Cuatro sistemas aéreos futuros a tener en cuenta

FCAS
Maqueta del avión de combate de nueva generación FCAS y de un transporte de aviones no tripulados en exhibición en el Salón Aeronáutico de París de 2019.

Varios departamentos de defensa de todo el mundo trabajan en el desarrollo de la próxima generación de aviones de combate. Harry Lye echa un vistazo a cuatro de los proyectos más importantes a observar.

Team Tempest
TEAM TEMPEST
Tempest forma parte de un sistema aéreo de combate que incluirá aviones no tripulados. Crédito: MOD

Dirigido por Reino Unido, con la colaboración de Italia y Suecia, el programa Tempest tiene como objetivo sustituir al Eurofighter Typhoon a partir de 2035. BAE Systems, Rolls-Royce, Leonardo y MBDA lideran la carga de su desarrollo junto con una serie de otras empresas aeroespaciales y de defensa y el mundo académico.

La aeronave está preparada para formar parte de un sistema aéreo de combate más amplio que probablemente incluya sistemas aéreos sin tripulación (UAVs).

El Team Tempest reveló recientemente algunas ideas sobre el programa. Leonardo, el líder en electrónica de Tempest, está desarrollando un nuevo sistema de radar para la aeronave capaz de proporcionar más de 10.000 veces más datos que los sistemas existentes. El sistema de radiofrecuencia multifuncional está programado para que sea capaz de recoger datos equivalentes al tráfico de Internet de una gran ciudad como Edimburgo cada segundo.

BAE Systems ha comenzado a probar en vuelo los componentes de la tecnología de la “cabina de mando desmontable” de la aeronave. El sistema sustituirá los controles físicos por pantallas aumentadas y de realidad virtual proyectadas directamente en el interior del visor de un casco.

En el ámbito de la propulsión, Rolls-Royce está desarrollando un sistema de combustión avanzado para satisfacer las necesidades de potencia y eficiencia del futuro sistema aéreo. Rolls-Royce también está trabajando en materiales compuestos y en técnicas de fabricación de aditivos que se han establecido para permitir el uso de materiales compuestos más ligeros y densos que puedan soportar temperaturas más altas que los componentes actuales.

Future Combat Air System

Una colaboración entre Francia, Alemania y España liderada por Dassault Aviation, Airbus e Indra Sistemas está destinada a sustituir a los Rafales, Typhoons y F-18 Hornets de los tres países, respectivamente.

El Future Combat Air System (FCAS) comprende un avión de combate y vehículos aéreos no tripulados (UAV) que volarán junto a él. El programa fue inicialmente una empresa conjunta entre Francia y Alemania, a la que se unió España el año pasado.

La fase de desarrollo y maduración de la tecnología del FCAS comenzó en febrero y se está negociando un nuevo contrato para una fase de demostración.

El avión de combate de próxima generación se caracterizará por su tecnología de sigilo pasivo y activo, y Airbus dijo que el avión sería “más sofisticado y conectado” que cualquier otro avión comparable. Las tres compañías también están estudiando cómo pueden desplegarse en el avión armas de energía dirigida, como láseres y sistemas de microondas.

En el núcleo del FCAS está el trabajo en equipo entre un avión pilotado y UAVs. Junto con el avión de combate, el consorcio está desarrollando lo que llama portadores remotos para actuar como multiplicadores de fuerza.

Los portadores remotos serán una familia de UAVs, que incluye sistemas desechables de 200kg, sistemas recuperables de dos toneladas y UAVs más tradicionales en forma de plataformas de “loyal wingman”. Estos vehículos aéreos no tripulados multiplicadores de fuerza se diseñan para cubrir un conjunto completo de capacidades, desde la adquisición de objetivos y la guerra electrónica hasta la supresión de las defensas aéreas enemigas y el ataque a objetivos adversarios.

Next Generation Air Dominance
Next Generation Air Dominance
Potencial concepto del Next Generation Air Dominance publicado por el Air Force Research Lab en 2018

El jefe de adquisiciones de la Fuerza Aérea de EE.UU. (USAF), el Dr. Will Roper, apareció en los titulares en septiembre anunciando que, la USAF ya había construido y volado un prototipo a escala real de un futuro avión de combate.

En una entrevista antes de un discurso en la Association of the Air Force’s Air, Space and Cyber Conference, Roper dijo a Defense News: “Ya hemos construido y volado un demostrador de vuelo a gran escala en el mundo real, y hemos batido récords al hacerlo. Estamos listos para construir la próxima generación de aviones de una manera que nunca antes se había hecho.”

Roper se negó a dar detalles concretos sobre el avión que se está construyendo como parte del programa Next-Generation Air Dominance (NGAD), pero dijo que se emplearían principios del diseño digital para acelerar el proceso de desarrollo.

Según un documento del Congressional Research Service, el Departamento de Defensa había mostrado interés en desarrollar un nuevo ‘X-Plane’ desde 2014; sin embargo, no está claro si esto está relacionado con el demostrador de la NGAD descrito por Roper. La USAF está explorando una serie de posibilidades tecnológicas para el NGAD, incluyendo la tecnología de propulsión.

Entre 2019 y 2025, la USAF ha reservado 9.000 millones de dólares para el desarrollo del NGAD, y 1.000 millones de dólares se destinarán al programa en 2021.

Al igual que los Tempest y FCAS, se espera que el NGAD no sea un simple avión de combate, sino que probablemente adopte la forma de un nuevo jet y UAVs que lo acompañen.

Otro aspecto importante del NGAD, según el Congressional Research Service, es que la USAF también está estudiando la posibilidad de cambiar el proceso de adquisición, explorando cómo se podría separar el diseño, la producción y el mantenimiento. Según estos planes, el NGAD podría ser diseñado por una compañía, luego construido por un fabricante especializado y sostenido en el campo por otra.

El F-X de Japón
F X JAPON
Una imagen conceptual del avión de combate japonés de nueva generación F-X.

A la espera de que entre en servicio a partir de mediados de la década de 2030, el caza F-X de Japón sustituirá a la flota de viejos aviones F-2 del país basada en los F-16. En octubre de 2020, Japón anunció que Mitsubishi Heavy Industries había sido seleccionada para dirigir el desarrollo del futuro jet del país.

Japón planea volar el primer prototipo en 2028 y alcanzar la producción a gran escala en 2033. La producción del nuevo avión podría tener un valor de hasta 40.000 millones de dólares. Se espera que el reactor F-X se inspire en la tecnología desarrollada en el vuelo del prototipo de reactor X-2.

Al igual que los otros tres programas, la labor de desarrollo del Japón, según se informa, también incluye un componente de vehículo aéreo no tripulado, como fiel compañero de vuelo.

Lockheed Martin, Boeing y BAE Systems han mostrado interés en colaborar con Japón en el programa, presentando propuestas para apoyar el desarrollo de la aeronave. BAE Systems ha ofrecido un paquete de apoyo a la integración, mientras que Boeing ha presentado una propuesta para apoyar el diseño y la producción del avión de combate.

Fte. Air Force Technology

1 Comment

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.