Defensa comanda la fase de pruebas del club multinacional GovSatcom

El ministerio de Defensa presidirá durante dos años la fase de demostración del proyecto multinacional GovSatcom, una iniciativa de cooperación en materia de telecomunicaciones espaciales fiables y seguras que se desarrolla en el seno de la Agencia Europea de Defensa (EDA).

Juan Pons.

La activación de GovSatcom ‒acrónimo en inglés de Governmental Satellite Communications‒ responde a la conveniencia de poner en común las capacidades sobrantes de comunicaciones vía satélite encriptadas que poseen algunas naciones de la Unión, con las demandas de aquellos otros países que demandan servicios fiables de transmisiones de voz y datos con las máximas garantías de seguridad frente a apantallamientos, interferencias, distorsiones de la señal o escuchas no autorizadas.

Un equipo de oficiales y técnicos del ministerio de Defensa ‒a cuyo frente se encuentra el general de Brigada Carlos de Salas, jefe de Sistemas C4ISR y Espaciales de la subdirección general de Gestión de Programas de la dirección general de Armamento y Material‒ preside el Grupo Multinacional de Gestión que entre 2019 y 2021 va a verificar la buena marcha del modelo de gobernanza pooling & sharing que se ha establecido.

El acuerdo que activa el despegue de la fase de demostración de GovSatcom se ha producido a mediados del presente mes enero y conforma una especie de club de países europeos que establece un vía de confianza para que las capacidades excedentarias de los satélites de comunicaciones gubernamentales de Alemania, Francia, Italia, Luxemburgo, Reino Unido y España puedan ser utilizadas por los gobiernos que se han sumado al acuerdo y no disponen de satélites propios, como son Austria, Bélgica, Estonia, Grecia, Letonia, Lituania, Polonia, Portugal, Suecia e incluso Noruega, aunque esta última no pertenece a la UE.

Las Fuerzas Armadas españolas utilizan de forma prioritaria el Spainsat y también el hispano-norteamericano Xtar-Eur, propiedad de Hisdesat. Ambos llevan a bordo 12 transpondedores en banda X-band y uno en banda Ka.

Alemania tiene en servicio los satélites militares COMSATBw 1 y 2, puestos en órbita en octubre de 2009 y mayo de 2010, respectivamente. Con una de ellos tiene una vida operativa estimada de 15 años y dispone de 4 transpondedores en la banda de frecuencias super alta o SHF y 5 en la banda UHF.

Francia cuenta con los satélites Syracuse 3A y 3B, lanzados en octubre de 2005 y agosto de 2006, respectivamente, que cuentan con un número no conocido de transpondedores en las bandas SHF y extremadamente alta o EHF.

Italia posee el satélite Sicral 1B (en órbita desde abril de 2009) que lleva a bordo 3 transpondedores en la banda UHF, 5 en la SHF y uno la EHF/Ka. Además, Italia comparte con Francia el Sicral 2 ‒o Syracuse 3C‒ que fue emplazado en el espacio en abril de 2015 y tiene transpondedores en las bandas SHF y UHF.

El Reino Unido tiene la mayor flota de satélites militares. Son los Skynet 5A, 5B, 5C y 5D, enviados al espacio entre marzo de 2007 y diciembre de 2014. Aunque Londres no ha hecho público ni las bandas de frecuencia de sus tranpondedores ni su número, es previsible que abarquen las bandas SHF, EHF, X y Ka.

A pesar de ser un país con unas muy pequeñas Fuerzas Armadas, Luxemburgo lanzó en enero del pasado año el GovSat-1, con los transpondedores en las bandas X y Ka militar, los más demandados en la actualidad.

La iniciativa GovSatcom cuenta con el apoyo de Hisdesat, que como proveedor de servicios de telecomunicaciones del ministerio de Defensa que va a canalizar las contribuciones y participaciones en el proyecto de la industria nacional de defensa.

Acerca de Redacción El Radar 2482 Articles
Equipo de Redacción