Las tácticas «descentralizadas» ucranianas y los ataques «desagregados» de emboscada y fuga han paralizado el blindaje ruso

La capacidad de Ucrania para detener, repeler e incluso destruir a las fuerzas rusas atacantes no podría estar ocurriendo sin una importante destreza táctica.

El presidente ucraniano Zelensky es bien conocido por su pasión, fervor, intensidad y capacidad un tanto inexplicable de unir e inspirar al país de Ucrania desafiando directa y abiertamente a los invasores rusos desde la capital de Kiev. Este «espíritu» puro es en gran medida responsable del inesperado éxito de Ucrania, aunque la capacidad de este país para detener, repeler e incluso destruir a las fuerzas rusas atacantes no podría estar ocurriendo sin una importante destreza táctica.

El éxito ucraniano

El amor básico a uno mismo, a la patria, a los compatriotas, a los civiles y a los niños es sin duda una fuerza motivadora innegable, como lo es la simple necesidad de unirse contra un enemigo común para defender la patria. Sin embargo, la pasión por sí sola no pudo vencer o detener a los invasores rusos, ya que Ucrania ha empleado armamento proporcionado por Estados Unidos y la OTAN y tácticas de guerra innovadoras para lograr un éxito inesperado.

Desde el punto de vista táctico, el éxito ucraniano puede identificarse en el concepto de «descentralización». Ucrania ha aplicado esta idea de mando y control descentralizados con gran efecto en varios aspectos clave. El uso de armas antiblindaje es quizás el elemento más visible de esto, ya que los grupos dispersos de combatientes desmontados demostraron su capacidad para organizar emboscadas y ataques contra las fuerzas mecanizadas rusas que se acercaban, disgregándose y atacando en diferentes ángulos desde posiciones ocultas con armas antitanque disparadas desde el hombro. Al no tener que formar grandes grupos o tener todos los movimientos orquestados desde un centro de mando, los combatientes ucranianos pudieron aprovechar el elemento sorpresa y convertirse en objetivos más pequeños y mucho menos vulnerables para los atacantes rusos.

Teniendo en cuenta estos factores, un antiguo dirigente de alto nivel dentro de la comunidad de inteligencia explicó que la capacidad de un líder para inspirar sólo es eficaz, en la medida en que va acompañada de competencia táctica y capacidad de liderazgo práctico. La cualidad de liderazgo más importante que se necesita en medio del combate y del fuego hostil atacante… es la capacidad, dijo Mike Mears, ex Director de Capital Humano de la CIA, en una entrevista con Warrior.

«Hubo un estudio interesante en West Point hace algún tiempo que decía que, en combate, todos esos atributos o necesidades, el liderazgo, los puntos fuertes, bajan, y de repente surge otro que es el número uno, y es la competencia. Y la razón es que, si estás atrapado en un tiroteo, lo que más esperas es que tu sargento sepa qué hacer y cómo hacerlo. No te importa tanto todo lo demás. Y esa es la única excepción en el liderazgo, creo, en la que durante las situaciones que amenazan la vida, se produce esta pequeña inversión», explicó Mears.

En esta línea, otro aspecto del uso eficaz de una táctica «descentralizada» por parte de Ucrania puede verse en el ámbito de las comunicaciones. No parece haber ningún tipo de «eje» funcional de mando y control, centro o lugar desde el que se coordinen las decisiones tácticas, sino que los que están en la punta de la lanza están facultados para tomar decisiones rápidas dentro de un marco o estructura de liderazgo más amplio.

Disponer de múltiples «nodos» de radio dispersos es un elemento crítico de una estrategia «descentralizada», ya que hace que las comunicaciones sean mucho más resistentes y sostenibles cuando se enfrentan a una amenaza importante. Los «nodos» más pequeños o las ubicaciones de radio individuales dispersas crean señales más pequeñas y menos detectables que puedan ser localizadas o atacadas por las fuerzas rusas. Cuanto más pequeña sea la radio o el dispositivo electrónico, más pequeña y menos detectable será la señal o la firma que emita para que los enemigos puedan rastrearla e interferirla. Esta estrategia de mando y control descentralizada puede ser una de las razones principales por las que apenas hay informes de que Rusia recurra a la fuerza electrónica, algo de lo que se sabía que era capaz durante su anterior incursión en Ucrania en 2014.

«Mira a Zelinsky, tenía alrededor del 26%. de aprobación el 23 de febrero, o poco antes de la invasión. Y creo que había una encuesta reciente que lo mostraba con un 91% de aprobación. Él mismo ha demostrado que no es un comediante. Este tipo es un gestor, administrador y líder muy competente. La competencia que está demostrando es extraordinariamente tranquilizadora para el pueblo ucraniano», dijo Mears.

Fte. Warrior Maven (Kris Osborn)

Kris Osborn es el presidente de Warrior Maven – Center for Military Modernization y editor de Defensa para National Interest. Anteriormente, Osborn trabajó en el Pentágono como experto altamente cualificado en la Oficina del Subsecretario del Ejército-Adquisición, Logística y Tecnología.