4GD combina un entorno de adiestramiento sintético con el despliegue de UAS

ATAKLa empresa especializada en tecnología de inmersión en combate cuerpo a cuerpo 4GD ha desarrollado conceptos para el despliegue y el adiestramiento táctico con UAS en un entorno sintético.

Los ejércitos están adoptando cada vez más sistemas aéreos pequeños y tácticos sin tripulación para escenarios de combate cercano y urbano, pero las tácticas, técnicas y procedimientos y el funcionamiento de esos drones aún no se han comprobado. El especialista en tecnología de inmersión en combate cuerpo a cuerpo, 4GD, cree que existe una solución.

4GD, la empresa

4GD fue creada en 2016 por dos ex miembros de la Royal Marines, con el objetivo de fusionar la experiencia del usuario contemporáneo y los conocimientos técnicos. Su misión es mejorar el adiestramiento urbano, mediante el uso de paneles reconfigurables, recopilación de datos, objetivos inteligentes y efectos especiales.

El director de desarrollo empresarial de 4GD, James Crowley, explica a Army Technology: “Algunos de los avances tácticos que se produjeron en Irak y Afganistán a lo largo de los años fueron excepcionales. Gran parte de la formación que recibíamos, como la previa al despliegue y la formación general, era muy buena; pero la infraestructura y los equipos disponibles eran anticuados y tenían algunas carencias”.

4GD considera que, en el futuro, es probable que muchos núcleos de población se vean envueltos en algún tipo de conflicto, y quiere crear un producto que aborde la creciente dependencia de las operaciones urbanas, porque es ahí donde los drones pueden ser valiosos.

UAS en un entorno sintético

Crowley dice: “Se ha asumido en general que la tecnología de los drones va a ser realmente poderosa. Tenemos mucha experiencia con elementos como el MQ-9 Reaper de General Atomics]”, sin embargo, cuando se trata de combates urbanos que implican tácticas y técnicas específicas, Crowley cree que los soldados tienen un largo camino por recorrer.

“Se podría argumentar que algunos de los operadores de drones más eficaces en el entorno táctico son en realidad nuestros adversarios. Los talibanes y el ISIS son muy rápidos en captar estas cosas y aplicarlas”.

Crowley afirma que para perfeccionar las tácticas y los procedimientos con los drones , los ejércitos deben emplearlos con regularidad y para ello, es necesario que los soldados dispongan de un entorno en el que puedan operar los y practicar y fallar con ellos sin temor a dañar los equipos.

Crowley continúa: “Creemos que el aprendizaje con drones simulados es el camino porque, si no estás volando una cosa física, puedes estrellar tu simulador tantas veces como quieras. Puedes volarlo hasta una zona de impacto y cosas así”.

Estas prácticas también pueden llevarse a cabo en la vida real, pero un entorno sintético ofrece una forma más pasiva, rápida y asequible.

En el reciente evento inaugural del BattleLab del Ejército Británico en Dorset, 4GD demostró el concepto de combinar el despliegue táctico de los UAS y el entorno sintético.

La mayor parte del trabajo con el UAS se realiza a través de una interfaz de usuario de hardware o de un sistema de mando. Los operadores disponen de un pequeño dispositivo desmontable de conocimiento de la situación con un controlador, que se asemeja y se comporta de la misma manera que el real, pero no se vuela ningún dron físico.

La combinación del entorno sintético con los paneles reconfigurables permite una herramienta de formación aún más eficaz. El 4GD cuenta con grandes espacios de suelo despejados en los que las placas pueden ensamblarse para formar diferentes edificios y escenarios urbanos.

“En una placa de suelo de la instalación inteligente, tendrás una forma rectangular que denota un edificio en un lado, un callejón o una escena de calle y otro edificio en el otro lado”, dice Crowley.

“A continuación, se puede lanzar un UAS virtual, se puede integrar o enfrentarse a él en un dispositivo de conocimiento de la situación desmontado, que es probable el que el soldado esté usando.

“Entonces se puede empezar a entrenar y practicar tácticamente con esos sistemas, pero no de forma aislada de las tropas de tierra. Se puede empezar a coordinar los UAS tácticos con las tropas puntuales y ser capaz de desarrollar tácticas y técnicas en torno a ellos”.

Dice que es posible introducir fuego simulado y escenarios similares, que pueden vincularse con otros aspectos del aprendizaje para aumentar la presión y garantizar la preparación mental para el combate en la vida real.

4GD no sólo pretende producir una simulación de adiestramiento de UAS que reproduzca la realidad con detalles meticulosos como un simulador de aviones. Crowley dice que también están buscando métodos y oportunidades para crear cohesión entre los operadores y las tropas de tierra, centrándose en el despliegue táctico y la comunicación entre las distintas fuerzas.

Fte. Army Technology