La Fuerza Aérea prueba a convertir cualquier avión en un avión robot

Científicos de la Fuerza Aérea han anunciado que han probado un kit de robot, que puede convertir virtualmente cualquier avión en un avión teledirigido autopilotado, a través de un programa llamado ROBOpilot.

Afirman que el ROBOpilot realizó un vuelo de prueba de dos horas, convirtiendo un avión tripulado en un dron.

¿Por qué es eso importante? Para empezar, los aviones y los drones son caros. El dron derribado sobre Irán el mes pasado costó 220 millones de dólares. Durante años, los militares se han apresurado a financiar fabulosos y refinados aviones teledirigidos de todas las formas y tamaños. Algunos, como el MQ-9 Reaper de General Atomics, de 15 millones de dólares, son más baratos que los aviones militares tripulados, pero los grandes son más caros que muchos tipos de aviones deportivos civiles.

» Imaginemos poder convertir de forma rápida y asequible un avión de tipo general, como un Cessna o una Piper, en un vehículo aéreo no tripulado, haciéndole volar una misión de forma autónoma y devolviéndole al final su configuración tripulada original», dijo el Dr. Alok Das, científico principal del Centro de Innovación Rápida del Laboratorio de Investigación de la Fuerza Aérea, o AFRL, en una declaración. «Todo esto se logra sin hacer modificaciones permanentes en la aeronave.» El Air Force Research Laboratory se ha asociado con DZYNE Technologies para producir el kit.

El sistema interactúa con los controles de vuelo como un piloto humano, pulsando los botones correctos, accionando interruptores, manipulando timón y acelerador y observando los instrumentos de medición. «Al mismo tiempo, el sistema emplea sensores, como el GPS y una Unidad de Medición Inercial (esencialmente una forma de que una máquina se ubique en el espacio sin GPS) para el conocimiento de la situación y la recopilación de información. Una computadora analiza estos detalles para tomar decisiones sobre la mejor manera de controlar el vuelo», dijo AFRL en un comunicado. Una vez terminado el vuelo, el kit puede ser retirado y el avión reconvertido en uno que requiera un piloto humano.

El pasado verano, el sistema completó un vuelo de prueba de dos horas en el Dugway Proving Ground de Utah.

En teoría, la misma tecnología, o una similar, podría aplicarse a los costosos aviones de combate. Los ejércitos consideran que la próxima sexta generación de cazas estará tripulada opcionalmente. Pero también han expresado reservas sobre permitir que el software autónomo lleve a cabo acciones letales, así que no esperemos ver a ROBOpilot haciendo misiones de combate en un futuro cercano.

Fte. Defense One

Acerca de Redacción El Radar 2482 Articles
Equipo de Redacción