Las FF.AA. estadounidenses están probando una píldora que podría retrasar el envejecimiento

EUCERIN
Después de los 25 años, la disminución anual de colágeno y la disminución de elastina dan lugar a la desorganización del tejido cutáneo (Eucerin)

El Mando de Operaciones Especiales de Estados Unidos (SOCOM) dice que pronto comenzará los ensayos clínicos de una “píldora antienvejecimiento” que podría detener algunos efectos degenerativos naturales de este proceso.

“Hemos completado los estudios preclínicos de seguridad y dosificación en previsión de las pruebas de rendimiento de seguimiento en el año fiscal 2022”, dijo el comandante de la Marina Tim Hawkins, un portavoz del SOCOM, a Breaking Defense.

La píldora consiste en lo que Hawkins llamó una ” human performance small molecule” que se convertirá en una forma nutracéutica tanto para civiles como para personal militar. Continuó:

“Estos esfuerzos no consisten en crear rasgos físicos que no existan ya de forma natural. Se trata de mejorar la preparación de nuestras fuerzas para las misiones mediante la mejora de las características de rendimiento que suelen disminuir con la edad. Esencialmente, estamos trabajando con socios líderes de la industria e instituciones de investigación clínica para desarrollar un nutracéutico en forma de píldora, que sea adecuado para una variedad de usos tanto para civiles como para militares, cuyos beneficios resultantes pueden incluir la mejora del rendimiento humano, como una mayor resistencia y una recuperación más rápida de las lesiones.”

Una molécula pequeña es exactamente lo que parece: una molécula de bajo peso molecular. El laboratorio privado de biotecnología MetroBiotech-, explica:

“Los fármacos de moléculas pequeñas tienen algunas ventajas claras como terapia: la mayoría pueden administrarse por vía oral y pueden atravesar las membranas celulares para alcanzar objetivos intracelulares. También pueden diseñarse para alcanzar objetivos biológicos mediante diversos modos de acción y su distribución puede adaptarse, por ejemplo, para permitir la exposición sistémica con o sin penetración en el cerebro”.

Así pues, todas las moléculas pequeñas tienen bajo peso molecular, pero no todas las moléculas pequeñas son fármacos ni mucho menos. En este caso, un nutracéutico suele referirse a un “suplemento dietético” como una píldora de vitaminas o una proteína en polvo enriquecida. Se podría considerar que los llamados “superalimentos” son nutracéuticos en el sentido más técnico.

La U.S. Food and Drug Administration (FDA) no regula los nutracéuticos, lo que significa que están exentos de las rigurosas normas que ayudan a regular los medicamentos con receta, por ejemplo. ¿Por qué las FF.AA. no iban a someter esta sustancia a los trámites adecuados para convertirla en un fármaco regulado, sobre todo si ya tiene previstos ensayos clínicos, que son uno de los hitos clave para la aprobación de la FDA? Todo esto es un poco confuso y está sujeto a especulación por ahora.

El término “pequeña molécula de rendimiento humano” en sí mismo no significa mucho. El rendimiento humano es la suma total de casi innumerables factores que podrían estar implicados, y hemos descubierto que las pequeñas moléculas son tanto un término descriptivo como algo que ya cubre la mayoría de los medicamentos farmacéuticos. Entonces, ¿cuál es la molécula específica aquí?

Breaking Defense dice que la molécula en cuestión es algo llamado nicotinamida adenina dinucleótido (NAD+). MetroBiotech promociona el NAD+ como un tratamiento para las enfermedades mitocondriales en particular. Las mitocondrias son orgánulos (partes de la célula) que solemos llamar la fábrica o la central eléctrica de la célula porque producen energía para la misma. Ésta se produce en forma de una sustancia química llamada trifosfato de adenosina (ATP).

La célula necesita ATP para seguir funcionando bien, y el NAD+ apoya la fabricación continua de ATP dentro de las mitocondrias. Ese es el mecanismo directo que está en juego, y hay consecuencias cuando las células tienen niveles reducidos de NAD+ en general. MetroBiochem lo explica:

“Los niveles reducidos de NAD+ están relacionados con el envejecimiento y con numerosas enfermedades, como la disfunción mitocondrial, la inflamación y una serie de enfermedades asociadas. Estos niveles disminuyen a medida que los humanos envejecen y permanecen agotados durante los estados de enfermedad”.

Las enfermedades mitocondriales que MetroBiochem pretende tratar son devastadoras, pero también son raras y específicas: no se trata a personas por lo demás sanas con una sustancia que supuestamente ralentizará los efectos del envejecimiento, y punto. Esto podría explicar en gran medida por qué SOCOM llama a este proyecto “nutracéutico” en lugar de un medicamento de prescripción.

El envejecimiento en sí no es todavía una enfermedad diagnosticable que pueda tratarse con receta. Productos como el bótox o la cirugía de cataratas tratan síntomas secundarios del envejecimiento que son específicos y tratables.

Dejando de lado todas las especulaciones y el escepticismo, ¿cuáles son las formas en que el antienvejecimiento podría ayudar a apoyar a los militares? MetroBiotech enumera algunas funciones de órganos clave que dice que son apoyadas por su tecnología, afirmando que   podría ayudar a ralentizar la neurodegeneración, disminuir la inflamación en el cuerpo, aumentar la “cardioprotección” y más.

MetroBiotech también afirma que el NAD+ puede reducir los efectos funcionales del envejecimiento en el organismo, donde entran en juego factores como la velocidad y el tiempo de reacción. Pero los ensayos clínicos recorrerán un largo camino para confirmar lo que se va a tratar o no con NAD+, en el que la Defensa ya ha “invertido 2,8 millones de dólares” desde 2018, dijo Hawkins.

Fte. Popular Mechanics