La Royal Navy está totalmente equipada con buques autónomos para la caza de minas

USV RNMB HarrierLa Royal Navy ha adquirido su tercer y último buque no tripulado que cambiará el futuro de las operaciones de caza de minas.

Se trata del RNMB Hebe, un buque autónomo para la lucha contra las minas (MCMV), uno de los tres barcos de la Royal Navy que participan en el desarrollo de los Maritime Autonomous Systems (MAS) para garantizar que se mantiene a la vanguardia de la tecnología y la innovación.

El Hebe y los otros dos buques, Harrier y Hazard, forman parte del programa de caza de minas sin tripulación “Proyecto Wilton”.

Mientras que el RNMB Hazard está en servicio desde 2018, fue posteriormente transferido al Proyecto Wilson, el RNMB Harrier entró en servicio en agosto de 2020, según el sitio web de la Royal Navy.

Según un comunicado de la Royal Navy, las tres embarcaciones son capaces de trabajar en diferentes configuraciones, de forma manual, remota o autónoma, para detectar y clasificar minas y artefactos marítimos.

Las tres despliegan sistemas de sonar y vehículos subacuáticos autónomos para detectar la presencia de minas y otras amenazas subacuáticas.

El Hebe, un barco de 15 metros, es más largo que sus hermanos y está equipado con tecnología avanzada y listo para el despliegue, con la capacidad de trabajar de forma aislada en las operaciones. También cuenta con capacidad orgánica de mando, control y comunicaciones que permite el control autónomo de su buque hermano Harrier, según el comunicado.

“El RNMB Hebe es la última pieza del rompecabezas de la capacidad marítima del Proyecto Wilton. Tiene un potencial fantástico y estamos trabajando con diligencia para integrar sus impresionantes capacidades con nuestros equipos existentes”, dijo el capitán de corbeta Ross Balfour, oficial a cargo del Proyecto Wilton.

¿Qué es el Proyecto Wilton?

El Proyecto Wilton de la Royal Navy se puso en marcha en marzo de 2020, cuando se decidió poner en marcha operaciones de búsqueda de minas y de prospección empleando buques de superficie no tripulados (USV).

Consiste en un equipo de Sistemas Marítimos Autónomos (MAS) con sede en la Base Naval Clyde de la Royal Navy en Escocia. El proyecto Wilton, que lleva el nombre del HMS Wilton, un dragaminas costero experimental botado en 1972, tiene por objeto desarrollar y ejecutar los programas de caza y reconocimiento de minas no tripulados de la Armada.

Los cazaminas son embarcaciones diseñadas para detectar y destruir las minas navales que eran habituales durante las guerras mundiales, mientras que los dragaminas son embarcaciones que limpian las zonas minadas. La contramedida de minas (MCM) es la tecnología que se emplea en la caza de estas minas navales.

La Royal Navy ha firmado un contrato de 13 millones de libras con Atlas Elektronik UK para suministrar un buque de superficie no tripulado (USV) autónomo ARCIMS (Arc Internet Map Servers) y una plataforma de 15 metros de la clase SEA equipada con un controlador autónomo avanzado.

Los USVs serán capaces de operar de forma autónoma desde centros de mando portátiles basados en tierra o en el mar. El vehículo ARCIMS empleará capacidades como el barrido de minas, la caza de minas, la eliminación de minas, la guerra antisubmarina, la vigilancia, la protección de las fuerzas y el apoyo a los buzos utilizando varias opciones de módulos de misión diferentes.

El Proyecto Wilson estará plenamente operativo en 2022 y será capaz de retirar objetos del fondo y neutralizar artefactos explosivos.

Buques de superficie no tripulados

Según el informe Global Unmanned Surface Vehicles (USV) Report 2020, países como EE.UU., Singapur, Israel, Reino Unido, China y Rusia son los que más invierten en USV.

Estados Unidos ha puesto en marcha el proyecto DARPA Sea Train para desarrollar una flota distribuida de buques tácticos de superficie no tripulados y crear tecnologías que permitan cruzar los océanos empleando un sistema de USVs conectados que actuarían como trenes a través de los mares.

Los sistemas no tripulados complementarán y apoyarán a la actual fuerza de caza de minas tripulada de la Royal Navy británica, proporcionada por los buques cazaminas de clase Hunt y Sandown, según informa Naval Technology.

La culminación del Proyecto Wilton permitirá al Reino Unido mantenerse en la carrera por desarrollar el objetivo final de un sistema MCM totalmente autónomo.

Fte. The Eur Assian Times