Exciflex, un vendaje Inteligente, que puede monitorear y tratar heridas crónicas

Exciflex vendaje InteligenteUn equipo de investigadores, dirigidos por un ingeniero biomédico del Departamento de Asuntos de Veteranos, ha desarrollado un “vendaje inteligente” de alta tecnología que emplea la estimulación eléctrica para tratar las heridas crónicas y proporcionar información sobre su estado.

La venda, ahora llamada “Exciflex”, está equipada con un chip, sensores y otros elementos, que incorpora tecnología electro-terapéutica desarrollada por la Dra. Kath Bogie y sus colegas investigadores en Cleveland en el VA Advanced Platform Technology Center y la Case Western Reserve University.

Con la ayuda del VA Technology Transfer Program, la Dra. Bogie se conectó con los empresarios que formaron una nueva startup, Exci Inc., para llevar la tecnología de vendaje al mercado.

“Mi motivación es mejorar la atención médica de los veteranos, en particular de los que sufren heridas crónicas”, dijo Bogie a Nextgov, durante una conversación por correo electrónico. “Es estimulante ver que la tecnología está dando sus frutos”.

Los veteranos, en particular los que usan sillas de ruedas o que han sufrido heridas por explosiones, se enfrentan a infecciones y heridas crónicas, como úlceras por compresión o lesiones por presión, señaló. Las lesiones pueden ser dolorosas y, las que son especialmente lentas de curar, pueden requerir una gran cantidad de atención especializada. En EE.UU., el coste de las lesiones por presión puede ascender a más de 11.000 millones de dólares al año.

Se sabe que, la energía de la estimulación eléctrica puede ayudar a curar las heridas crónicas reduciendo la infección, interrumpiendo la biopelícula formada por bacterias que pueden retrasar el proceso de curación y otras cosas. Aunque la electricidad ha sido estudiada y empleada en tratamientos anteriormente, la tecnología construida por Bogie, que lleva casi 15 años enfrentándose al reto de la atención sanitaria, ofrece algo más.

“La venda inteligente puede permanecer colocada hasta siete días, por lo que el entorno de la herida permanece estable”, dice el comunicado de la VA. “Esa es una de las razones por las que el sistema de vendaje inteligente es superior a uno tradicional, que se debe retirar cada vez que el paciente recibe estimulación eléctrica convencional.”

Otro elemento crucial es que el dispositivo proporciona terapia en cualquier momento y fuera de las visitas a la clínica.

El vendaje está equipado con sensores, electrodos, un módulo de potencia y control y otros elementos. La electrónica de su mitad superior puede ser retirada de la venda absorbente que está debajo de ella, que puede ser usada hasta siete días antes de deshacerse de ella. Y lo que sucede dentro de la propia venda y la herida se puede registrar. De acuerdo con el comunicado, el chip puede capturar datos incluyendo el período de uso, la carga de la batería, así como lecturas de la temperatura de la herida o cualquier perturbación a través de ella.

Los profesionales de la salud pueden aprovechar la información recogida por la venda en el tratamiento general de los pacientes. Además, la venda inteligente también incluye la capacidad, aún no aprobada por la VA para su uso, de sincronizarse directamente con los teléfonos de los pacientes para transmitir la información a los profesionales de la salud, permitiéndoles hacer ajustes al tratamiento en tiempo casi real.

“Hemos trabajado con los sanitarios de los veteranos durante el desarrollo, que han aportado su opinión sobre el diseño”, señaló Bogie en relación con la creación del dispositivo, añadiendo que el equipo ha “realizado cambios en el diseño en base a su opinión”.

En este proyecto, han recibido financiación y lo que Bogie llamó “apoyo inestimable” de la VA para llevar a cabo un estudio piloto clínico, con participantes veteranos con heridas isquémicas en las extremidades inferiores, acompañadas de un flujo sanguíneo deficiente.

Con la intención de comercializar el producto, el equipo acuñó el nombre de “Exciflex” para el vendaje, cuya tecnología ha sido elegida como la “Best Potential Startup Technology” (mejor tecnología de arranque potencial) durante el evento.

A partir de ahí, los empresarios lanzaron la startup Exci Inc., con objeto de sacar la venda al mercado, para la que sus fundadores están negociando un acuerdo de licencia con la VA.

En última instancia, Exciflex “permitirá un fácil seguimiento y control de la terapia de heridas [con estimulación eléctrica, ES] por parte médica”, explicó Bogie, reiterando también que el dispositivo suministrará ES terapéutico, sin necesidad de alterar el vendaje de la herida durante una semana.

“Esto tendrá un impacto positivo en todos los pacientes, en particular en aquellos que reciben atención ambulatoria porque no necesitarán acudir a la clínica con tanta frecuencia”, dijo.

Bogie también confirmó que el dispositivo es Bluetooth Low Energy, o habilitado para BLE y que los datos del estado de la herida almacenados en caché serán subidos de forma segura a un servicio web. También proporcionará un historial gráfico de la herida y las tendencias y el estado de la herida entre los ES terapéuticos.

“En este momento se están desarrollando las aplicaciones para comprobar y gestionar la actividad de Exciflex para uso clínico”, dijo Bogie. “No ha habido una tecnología que proporcione datos en tiempo real sobre la curación de las heridas antes, así que queremos hacerla accesible a los clínicos en primer lugar para que puedan determinar qué datos son útiles”.

Fte. Nextgov

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.