Diez tecnologías policiales innovadoras

Diez Tecnologías policiales innovadorasLa tecnología está transformando la labor policial en el siglo XXI, introduciendo nuevos instrumentos para luchar contra la delincuencia, a la vez que nuevas categorías de delitos a combatir. Por ejemplo, mientras que más y más departamentos de policía despliegan drones como ojos en el cielo, el FBI informa que también están siendo empleados cada vez más para actividades criminales.

A medida que la tecnología sigue remodelando casi todos los sectores de la sociedad, los dirigentes de los organismos encargados de hacer cumplir la ley disponen de un arsenal de sistemas e instrumentos de alta tecnología destinados a mejorar la seguridad pública, atrapar a los delincuentes y salvar vidas.

Mirando a la innovación – Tecnologías policiales

Desde aviones teledirigidos y cámaras corporales hasta software de reconocimiento facial e inteligencia artificial, presentamos una lista de 10 de las tecnologías más importantes con las que los organismos encargados de hacer cumplir la ley se están dotando.

Software de reconocimiento facial

Una de las tecnologías policiales emergentes más controvertidas, implica el uso de software de reconocimiento facial. Un ejemplo hipotético ofrecido en un reportaje de la NBC News ilustra los pros y los contras:

Imagina una calle llena de gente. La policía está buscando a un hombre que se cree que ha cometido un crimen violento. Para encontrarlo, introducen una fotografía en una red de vigilancia por vídeo alimentada por inteligencia artificial.

Una cámara, una de miles, escanea la calle, analizando instantáneamente los rostros de todos los que ve. Luego, una alerta: Los algoritmos encontraron una coincidencia con alguien de la multitud. Los oficiales se apresuran a la escena y lo detienen. Pero resulta que el tipo no es el que están buscando. se parecía mucho a él. Las máquinas estaban equivocadas.

Aunque las formas avanzadas de reconocimiento facial ofrecen “un potencial deslumbrante para la prevención del crimen” (por ejemplo, rastrear criminales buscados, personas desaparecidas y sospechosos de terrorismo), el informe advierte que también está “levantando alarmas” sobre el potencial de errores y abusos ya que podría ser usado para monitorear secretamente al público.

Biometría

La policía usa las huellas dactilares para identificar a las personas desde hace más de un siglo. Ahora, además del reconocimiento facial y el ADN, hay un conjunto cada vez más amplio de características biométricas (y de comportamiento) que la policía y la comunidad de inteligencia emplean, que incluyen el reconocimiento de voz, huellas de palmas, venas de la muñeca, reconocimiento del iris, análisis de la marcha e incluso los latidos del corazón.

El FBI ha desarrollado una base de datos llamada Next Generation Identification (NGI), “que proporciona el mayor y más eficiente fondo electrónico de información biométrica y de historia criminall”.

Bases de datos en línea permiten hacer uso más eficazmente el ADN y otros datos biométricos y, incluso de las huellas dactilares para identificar a los sospechosos, gracias a tecnologías de última generación. Por ejemplo, un informe de la CNBC explica cómo la policía de Londres puede actualmente usar un dispositivo biométrico móvil INK (Identity Not Known) para escanear las huellas dactilares de un sospechoso y en muchos casos revelar su identidad en un plazo de 60 segundos.

Robots

Muchos organismos policiales emplean en la actualidad cámaras robóticas de última generación, que proporcionan vigilancia visual y sonora de lugares de posibles delitos, que pueden ser demasiado peligrosos o demasiado difíciles de alcanzar para los agentes.

Algunos de estos dispositivos son incluso “lanzables” (hasta 120 pies y capaces de soportar repetidas caídas de 30 pies), accionados por un motor eléctrico y equipados con ruedas de alta tecnología que le permiten moverse, trepar y explorar incluso los espacios más difíciles, mientras son operados de forma inalámbrica.

El fabricante de automóviles Ford ha presentado la patente de un automóvil policial autónomo, equipado con inteligencia artificial y diseñado para atrapar a los infractores de las leyes de tráfico o a los conductores que no están en condiciones, transmitiendo información o, opcionalmente transportando a un policía humano, que pudiera hacer detenciones.

Otras aplicaciones adicionales para el uso de robots en el trabajo policial, ahora y en el horizonte cercano, incluyen:

  • Desarrollo de robot con cada vez mayores capacidades de obtención de información, realización de informes policiales y proporcionar comunicaciones en entornos en los que la seguridad de los agentes humanos se viera comprometida.
  • Desarrollo en curso de China de un robot, “AnBot”, para patrullar bancos, aeropuertos y escuelas.
  • Desarrollo de un oficial “robot”, equipado con pantalla táctil, para patrullar atracciones turísticas, que ya está en servicio en Dubai.
Localización de tiradores (ShotSpotter)

“¡Disparos!” es un mensaje común de testigos o patrullas, pero señalar la ubicación exacta en dónde tienen lugar los disparos lleva un tiempo precioso, en el que cada segundo cuenta. Cada vez más ciudades están instalando la tecnología ShotSpotter que emplea sensores para detectar los disparos y analistas para rastrear los datos y transmitirlos instantáneamente a la policía, permitiéndoles llegar a la escena más rápidamente que nunca.

Bautizado así por el proveedor líder de esta tecnología, ShotSpotter, con sede en California, puede costar entre 40.000 y 60.000 dólares por milla cuadrada al año para que las ciudades cubran las zonas de alta criminalidad. La compañía afirma que puede “detectar más del 90% de los incidentes de disparos con una ubicación precisa en menos de 60 segundos para mejorar significativamente los tiempos de respuesta”.

Un ejemplo dramático del uso del ShotSpotter en acción tuvo lugar en 2017 en Fresno, California, donde la policía lo usó para detener a un criminal en una matanza. La tecnología permitió a la policía rastrear los movimientos del asesino y detenerlo en 4 minutos y 13 segundos.

Imágenes térmicas

Las imágenes térmicas se han convertido en una importante herramienta tecnológica de la policía, que es especialmente útil en condiciones de oscuridad. Las cámaras de imagen térmica, algunas disponibles como pequeñas unidades portátiles, hacen uso de la imagen infrarroja para detectar el calor emitido por personas y animales, y para proporcionar una “imagen térmica” o “mapa de calor” del entorno en cuestión.

Como se ha visto en muchos programas de televisión sobre crímenes, se puede usar para rastrear el movimiento de los sospechosos en un edificio oscuro. Esa tecnología tiene aplicaciones desde la lucha contra incendios hasta misiones de búsqueda y rescate (por ejemplo, encontrar a un niño perdido o a un anciano en una tormenta de nieve cegadora).

Inteligencia Artificial

La actual expansión de la Internet de las cosas (IOT-Internet Of Things)) significa que se están generando, reuniendo y analizando más datos que nunca antes, muchos de los cuales pueden ser increíblemente valiosos en un contexto de aplicación de la ley.

Pero el proceso de obtención de conocimientos procesables a partir de inmensas cantidades de datos lleva tanto tiempo, que no es ni remotamente rentable cuando lo llevan a cabo humanos. Ahí es donde entra en juego la inteligencia artificial (IA). La IA se aplica para apoyar muchas otras tecnologías policiales, incluyendo algunas de las mencionadas anteriormente como el ShotSpotter, el reconocimiento facial y la biometría. También se puede usar para el mapeo de la delincuencia, procesando datos que se pueden usar para localizar con mucha más eficacia las zonas de alta criminalidad, de modo que la policía pueda vigilarlas más de cerca y desplegar recursos adicionales.

La inteligencia artificial se emplea también para la “labor policial de predicción”. Mediante los llamados algoritmos de “aprendizaje profundo”, los programadores pueden entrenar a las computadoras para que analicen datos de una amplia gama de fuentes y categorías para predecir realmente cuándo y dónde es probable que ocurran los delitos, aumentando la probabilidad de que los oficiales estén en el lugar correcto en el momento adecuado.

Coches patrulla más inteligentes

Los patrulleros de la policía han recorrido un largo camino desde que el primer coche de policía salió a las calles de Akron, Ohio, en 1899 (con un gong como sirena y una celda en la parte trasera para los prisioneros).

La innovación en los patrulleros policiales modernos (y los del futuro) ha traído consigo mejoras como el acceso a computadoras portátiles, tabletas y computadoras de tablero conectadas por Wi-Fi, lo que ofrece a los oficiales el beneficio de acceso instantáneo a información vital, sistemas de comunicación y más.

Las capacidades mejoradas de las tablets son muy útiles para la vigilancia y la reunión de información, así como para fines probatorios y de rendición de cuentas. También se están incorporando a algunos vehículos policiales elementos de seguridad de última generación para los agentes (por ejemplo, puertas blindadas a prueba de balas), y las capacidades operacionales semiautónomas no están muy lejos.

Reconocimiento automático de matrículas (Aumatic License Plate Recognition, ALPR)

La misma tecnología que permite a los cobradores de peajes escanear y recoger automáticamente los números de registro y las letras de su matrícula para cobrarle una cuota, está siendo usada ahora por la policía para diversos fines, desde la identificación de coches robados hasta la puesta al día de las personas que tienen órdenes de registro activas o vigilar las “Alertas Ámbar”.

Para la policía, esta tecnología es útil para automatizar y acelerar el proceso de tomar las matrículas y comprobarlas con las bases de datos de las fuerzas del orden. Los patrulleros pueden usar las cámaras ALPR, y en muchas ciudades, también se montan en las farolas, intersecciones y otros lugares.

El hecho de que varias cámaras puedan captar imágenes de la misma matrícula da a la policía la posibilidad de seguir los movimientos de un vehículo a lo largo del tiempo, revelando detalles sobre el paradero de un operador, lo que obviamente puede ser útil para atrapar a los delincuentes.

Sin embargo, los defensores de la privacidad como la ACLU, que afirman que los conductores no ofrecen voluntariamente información detallada sobre sus idas y venidas, advierten que esa poderosa tecnología debería estar sujeta a restricciones y a una estrecha vigilancia para garantizar que no se abuse de ella. Muchos estados y organismos de aplicación de la ley han establecido limitaciones a la forma en que se despliega.

Cámaras corporales mejoradas

Los vídeos de agentes de policía haciendo su trabajo en situaciones difíciles solían ser raros; hoy en día son omnipresentes, como se ha visto en una serie de incidentes de alto perfil que han atraído un intenso escrutinio público y de los medios de comunicación.

A medida que más ciudades y comunidades deciden equipar a los departamentos de policía con cámaras de uso corporal, la capacidad de los supervisores de las fuerzas del orden, así como del público, para obtener una visión de la labor policial de servicio a nivel de la calle se ha ampliado de manera espectacular, lo que ha puesto en marcha un debate permanente sobre la importancia y el impacto de esta tecnología.

Además de ser más pequeñas, menos engorrosas y más duraderas, algunas cámaras de uso corporal están diseñadas para integrarse mejor con los sistemas de los automóviles a fin de proporcionar vídeo sincronizado de un evento desde múltiples puntos de vista. Otros avances incluyen una mayor resolución, un audio más claro y un campo de visión más amplio, así como una mayor resistencia a las condiciones ambientales, como el frío extremo.

La tecnología relacionada ahora incluye fundas inteligentes que están diseñadas para activar la cámara corporal cada vez que el oficial saca su arma de fuego. Al menos un fabricante de tecnología policial corporal hace que una cámara sea capaz de emitir una alerta cuando un oficial está caído.

En el horizonte: cámaras policiales corporales equipadas con capacidad de reconocimiento facial.

Drones

También llamados vehículos aéreos no tripulados (UAV), los drones son cada vez más usados por la policía para obtener puntos de vista aéreos para el trabajo en la escena del crimen, las búsquedas y rescates, la reconstrucción de accidentes, el monitoreo de multitudes y más. Algunos de los modelos más sofisticados pueden equiparse con programas de imágenes térmicas o de cartografía en 3D para ofrecer mayor precisión del GPS a las zonas que se están estudiando.

Muchos aviones teledirigidos de la policía están también están equipados con cámaras de zoom, lo que los hace increíblemente valiosos para proporcionar información procesable y en tiempo real en situaciones de alto riesgo, “armadas y peligrosas”.

Al igual que muchas otras formas de tecnología policial avanzada, estos “ojos en el cielo” de la policía están siendo observados de cerca por los defensores de las libertades civiles.

Al mismo tiempo, la comunidad legal participa activamente en la aplicación de políticas y procedimientos destinados a reducir al mínimo las posibilidades de violación de los derechos constitucionales de privacidad.

Al tratar este tema en un informe de la CNN sobre los sistemas de aviones teledirigidos de la policía en la ciudad de Nueva York, el Jefe Terence Monahan afirmó que “los drones de la policía de Nueva York no se emplearán para realizar vigilancias sin orden judicial”. Se usarán para salvar vidas y mejorar nuestra respuesta en situaciones de emergencia”.

Fte. University of San Diego

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.