El Ejército de EE.UU. no considera una insensatez los fuegos de largo alcance

ERCA“Se necesita que cada ejército aporte esos fuegos de largo alcance”, dijo el vicepresidente del Estado Mayor Conjunto General John Hyten. Es más que apropiado sopesar la capacidad de poder realizar fuegos de largo alcance por el Ejército de EE.UU., incluso si otros análisis mostraran finalmente que los costes superaran los beneficios, dijo.

Unos días antes, el Jefe del Air Force Global Strike Command (Mando de Ataque Global de la Fuerza Aérea) menospreció los esfuerzos del Ejército de Tierra por el desarrollo de armas de largo alcance. Mientras que, posteriormente, el Hyten hablando con Defense One dijo que, el nuevo concepto de lucha conjunta del Pentágono hace hincapié en que, en el futuro, los combates se librarán con pequeñas unidades expedicionarias que se unirán en ocasiones para alcanzar algunos objetivos y luego se dispersarán. Y todos los cuerpos tendrán que ser capaces de derrotar a los misiles de largo alcance del enemigo.

“Puede trabajar conjuntamente la Armada y el Ejército; la Fuerza Aérea y el Ejército, pero si alguien combate y no tiene fuegos de largo alcance mientras su adversario sí, no se puede operar eficazmente en ese teatro de operaciones”, dijo. “Esto significa que se necesita que cada ejército aporte esos fuegos de largo alcance; por tanto, el concepto de lucha conjunta tiene éxito si todas las fuerzas pueden aplicar los fuegos dondequiera que estén, dondequiera que esté el objetivo, cualesquiera que sean las líneas de conflicto, ese es el concepto de lucha conjunta”.

La semana pasada, el General del Ejército del Aire Timothy Ray dijo en un podcast del Instituto Mitchell que la capacidad de ataque de largo alcance correspondía a la Fuerza Aérea.

“¿Por qué razón vamos a considerar una idea brutalmente cara, cuando no tenemos, como Departamento de Defensa, el dinero para hacerlo?”, dijo el Jefe del Air Force Global Strike Command.  “Creo que es una idea estúpida ir a invertir esa cantidad de dinero que recrea algo que la Fuerza Aérea domina y que ya estamos haciendo en este momento. ¿Por qué demonios se intenta eso? Intento que mi lenguaje no sea un poco más colorido de lo que es, pero dame un respiro”.

Ya en 2017, el Ejército seleccionó el fuego de largo alcance como una de sus principales prioridades de modernización. Desde entonces, los ha estado desarrollando en forma de un arma hipersónica, en un desarrollo conjunto con la Armada, el cañón conocido como XM1299 que puede disparar proyectiles a 65 kilómetros, en comparación con los 18 kilómetros de un obús. El Ejército está experimentando con ellos antes de los primeros despliegues previstos para 2023.

En marzo, el presidente de la Junta de Jefes de Estado Mayor, el general Mark Milley, dijo que el concepto de lucha conjunta debería estar listo este año. El concepto impulsará el desarrollo de la doctrina y los requisitos que los distintos cuerpos tomarán para construir y entrenar para una nueva era de guerra altamente interconectada, una visión amplia que el Pentágono denomina Joint All-Domain Command and Control, o JADC2.

“Los conceptos se emplean para desarrollar la Doctrina, para desarrollar las organizaciones que emplearán la Doctrina y para hacer el desarrollo de la Fuerza, el diseño de la Fuerza y para los sistemas de armas que se necesitarán para ejecutar la Doctrina”, dijo Milley.

Hyten también destacó que hay una gran diferencia entre tener un concepto y tener un plan, un calendario o un presupuesto concretos. El concepto permite llegar a esos pasos posteriores”. Los fuegos de largo alcance del Ejército desempeñan un papel en el concepto, pero la experimentación, la investigación y el análisis mostrarán más tarde si es factible económicamente. El concepto, dijo, “es una aspiración, no está basado en los costes. No se pretende que lo sea”.

Fte. Defense One

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.