Gran Bretaña confirma el nuevo proyecto de cabezas nucleares

El Gobierno británico ha confirmado que, está desarrollando una nueva cabeza nuclear para sus submarinos de misiles, días después de que EE.UU. revelara que el programa se estaba llevando a cabo, sin que el Parlamento fuera informado.

En una declaración escrita al Parlamento, el Secretario de Defensa Ben Wallace confirmó el 25 de febrero, que Gran Bretaña está trabajando en una nueva cabeza nuclear para equipar su flota de submarinos nucleares armados con misiles Trident.

«Para garantizar que el Gobierno mantenga una disuasión eficaz en toda la puesta en marcha del submarino de misiles balísticos de la clase Dreadnought, estamos sustituyendo nuestras actuales cabezas nucleares para responder a futuras amenazas y al entorno de seguridad en el que nos encontramos», dijo Wallace.

No se esperaba que el anuncio se hiciera antes de la publicación de la revisión de la política de defensa, seguridad y exterior prevista para finales de este año. Pero la decisión del gobierno conservador se vio forzada, cuando en EE.UU. revelaron la semana pasada que el programa estaba en marcha.

Eso causó un gran revuelo en Reino Unido, ya que los programas de alto perfil como el de disuasión nuclear se anuncian generalmente antes en el Parlamento. Es sólo una cortesía, pero si el Parlamento no es informado primero, los ministros pueden ser obligados a asistir a la Cámara de los Comunes para hacer una declaración.

El Almirante Charles Richard, comandante del U.S. Strategic Command, y Alan Shaffer, subsecretario adjunto de defensa del Pentágono para la adquisición y el sostenimiento, declararon por separado que Gran Bretaña está desarrollando su propia versión de la ojiva W93, que se encuentra en la fase de evaluación por E.E.U.U. para sustituir a la W76 de la U.S. Navy.

«Es muy bueno que Reino Unido esté trabajando en una nueva ojiva al mismo tiempo que nosotros, creo que tendremos discusiones y podremos compartir tecnologías», dijo Shaffer a una audiencia en la Cumbre de Disuasión Nuclear, auspiciada en Washington por Exchange Monitor.

Shaffer dijo que la W93 y el arma británica «serán dos sistemas de desarrollo independientes».

Richard, en un testimonio preparado para el Comité de las Fuerzas Armadas del Senado, dijo el 20 de febrero que el W93 «apoyará un programa paralelo de reemplazo de ojivas en el Reino Unido».

Wallace dijo al Parlamento que la » Defence Nuclear Organisation» del Ministerio de Defensa está trabajando con el Atomic Weapons Establishment: para construir los equipos altamente cualificados y poner en marcha las instalaciones y capacidades necesarias para proporcionar la nueva ojiva; mientras que también se mantiene la actual hasta que se retire del servicio. Continuaremos trabajando estrechamente con EE.UU. para asegurar que nuestra ojiva siga siendo compatible con el Trident.»

La nueva ojiva británica sustituirá al arma existente, conocida como Trident Holbrook, que equipa a los cuatro submarinos de clase Vanguard, encargados de proporcionar la capacidad de disuasión nuclear de Gran Bretaña.

Cullen señaló que es poco probable que el arma británica en servicio sea muy diferente de la W76 de Estados Unidos.

«Ambas equipan al mismo misil Trident utilizado por Gran Bretaña y EE.UU. Nuestra suposición es que las dos ojivas son muy parecidas, si no prácticamente idénticas», dijo.

El Atomic Weapons Establishment del Reino Unido está llevando a cabo un programa de extensión de la vida útil de sus existencias de cabezas nuclearas, consistente en la sustitución de algunos sistemas y componentes electrónicos para mejorar la precisión y proporcionar mejores rendimientos.

El Trident Holbrook entró en servicio junto con los submarinos de clase Vanguard a mediados de la década de 1990. Gran Bretaña planea reemplazar los submarinos a principios de la década de 2030 con cuatro nuevos submarinos de clase Dreadnought. Ya se está trabajando en un programa de barcos de 31 mil millones de libras (40 mil millones de dólares).

Gran Bretaña también está gastando miles de millones de libras en la construcción de infraestructura para apoyar el desarrollo del Atomic Weapons Establishment, la construcción y las pruebas de una nueva ojiva en las instalaciones del sur de Inglaterra y Valduc, Francia, donde Gran Bretaña está cooperando en experimentos hidrodinámicos con la Comisión Francesa de Energías Alternativas y Energía Atómica como parte de un acuerdo nuclear más amplio.

Cullen dijo que es poco lo que se sabe sobre el calendario de entrega de las actuales actualizaciones de las ojivas.

«Comenzaron a entregar las ojivas de vida ampliada alrededor de 2016/2017. Las ojivas durarán otros 30 años, si se asume que están haciendo modificaciones similares a las que se están llevando a cabo en EE.UU.», dijo. «Espero que el Mk4A, (como se denomina el arma actualizada), salga de servicio a mediados de la década de 2040 y que la ojiva de reemplazo esté disponible a finales de la década de 2030 como muy pronto».

Gran Bretaña y Estados Unidos han cooperado en el desarrollo de armas nucleares durante décadas. En 1958, firmaron lo que se conoce como el Mutual Defence Agreement para formalizar ese acuerdo. Ese pacto sigue vigente y se renueva cada década. Fue firmado por última vez en 2014.

Fte. Defense News

Acerca de Redacción El Radar 2483 Articles
Equipo de Redacción

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario