Dron movido por hidrógeno de TU Delft vuela más tiempo y más verde

TU DelftUn dron que puede volar de manera sostenida durante largas distancias sobre la tierra y el agua, y puede aterrizar casi en cualquier lugar, podrá servir para una amplia gama de aplicaciones.

Ya existen drones que vuelan usando hidrógeno «verde», pero o bien lo hacen muy lentamente o no pueden aterrizar verticalmente.

Por eso, los investigadores de TU Delft (Universidad Técnica de Delft), junto con la Marina Real de los Países Bajos y el Servicio de Guardacostas del mismo país, han desarrollado un avión no tripulado alimentado por hidrógeno, que es capaz de despegar y aterrizar verticalmente, a la vez que volar horizontalmente de forma eficiente durante varias horas, de manera muy parecida a los aviones normales.

El dron usa una combinación de hidrógeno y baterías como fuente de energía. Las primeras pruebas con éxito se llevaron a cabo en uno de los escenarios más desafiantes: desde un barco que navegaba en mar abierto. Esto también pone al alcance las aplicaciones marítimas y representa un nuevo paso para hacer más sostenible la aviación.

Para volar sobre zonas densamente pobladas o en mar abierto, por ejemplo, en un complejo de apartamentos o en la cubierta posterior de un barco, un dron debe poder despegar y aterrizar verticalmente. Esto consume mucha energía de la batería y es perjudicial para la duración del vuelo. Los combustibles fósiles se usan a menudo para aumentar el alcance y la resistencia de las aeronaves, aunque esta no es una solución particularmente sostenible. Además, para volar eficientemente a través de largas distancias, un dron necesita alas, pero los drones de ala fija requieren instalaciones adicionales para aterrizarlos, como una pista o una red. Así que, en total hasta ahora no se han desarrollado drones que puedan volar de forma sostenible a largas distancias y aun así despegar y aterrizar casi en cualquier lugar.

Bart Remes, Gerente de Proyecto del Laboratorio de Micro Vehículos Aéreos (MAVLab) en la Universidad Técnica de Delft: «Por eso desarrollamos un dron que puede despegar y aterrizar verticalmente usando hidrógeno más un juego de baterías, y que durante el vuelo horizontal alimentado por hidrógeno puede recargar la batería mediante una pila de combustible, listo para el aterrizaje vertical. El diseño de ala fija y el uso de hidrógeno significa que el dron puede volar horizontalmente durante horas.»

El dron totalmente eléctrico pesa 13 kg y tiene una envergadura de tres metros. También es muy seguro: está impulsado por 12 motores, así que incluso si varios motores fallan, puede aterrizar con seguridad en la cubierta trasera de un barco, por ejemplo.

Sostenible

El dron está equipado con un cilindro de hidrógenos de carbono compuesto a 300 bares y 6,8 litros. El cilindro alimenta el hidrógeno a baja presión a la pila de combustible de 800w que lo convierte en electricidad. Las únicas emisiones son el oxígeno y el vapor de agua. Además de la pila de combustible que suministra electricidad a los motores, hay también un conjunto de baterías que junto con la pila de combustible proporcionan energía extra a los motores durante el despegue y el aterrizaje vertical.

Los conocimientos adquiridos durante el diseño del dron pueden utilizarse para hacer más ecológica la aviación.

Henri Werij, Decano de la Facultad de Ingeniería Aeroespacial de la Universidad Técnica de Delft: «Uno de los aspectos más importantes de este proyecto de investigación es el vuelo impulsado por hidrógeno. En todo el mundo, el hidrógeno es visto como uno de los más importantes aspirantes para lograr un combustible de aviación ecológico y sostenible».

Fte. UAS Vision

Acerca de Redacción El Radar 2483 Articles
Equipo de Redacción

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario