Boeing entrega los primeros Super Hornets Block III del F/A-18 a la US Navy para pruebas de vuelo

Super Hornets Block III F/A-18Boeing ha entregado los dos primeros F/A-18 Block III Super Hornets a la Armada de EE.UU. para pruebas de vuelo. Uno de los aviones es del modelo E de un solo asiento y el otro es del modelo F de dos asientos. El primer jet operativo se entregará a principios de 2021

“Las aeronaves se destinarán a pruebas de idoneidad en portaaviones y de integración de todos los componentes del sistema de la misión del Bloque III”, dijo Steve Wade, vicepresidente de los programas F/A-18 y EA-18G de Boeing. “Estos jets de prueba asegurarán que las tripulaciones dispongan de tiempo suficiente para sentirse cómodos con los nuevos sistemas de próxima generación antes de recibir las aeronaves operativas”.

La Armada empleará las aeronaves para familiarizar a los pilotos con la nueva pantalla táctil de 10 por 19 pulgadas del sistema avanzado de la cabina y probará las capacidades ofrecidas con la capacidad de red mejorada.

Además de estas mejoras, la configuración del Bloque III añade mejoras de capacidad que incluyen mayor alcance, menor firma de radar y un sistema de comunicación mejorado. La vida del caza también se ampliará de 6.000 a 10.000 horas.

El año pasado, Boeing obtuvo un contrato de la Armada por 78 Super Hornets del Bloque III. Boeing y los equipos de prueba de la Armada también han volado prototipos de tanques de combustible conformados.

A medida que emergen del desarrollo nuevos adversarios de combate sigiloso de quinta generación como el Sukhoi Su-57 PAK-FA ruso y el J-20 de Chengdu, la Navy trabaja en el desarrollo y despliegue de nuevas capacidades que permitan a los aviadores navales derrotar la amenaza.

La clave es el nuevo F/A-18E/F Block III Super Hornet de Boeing, y las nuevas tecnologías avanzadas que incorpora, combinadas con las capacidades mejoradas de la cápsula Block II de Búsqueda y Seguimiento por Infrarrojos (IRST) de Boeing/Lockheed Martin.

Mejorando las plataformas más antiguas con nuevos enlaces de datos, con un aumento masivo de la potencia de procesamiento y nuevos sensores, Boeing y la Navy han encontrado una manera de contrarrestar la amenaza a la aviación basada en portaaviones, que suponen las plataformas de amenaza emergentes y poco observables. “La tecnología de búsqueda y rastreo de largo alcance contra el sigilo del IRST”, dijo a los reporteros Dan Gillian, vicepresidente de los programas de ataque, vigilancia y movilidad F/A-18 y EA-18 de Boeing, el 23 de mayo. “Esto llena un vacío para el ala aérea del portaaviones, devolviendo ese sensor al ala aérea del portaaviones de una forma en red”.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.