Letonia quiere tropas estadounidenses y está dispuesta a pagar por ellas

Tropas americanas en LetoniaEl país báltico busca iniciar conversaciones con EE.UU. sobre la posibilidad de poner botas americanas en Letonia, una medida que seguramente haría infeliz a Moscú.

El ministro de defensa de Letonia anunció el 9 de julio, que su país está dispuesto a albergar tropas estadounidenses si la administración Trump sigue adelante con su decisión de retirar miles de soldados de Alemania, convirtiéndose en el segundo aliado de la OTAN en pedir que esos efectivos se alojen dentro de sus fronteras.

“Estamos listos, y este es un anuncio oficial, estamos listos para invertir en la recepción de una cierta entidad de tropas americanas en suelo letón”, dijo el ministro de defensa y viceprimer ministro, Artis Pabriks, durante un evento virtual organizado por la Brookings Institution. El despliegue deseado sería el primero de gran entidad estadounidense en la nación báltica.

“No estamos tratando de castigar a los alemanes. No queremos competir con ellos, pero si es realmente inevitable, estamos listos para recibirlos”, añadió.

Cuando se le preguntó qué tipo de presencia estadounidense quiere la nación báltica, un funcionario letón me dijo que el país está abierto a una presencia estadounidense rotativa o permanente, señalando que ya hay 1.500 tropas de la OTAN estacionadas en la base militar de Adazi. El funcionario señaló que el país también tiene una serie de áreas de entrenamiento que podrían ser utilizadas como base.

Un oficial del Pentágono dijo que no tenían “nada que decir” sobre la posibilidad de que EE.UU. se estableciera en Letonia.

La oferta letona viene justo después de que Polonia dijera que, con gusto tomaría algunas de las 9.500 tropas que el Presidente Trump quiere sacar de Alemania. A finales del mes pasado, funcionarios de EE.UU. dijeron que Washington y Varsovia ya han acordado una ubicación para la rotación del equipo de combate de la brigada blindada del Ejército de EE.UU. Un funcionario de la administración hablando con los periodistas con la condición del anonimato, añadió que las dos partes “están en discusiones sobre la infraestructura adicional para apoyar a la brigada de infantería, así como a otra de aviación de combate y al batallón de apoyo de sostenimiento”.

La propuesta de reducción de las fuerzas americanas de Alemania haría que el número de tropas estacionadas allí pasara de 34.500 a 25.000. Aún no hay un calendario para la retirada, y los oficiales del Pentágono no han divulgado qué tropas se irían o dónde podrían ser reasignadas. Las promesas del Presidente Trump de retirar las tropas no siempre se han cumplido, como se ha demostrado recientemente en Siria. El presidente también ha pensado en retirar algunas tropas de Corea del Sur.

La “NATO enhanced foreign presence unit” de la OTAN, compuesta por 1.500 efectivos desplegada en el país, está encabezada por 500 efectivos canadienses, junto con cientos más de España, Polonia, Italia y Eslovaquia, entre otros. El Ejército de EE.UU. también envía una unidad de aviación al país de forma rotativa, con una rotación prevista para finales de este mes.

En octubre, EE.UU. trasladó 500 soldados a la vecina Lituania en octubre para un despliegue de seis meses, en una señal de que Washington reconoce la importancia de la región del Báltico como un parche provisional ante el potencial aventurero ruso en la región.

Pabriks afirmo cuidadosamente que Alemania es un aliado cercano de Letonia, y sigue siendo un miembro irremplazable de la alianza de la OTAN. También está preocupado por cualquier giro americano que le aleje del Continente. “Pensamos que la presencia militar americana en Europa debe ser aumentada y no disminuida”, dijo, “entendemos que debe haber un impulso para que Alemania haga más, pero la presencia en Alemania es vital para la seguridad global, no sólo para la seguridad europea y báltica”.

Mientras que Alemania aún no ha alcanzado el objetivo de la OTAN de gastar el 2% de su PIB en el ejército, Letonia alcanzó el objetivo en 2018, junto con sus vecinos bálticos Estonia, Lituania y Polonia.

Fte. Breaking Defense

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.