[VÍDEO] La UME ya tiene su primer dron terrestre: el P75D-UME de SVMAC

Este miércoles 12 de junio se ha presentado en el Cuartel General de la UME, en Madrid, el primer dron terrestre (UGV) que ha incorporado la unidad. Es el P75D-UME de la empresa asturiana SVMAC.

La Unidad Militar de Emergencias (UME) ha incorporado un nuevo dron, en este caso terrestre (UGV), a la flota de 36 sistemas no tripulados que ya tienen en dotación los Batallones de Intervención en Emergencias (BIEM).

Se trata del modelo P75D-UME (como así lo ha denominado el fabricante, por contar con capacidades a requerimiento de la UME) de la empresa asturiana SVMAC, especializada en el desarrollo y comercialización de vehículos no tripulados y sistemas para todo tipo de aplicaciones.

Este nuevo UGV es un prototipo que actualmente está poniendo a prueba el BIEM V, con sede en León, y que probablemente ya desplegará con los efectivos de la UME en la campaña de lucha contra incendios forestales de este verano. Es uno de los primeros drones que se incorporarán a la futura Unidad de Drones de la UME (la UDRUME), cuyo núcleo de constitución ya está precisamente en León.

La presentación del nuevo UGV de la UME ha tenido lugar este miércoles 12 de junio en la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid). Ha sido durante la visita que ha realizado la ministra de Defensa, Margarita Robles, al Cuartel General de la Unidad para conocer los detalles de la Campaña contra incendios forestales que ha puesto en marcha la UME para este 2024.

Se adquirirán otros 4 P75D-UME en 2024, y 5 más en 2025

El P75D-UME de SVMAC es el primer modelo y el único que existe en estos momentos, y este año está previsto adquirir otros cuatro y, en 2025, cinco más. De ellos, cada uno de los cinco BIEM contará con un dron de estas características, mientras que los otros cinco se integrarán en la ‘plantilla’ de drones de la UDRUME.

Entre 2024 y 2025 la UME contará con 10 P75D-UME. Cinco de ellos serán para los BIEM y otros cinco, para la futura UDRUME. (Fotos: El Radar).

Este nuevo dron terrestre se puede emplear tanto para la lucha contra incendios forestales como para intervenir cuando se producen nevadas, gracias a los elementos accesorios que se le pueden incorporar (pala topadora, desbrozadora forestal, pala quitanieves, etc.) en función de las necesidades operativas de los efectivos de la UME.

La principal capacidad que aporta a la Unidad Militar de Emergencias es que «es capaz de sustituir el trabajo de un pelotón de intervención en cuanto a desbroce de una zona que está cerca de las llamas», según han explicado desde el Estado Mayor de la UME a la titular de Defensa.

Características del P75D-UME

El P75D-UME pesa 3.500 kg. con la pala topadora y la desbrozadora forestal, pero su peso puede variar en función de otros elementos que se le puedan incorporar, como la pala quitanieves, por ejemplo.

Es un dron que incorpora una oruga de goma (de caucho, para ser más precisos) que le permite moverse por terrenos abruptos; y tiene unas dimensiones de 2,55 m. de largo; 1,76 m. de ancho; y 1,21 m. de altura (aunque puede elevarse hasta los 2 metros).

Además, «se puede operar desde una distancia de 150 metros lineales, sin obstáculos por en medio; tiene una autonomía de 8 horas; y consume muy poco gasoil», ha precisado el cabo Prieto, del BIEM V, tras la presentación a la ministra.

El nuevo dron terrestre de la UME tiene una autonomía de 8 horas.

En el futuro, y a requerimiento de la UME, se le incorporarán una luz de 360º (para su empleo nocturno); y se reducirá el tamaño de la tolva (la herramienta que permite distribuir sal por superficies nevadas) para que el sistema sea más operable.

«Con él podemos establecer líneas de defensa y realizar la defensa de puntos sensibles»

«Con él podemos establecer una línea de defensa, es decir, cortar la orientación horizontal del combustible para crear una zona de tierra donde se pararía el incendio, porque este dron tiene capacidad para eliminar toda la cubierta vegetal que hay en el terreno», ha explicado a los medios el brigada Colmenar, también del BIEM V.

Además, «con este vehículo no tripulado se pueden efectuar defensas de puntos sensibles (como por ejemplo en núcleos de población, gasolineras, casas aisladas…), porque se daría una vuelta con la máquina y se proporcionaría esa continuidad horizontal necesaria para detener el incendio«, concluyen los dos miembros del BIEM V que ya están probando este nuevo dron, con el que la UME continúa sumando capacidades a las misiones que tiene encomendadas.

Acerca de María Angeles Moya 146 Articles
Dircom de APTIE - EL RADAR y profesora asociada de la UC3M. Licenciada en Periodismo y DEA en Derecho Constitucional. Más de 20 años dedicada al sector de Seguridad y Defensa, 15 de ellos en el Departamento de Comunicación del Ejército de Tierra.