¿Cómo emplearán los militares la 5G? Un nuevo experimento con drones ofrece pistas

La red de alta velocidad promete ayuda a la IA para que se aplique a los flujos de datos de los sensores del campo de batalla.

Los pequeños aviones no tripulados pueden grabar vídeos y captar débiles señales de radio, pero sigue siendo necesario un gran volumen de datos para identificar la posición del enemigo. Un reciente experimento de la industria demostró que los equipos de red 5G pueden salvar esa brecha.

En mayo y de nuevo este mes de septiembre, Lockheed Martin y Verizon emplearon pequeños drones con cámara y señales, vinculados por 5G a ordenadores más grandes cercanos, para detectar enemigos simulados mejor de lo que podrían hacerlo los simples drones con cámara.

«Esta tecnología detectó y geolocalizó señales de baja potencia [de radiofrecuencia] que el enemigo podría usar para comunicarse [o] interferir los sensores. La información de las señales que los drones detectaron se transmitió en tiempo real a través de una red privada de banda ultraancha 5G», dijo Dan Rice, vicepresidente de programas militares 5G en Lockheed Martin, a los periodistas el martes. «Los datos se procesaron posteriormente por algoritmos avanzados de procesamiento de señales».

El Ejército estadounidense impulsa la investigación sobre el despliegue del 5G para su uso en bases, en almacenes inteligentes, etc. Pero la demostración, a la que asistieron algunos de sus miembros, pero que fue patrocinada de forma privada por Lockheed Martin y Verizon, muestra que la capacidad de enviar grandes cantidades de datos a través de los alcances (relativamente) cortos del 5G tiene relevancia para las operaciones reales del campo de batalla. El experimento muestra cómo la IA podría aplicarse a una amplia gama de datos de sensores del campo de batalla, que en entornos urbanos podrían incluir vídeo en directo, señales de telefonía móvil comercial y una amplia variedad de formas de onda de comunicaciones y guerra electrónica. Reconocer los rastros digitales más tenues puede ser la clave para no convertirse en un objetivo.

La velocidad también es clave. «¿Qué importancia tiene aquí el 5G?» dijo Srini Kalapala, vicepresidente senior de tecnología y desarrollo de productos de Verizon, a los periodistas el martes. «Número uno:… los rendimientos son mayores. Puedes configurar los rendimientos en una red privada fácilmente y la latencia es muy baja.»

Pero quizás, el elemento más importante del experimento fue la transferencia de datos entre dos redes, una privada y otra que representa una red pública. Es probable que en el futuro se produzcan conflictos en lugares donde los militares tengan que aprovechar redes públicas. Y muchos reguladores están preocupados por la forma en que los militares y los proveedores comerciales compartirán partes del espectro 5G.

Fte. Defense One