Gaptek construirá las infraestructuras para la OTAN en el Destacamento Marfil

Las infraestructuras del destacamento Marfil del Ejército del Aire español han sido contratadas por la agencia NSPA de la OTAN a la española Gaptek.

Dentro de los compromisos internacionales contraídos por el Ministerio de Defensa del Reino de España se encuentran los apoyos a diversas organizaciones y países en el continente Africano. Uno de esos apoyos lo desempeña el Destacamento Marfil que viene operando con un avión C-130 Hércules desde enero de 2013 en Dakar.

El Minisdef español tras la baja en servicio del C-130, prevista que empiece este año 2020, ha decidido agrupar dos destacamentos en uno y sustituir el C-130 por dos aviones C-295. La base de despliegue estará dentro del nuevo Aeropuerto Internacional de Blaise Diagne.

Para ello el Ejército del Aire español, que es quien lidera esta misión, ha requerido unas infraestructuras desplegables a la NATO Support and Procurement Agency (NSPA) con la máxima urgencia posible y dicha Agencia las ha contratado con Gaptek.

Los edificios encargados por el Ejército del Aire a NSPA son un hangar desplegable que albergará a un C-295 y un edificio corporativo para el personal del destacamento.

El hangar planeado por Gaptek tiene unas dimensiones interiores de 1.200 m2 con una puerta corredera motorizada. Es un hangar permanente de rápida implantación que puede ser desmontado con facilidad.

El edificio está planeado en 2 plantas con unas dimensiones de 240 m2 cada planta. Las características principales de este edificio son su fácil y rápido montaje, gran aislamiento y rápida reconversión si fuera necesario para otras funcionalidades.

La firma del contrato se ha hecho el día 22 de julio de 2020 y se prevé que Gaptek empiece a instalar los edificios este mes de septiembre y entregue las infraestructuras a finales de año.

Gaptek también dará un curso de formación sobre su sistema constructivo a especialistas del EA que dotará de capacidad al ejército a la hora de desmontar o reconfigurar los edificios si fuera necesario.

Las infraestructuras de Gaptek, una compañía española de arquitectura modular, bien conocida no solo por NSPA sino también por la OCCAR, el Ministerio de Defensa de España y el de EEUU, entre otros, cumplen con los Códigos de Construcción Internacionales (IBC), como cualquier edificio permanente.

Las principales características del sistema Gaptek son que sus edificios, aun siendo permanentes, se implantan en una tercera parte del tiempo empleado por las construcciones permanentes y además se pueden desmontar o reconfigurar con facilidad y rapidez.

Además, el sistema Gaptek emite el 21% menos de CO2 que las construcciones tradicionales de acero y hormigón.

 

 

 

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.