Ingenieros alemanes producen y prueban un motor de cohete impreso en 3D

El nuevo método permitirá reducir el peso y el coste de producción de un cohete, aumentar la carga útil e implementar sistemas de refrigeración más sofisticados.

El Centro Aeroespacial Alemán (DLR), en colaboración con SLM Solutions, ha conseguido crear un motor de cohete, llamado BERTA, completamente fabricado con tecnología de impresión en 3D. El motor, que se utilizará en un cohete modular Ariane 6 desarrollado por el Grupo Ariane para la Agencia Espacial Europea (ESA), es capaz de transportar satélites a órbitas de transferencia geoestacionaria o órbitas síncronas al sol.

El nuevo método de producción ha permitido reducir el peso del motor en un 30%, aumentando así su eficacia en un 20%, según informó Deutsche Wirtschafts Nachrichten. La impresión en 3D también permitirá el uso de sistemas de refrigeración más sofisticados para la cámara de combustión, lo que sería imposible con el método de montaje ordinario.

La ESA ya ha realizado con éxito su primer “hot fire test” del motor en el German Aerospace Center (DLR) de Lampoldshausen. Los ingenieros encendieron el BERTA durante 560 segundos con un empuje de referencia de 2,45 kilonewtons (el pesado cohete Ariane 5 de Europa produce un empuje de alrededor de 6.650 kilonewtons).

Lysan Pfutzenreuter, director de proyecto de DLR Space Management, dijo al medio online 3D Printing Industry que la fabricación de los motores por impresión en 3D abre nuevos caminos para la industria aeroespacial europea.

“La demostración con éxito de la tecnología es un paso importante para mejorar la competitividad de los sistemas de lanzamiento europeos”, dijo.

Fte. Space Daily