AbramsX. El próximo tanque estadounidense que podría revolucionar la guerra terrestre

En algunos escenarios, el AbramsX híbrido reduciría el peso de los tanques, cada vez más problemático, ampliando su autonomía y permitiendo que se conduzca de forma casi totalmente silenciosa.

General Dynamics, la empresa de defensa estadounidense, que está detrás del exitoso carro de combate Abrams, acaba de revelar su concepto para el futuro del Abrams.

En un comunicado de prensa, General Dynamics explica que el concepto AbramsX es «un carro de combate para la próxima generación. Su demostrador tecnológico presenta peso reducido para mejorar la movilidad y la transportabilidad, ofreciendo el mismo alcance táctico que el M1A2 Abrams reduciendo en el 50% el consumo de combustible».

Esta reducción del consumo e combustible se debe a su «paquete de energía híbrido», que «apoya las estrategias de climatización y electrificación del Ejército, mejora la capacidad de vigilancia silenciosa e incluso permite cierta movilidad también en silencio».

El comunicado de General Dynamics también explicaba que «con tripulación de tamaño reducido y con capacidades de letalidad, supervivencia, movilidad, formación de equipos tripulados/no tripulados (MUM-T) y autonomía habilitadas por la IA, el AbramsX puede ser un nodo clave en las redes letales del campo de batalla y servir de puente entre los Abrams SEPv3 y SEPv4 y un futuro tanque».

En comparación con el tanque Abrams de última generación, el nuevo AbramsX parece tener un diseño de casco y torreta muy diferente, lo que apoya la intención de General Dynamics de reducir el peso en vacío del Abrams. Aunque con un diseño muy capaz, el Abrams, en su versión actual, es uno de los carros de combate más pesados que existen, un factor que afecta negativamente al transporte y a la logística, y que también reduce el radio de combate del carro.

El tanque M1A2 System Enhanced Package Version 3 (SEPv3) es la versión más modernizada del Abrams, y su peso supera las 70 toneladas. Pero, a la vez por sus dimensiones físicas, el Abrams es una pesadilla logística, sobre todo para navegar por la infraestructura de carreteras y puentes de Europa.

Aunque la nueva característica híbrida ayudaría a la eficiencia del combustible del Abrams, tendrá la ventaja añadida de permitir la conducción silenciosa a bajas velocidades, enmascarando el sonido del tanque en ciertos escenarios de baja velocidad.

Uno de los grandes interrogantes que rodean al diseño es la aparente intención de General Dynamic de disminuir de cuatro tripulantes, comandante, conductor, tirador, cargador y conductor, a tres, en la que el cargador probablemente sea sustituido por un sistema de carga automática.

Una tripulación de tres hombres supondría un cambio radical respecto a los anteriores diseños de tanques estadounidenses y estaría más en consonancia con las del estilo soviético, que incorporan un cargador automático. Aunque los tanques soviéticos y ahora los rusos son más pequeños y están más cerca del suelo que sus homólogos occidentales, gracias en parte a su tripulación de tres, la guerra en curso en Ucrania ha puesto de manifiesto una importante debilidad en el diseño, que no incorpora compartimentos de soplado para la munición, sino que coloca la munición dentro de la panza del tanque y puede cocer y matar más fácilmente a las tripulaciones.

Fte. The National Interest (Caleb Larson)

Caleb Larson es periodista multimedia y redactor de defensa del National Interest. Graduado por la UCLA, también tiene un máster en políticas públicas y vive en Berlín. Cubre la interrelación de los conflictos, la seguridad y la tecnología, centrándose en la política exterior estadounidense, la seguridad europea y la sociedad alemana, tanto para la prensa como para la radio.