de submarinos. Incluso los destructores de misiles guiados se hicieron a la mar sin ellos.

Fte. Popular Mechanics

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.