El Ejército de EE.UU prepara pruebas de fuego con Strykers armados con láseres

StrykerCon su capacidad de hacer disparos silenciosos y sin límite, las armas láser han sido por mucho tiempo la “próxima gran cosa” que llegaría al campo de batalla.

Ahora, “esa próxima gran cosa” ya está aquí.

En su esfuerzo para hacer frente a aviones no tripulados (UAVs), cohetes, artillería y morteros (RAM), el U.S. Army ha recurrido a los láseres de alta energía, instalados en vehículos tácticos. El primero de estos sistemas de armas con capacidad de combate, láseres de 50 kilovatios (kW) montados en vehículos Stryker, está en camino de entrar en funcionamiento en el Año Fiscal 2022.

La industria está integrando armas láser de 50 kW y equipo de apoyo en dos Strykers que, en primavera se trasladarán a un evento de tiro de combate, en el que se enfrentarán a una serie de escenarios diseñados para probar el sistema y establecer los requisitos para esta clase de láser.

El resultado llevará a la selección competitiva de uno de los dos sistemas que permita la producción de más prototipos, mientras que también demostrará por primera vez si esta tecnología está en un nivel de madurez técnica.

“Esto se mueve muy rápido”, dijo el Cnel. G. Scott McLeod, director del programa. “Se ha hecho un gran trabajo, gestionando toda la complejidad técnica y los desafíos de conseguir estos nuevos componentes construidos e integrados para que podamos hacer fuego el próximo año”.

El esfuerzo de creación de prototipos DE-MSHORAD, como parte de la estrategia de modernización del Ejército en cuanto a defensa aérea y contramisiles, tiene como objetivo la protección de las Divisiones y Brigadas contra UAVs, aeronaves de ala giratoria y RAM. Durante el año fiscal se entregará un pelotón de cuatro Strykers.

Para entregar rápidamente estas innovaciones al Ejército, se seleccionaron dos proveedores, con un enfoque de costes compartidos para construir los dos sistemas láser, fomentando la competencia y estimulando la base industrial en cuanto a capacidades de energía dirigida.

Los trabajos de integración de los dos subcontratistas, Northrop Grumman y Raytheon, están siendo supervisados por el contratista principal, Kord Technologies. Para que los resultados sean justos, el trabajo de integración de cada sistema láser se está realizando en áreas separadas en las instalaciones de integración de Kord en Huntsville.

En octubre de 2020, los contratistas rivales evaluaron simultáneamente el control y la funcionalidad contra los objetivos aéreos. Antes de los disparos de combate, tendrán lugar dos evaluaciones adicionales, que servirán para la reducción de riesgos. Durante las pruebas de fuego, los dos sistemas se enfrentarán a una serie de 12 escenarios, que aumentarán su dificultad. Por ejemplo, habrá una mezcla de escenarios que podrían incluir UAVs, objetivos de RAM, o ambos. No se espera que ambos sistemas puedan satisfacer todas las exigencias de todos los escenarios, pero los retos realistas de los prototipos servirán para establecer los requisitos de umbral para los futuros sistemas DE-MSHORAD.

“Los escenarios son importantes porque nuestra intención es hacer que los sistemas fallen”, dijo el Dr. Craig Robin, subdirector de la Oficina de Proyectos de RCCTO DE. “Así que no asumimos que superen todo, estamos creando a propósito una serie de escenarios de mayor complejidad. Es un paradigma diferente en términos de competencia. No sólo ayudará a seleccionar entre los dos sistemas, sino que también demostrará que la tecnología está en un nivel de preparación técnica 7, lo que representa un gran paso en la finalización del prototipo.”

No es lo mismo que una prueba funcional, el disparo de combate incluirá criterios de puntuación y evaluaciones desde el punto de vista del rendimiento general, añadió McLeod.

“Esto establece el umbral de lo que será capaz de hacer un sistema láser de clase 50 kW”, añadió. “Determinará cómo el Ejército establecerá los requisitos del DE-MSHORAD en el futuro”.

Además, para asegurar que los prototipos ofrezcan una capacidad de combate residual que satisfaga las necesidades de los usuarios, se llevará a cabo una estrecha y recurrente colaboración con los soldados durante todo el proyecto para recoger sus comentarios y aportaciones.

Para abordar el apoyo y la infraestructura en torno a los prototipos de láser, se ha recurrido a un foro único de interesados conocido como Octagon. Este grupo integrado por interesados, incluye la representación de todos los aspectos de la Doctrina, Organización, Capacitación, Material, Liderazgo, Personal, Instalaciones y Política (DOTMLPF-P). El grupo trabaja en paralelo con el desarrollo de prototipos, asegurándose de que los elementos correctos estén listos cuando se entreguen los prototipos.

El contrato principal de la DE-MSHORAD Other Transaction Authority (OTA) fue adjudicado a Kord Technologies en julio de 2019. El mes pasado, el Ejército ejerció una opción en la OTA para comprar los prototipos adicionales de DE-MSHORAD que se entregarán en septiembre de 2022, para un total de cuatro vehículos Stryker láser de 50 kW. El equipo industrial también incluye a Rocky Research para el equipo de soporte de láser y a General Dynamics para el soporte de los vehículos Stryker.

Fte. Army.mil

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.