Gran Bretaña protege su industria de defensa de la influencia extranjera

MJ-8458Las industrias de la defensa y del espacio se encuentran entre los casi veinte sectores citados por el Gobierno británico en la presentación de la nueva ley del 11 de noviembre, que tiene por objeto endurecer las normas que le permiten bloquear la inversión extranjera directa potencialmente hostil.

El Gobierno dijo que el proyecto de ley National Security and Investment (Seguridad Nacional e Inversión) fortalecerá su capacidad para investigar e intervenir en fusiones, adquisiciones y otros tipos de acuerdos que puedan suponer una amenaza para la seguridad nacional británica.

La inteligencia artificial, la robótica, las tecnologías militares o de doble uso, las tecnologías satelitales y espaciales, la defensa y los proveedores críticos del gobierno se encuentran entre los 17 sectores industriales incluidos en la nueva legislación.

Los nuevos poderes permiten al Gobierno actuar contra los inversores de cualquier país, incluyendo a Estados Unidos.

“Bajo el Proyecto de Ley de Seguridad Nacional e Inversiones, el Gobierno adoptará un enfoque específico y proporcional para garantizar que puede examinar, imponer condiciones o, como último recurso, bloquear un acuerdo en cualquier sector en el que exista un riesgo inaceptable para la seguridad nacional”, dijo el Department for Business, Energy and Industrial strategy en un comunicado.

La adquisición de activos sensibles y de propiedad intelectual, así como la adquisición de empresas está cubierta por la legislación. El Gobierno dijo que la medida lleva la legislación británica al siglo XXI.

Los informes de los negocios en los sectores cubiertos por la legislación serán obligatorios y las empresas podrían enfrentar fuertes multas y las transacciones anuladas si no obtienen la aprobación del Departamento de Negocios.

El esfuerzo de Gran Bretaña por cerrar la puerta a los inversores no deseados como los chinos es parte de una tendencia creciente entre las naciones occidentales. Los poderes pendientes de aprobación del Parlamento son similares a los ya existentes en aliados como Francia, Alemania e Italia, dijo el gobierno.

A principios de este año, Estados Unidos introdujo requisitos de notificación obligatoria para las transacciones relativas a tipos específicos de empresas como parte de un programa más amplio de reforma.

El Gobierno de Australia también ha introducido una legislación que exige a los inversores extranjeros que soliciten la aprobación para adquirir un interés directo en empresas delicadas de seguridad nacional.

Paul Everitt , director ejecutivo del grupo de lobby de defensa, aeroespacial y seguridad ADS, acogió con satisfacción la medida pero dijo que era importante que el Gobierno no disuadiera a los inversores extranjeros.

“Los planes del Gobierno deben lograr un equilibrio adecuado entre la aplicación de las protecciones y la continuación de la garantía de que el Reino Unido sigue siendo un entorno atractivo para la inversión internacional”, dijo Everitt.

El consultor Howard Wheeldon, de Wheeldon Strategic Advisory, también apoyó la acción del Gobierno, pero advirtió: “¿Tiene [la legislación] suficiente fuerza? Ciertamente necesitamos proteger nuestra industria especializada, pero también debemos asegurar y esperar que el terreno de juego se mantenga nivelado”.

Fte. Defense News

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.