La movilización rusa puede estar reforzando su fracaso en Ucrania

La movilización de 300.000 reservistas del presidente ruso, Vladimir V. Putin, podría estar reforzando su fracaso, dijo el secretario de prensa del Pentágono, general Pat Ryder durante una conferencia de prensa el día 22 de septiembre.

Putin ha llamado a 300.000 reservistas rusos para su guerra injusta y no provocada en Ucrania. También sacudió indirectamente su carcaj nuclear.

Su acción sigue a una contraofensiva ucraniana que ha expulsado a las fuerzas rusas de Kharkiv y liberado más de 3.000 kilómetros cuadrados de territorio ucraniano. En agosto, el jefe de política del DOD, Colin Kahl, dijo que los rusos habían perdido entre 50.000 y 70.000 soldado en su guerra contra Ucrania.

La movilización de Putin «sería principalmente reservistas o miembros del Ejército retirados», dijo Ryder. Esto no es similar a las unidades de reserva de Estados Unidos. Los componentes de reserva de las fuerzas armadas de EE. UU. están capacitados y listos para moverse en horas, días o semanas, según sea necesario, mientras que, en el modelo ruso, se trata de personas que han terminado su compromiso de servicio y están siendo llamadas a regresar. «Nuestra evaluación es que a Rusia le llevará tiempo entrenar, preparar y equipar estas fuerzas», dijo Ryder.

Las acciones rusas en la guerra contra Ucrania indican graves problemas de mando y control y un colapso de la logística desde que comenzó la invasión el 24 de febrero. Estos problemas no se han resuelto y han contribuido al fracaso de las operaciones rusas para tomar la capital ucraniana de Kyiv en marzo y en la incapacidad de Rusia para avanzar mucho en la región de Donbas en abril.

La movilización «puede abordar un problema de mano de obra para Rusia», dijo Ryder. «Lo que no está claro es si podría o no abordar significativamente el comando y control, la logística, el sostenimiento y, lo que es más importante, los problemas de moral que hemos visto que experimentan las fuerzas rusas en Ucrania».

Si Rusia no puede mandar, sostener y equipar las aproximadamente 100.000 tropas que tiene en Ucrania, agregar 300.000 tropas no mejorará la situación. «Si ya tiene desafíos importantes y no ha abordado algunos de esos problemas estratégicos sistémicos que hacen que cualquier fuerza militar grande sea capaz, no hay nada que indique que se volverá más fácil agregando más variables a la ecuación», dijo Ryder.

Estados Unidos y sus socios continuarán un diálogo muy abierto y riguroso con sus homólogos ucranianos para comprender sus necesidades. “No veo que esas conversaciones se vean afectadas por la situación [con la movilización]”, dijo el general. «Creo que es importante proporcionar un poco de contexto. Si retrocedemos un poco en el tiempo, Rusia invadió Ucrania e intentó anexar toda Ucrania. “Fracasaron en ese objetivo estratégico, por lo que redujeron el alcance de sus objetivos operativos”, continuó. «Incluso estos no van bien debido a la contraofensiva de Ucrania y los problemas que he destacado en términos de logística y sostenimiento».

El anuncio de Putin sobre la movilización, la programación de falsos referéndums en las áreas capturadas del Donbas o las amenazas de atacar el territorio, «no cambia los hechos operativos sobre el terreno, que son que los ucranianos seguirán luchando por su país», dijo Ryder. dijo. «El Ejército ruso se enfrenta a algunos desafíos importantes sobre el terreno y la comunidad internacional apoyará a Ucrania en su lucha para defender a su país de una invasión».

Fte. Defense.gov