Israel ha probado un sistema de arma láser de alta potencia aerotransportado

LaserEl Ministerio de Defensa de Israel (IMOD) ha terminado recientemente una serie de pruebas, en las que un prototipo de un “high-power laser weapon system” (HPL-WS) interceptó múltiples objetivos aéreos en rápida sucesión.

El sistema lo ha desarrollado Elbit Systems, en el marco del programa de láser de alta potencia dirigido por la Dirección de I+D de Defensa (DDR&D) del IMOD. Las pruebas se llevaron a cabo en un campo de pruebas en el centro de Israel, en estrecha colaboración con el centro de pruebas de vuelo de la Fuerza Aérea, “Yanat”.

Durante las pruebas se instaló un HPL en una avioneta y se probó en varios escenarios, destruyendo e interceptando con éxito todos los objetivos que se lanzaron. Algunos de los objetivos eran armas de merodeo Sky-Striker del propio Elbit System.

Los objetivos se interceptaron a diferentes alcances y altitudes de vuelo, a unos 3.000 pies sobre el nivel del mar. La serie de pruebas es la primera fase de un programa de varios años dirigido por la Dirección de I+D de Defensa y Elbit Systems para desarrollar un sistema láser contra diversas amenazas de largo alcance.

Aunque el prototipo HPL-WS ha demostrado el primer paso en la interceptación de vehículos aéreos no tripulados (UAV), también podrá atacar objetivos más difíciles. “Creemos en el empleo de un láser de alta potencia para llevar a cabo interceptaciones aéreas de bajo coste de cohetes y aviones no tripulados hostiles, más cerca de sus zonas de lanzamiento y lejos de los centros de población. Ofrece un cambio significativo en las capacidades de defensa de Israel”. Oren Sabag, Director General de Elbit Systems ISTAR, dijo.

Israel es uno de los pocos países capaces de desarrollar esta innovadora capacidad. Las demostraciones anteriores consistieron en cargas útiles de armas láser desarrolladas en el marco de programas de demostración de tecnología estadounidenses y realizadas por HPL integradas en aviones de transporte C-130, drones MQ-9 y helicópteros de ataque AH-64E.

El objetivo del HPL-WS es aumentar las capacidades anti cohetes, artillería y morteros (C-RAM), tal como hace el sistema Iron Dome. Al destruir los cohetes enemigos con un coste por acción mucho menor, en comparación con los misiles interceptores guiados Tamir del Iron Dome, que cuestan decenas de miles de dólares por interceptación, el HPL-WS desafía la amenaza de los cohetes asimétricos con una economía de batalla competitiva de sólo unos pocos dólares por acción. Según las evaluaciones preliminares, cuando el HPL-WS alcance su plena capacidad, devolverá la inversión en pocos días de batallas de alta intensidad, como se experimentó durante la reciente operación ” Guardians of the Walls”. Al destruir muchos de los cohetes disparados contra Israel empleando un láser de bajo coste como primera línea de defensa, los interceptores de misiles Tamir se ahorrarán para interceptar los pocos cohetes que logren evadir el primer “cerco” láser.

La clave de esta capacidad es el láser aéreo que opera el HPL-WS a gran altura. La nubosidad, la humedad, el polvo y las turbulencias suelen dispersar los rayos láser y limitar la eficacia de las armas láser terrestres. El HPL-WS aerotransportado atacará cohetes a decenas de kilómetros de distancia, más cerca de su punto de lanzamiento. Al ser capaz de destruir objetivos en rápida sucesión, el sistema reducirá el riesgo de que los cohetes se filtren a través de la pantalla de defensa aérea y permitirá al C-RAM hacer frente a los cohetes que pongan en riesgo objetivos poblados en la defensa puntual. Para conseguir este rendimiento, el sistema se ampliará para que quepa en un avión de gran tamaño que podrá merodear por encima del campo de batalla y enfrentarse a los cohetes en todas las direcciones. El sistema localizará los lanzamientos de cohetes, fijará los objetivos a medida que asciendan en su trayectoria, apuntará y alcanzará las partes más vulnerables del objetivo (a menudo se trata de los componentes energéticos: la ojiva y el combustible.

El HPS-WS aerotransportado complementará el conjunto de defensa antimisiles de varios niveles de Israel introduciendo una defensa de primer nivel de bajo coste, que incluye los sistemas interceptores de misiles Iron Dome, David’s Sling y Arrow. Este sistema aumentará la eficacia de la defensa aérea contra las amenazas actuales y futuras en la región. El láser aerotransportado tiene la ventaja de proporcionar una capa superior fiable.

El método de interceptación aérea por láser ofrece ventajas significativas sobre las interceptaciones terrestres, por su bajo coste por interceptación y la capacidad de posicionar la plataforma láser aérea por encima de las nubes, donde podrán atacar cohetes dentro del área enemiga o cerca de la frontera, superando las limitaciones meteorológicas y las perturbaciones atmosféricas.

“Interceptamos con éxito varios vehículos aéreos no tripulados en el aire, con un alcance de más de 1 km”. El General de Brigada Yaniv Rotem, Jefe de Investigación y Desarrollo del DDR&D, dijo. “Se trata de un logro tecnológico pionero, y es fundamental para seguir desarrollando nuestro sistema láser de alta potencia aerotransportado”, añadió Rotem. El sistema aerotransportado en ocho o diez años, dijo Rotem, añadiendo que en otra década se espera que dicho sistema pueda destruir objetivos a cientos de kilómetros de distancia.

Rotem dijo que en unos años el ministerio pretende construir un láser con una potencia de 100 kilovatios que tendrá un alcance efectivo de 20 km. El ministerio aspira a tener un sistema operativo para 2024 que se desplegará en la zona fronteriza de Gaza para derribar cohetes Rotem dijo que el sistema de 100 kilovatios en tierra también podrá destruir objetivos a una distancia de 8 a 10 km.

Fte. Defense Update