Tierra publica el anuncio previo de licitación para adquirir más de un centenar de micro RPAS de ala rotatoria

A la espera de que sea aprobado en Consejo de Ministros, el Ejército de Tierra ya ha publicado el anuncio previo de licitación para la adquisición de, al menos, 114 sistemas RPAS de Clase I y categoría micro, de alta rotatoria. En el PPT se han definido hasta 97 requisitos, algunos de ellos «deseables».

UAV Black Horner similar al que actualmente tiene en dotación el Ejército de Tierra. (Foto: Daniel Wiepen / MOD).

La Jefatura de Asuntos Económicos del Mando de Apoyo Logístico del Ejército de Tierra ha publicado esta semana el anuncio previo de licitación para adquirir, al menos, 114 sistemas RPAS de Clase I y categoría micro, de ala rotatoria, por valor de casi 39 millones de euros.

Una vez sea aprobado por Consejo de Ministros, el proceso para presentar ofertas se efectuará por tramitación urgente, según consta en el anuncio previo de licitación.

Hasta el momento, en el Ejército de Tierra han ido adoptando soluciones transitorias en el campo de los UAV para dar respuesta a necesidades urgentes de protección de la fuerza. De hecho, ya cuentan con algunos micro RPAS como el Black Hornet o el Huggin X1.

Pero con esta adquisición, cuyo sistema de contratación se realizará mediante un acuerdo marco con posibilidad de hasta cuatro prórrogas, el Ejército de Tierra pretende formalizar la ‘entrada en sus filas’ de los UAV de ala rotatoria.

De hecho, en la licitación se han especificado hasta 97 requisitos (algunos de ellos «deseables») que deben cumplir los sistemas. Entre ellos -y es un sólo un ejemplo-, que el sistema RPAS pueda realizar las misiones encomendadas «sin ningún tipo de conexión a Internet o a servidores externos«, o que el fabricante tenga o acredite el inicio de los trámites de obtención del Certificado Tipo en algún país miembro de la OTAN«.

RPAS para Tierra, Aire y la Armada

Estos nuevos micro UAV se adquirirán «para satisfacer las necesidades operativas de apoyo a la Fuerza, en las unidades tipo Compañía o Subgrupo Táctico tanto del Ejército de Tierra como del Ejército del Aire y del Espacio y de la Armada«, según consta en el Pliego de Prescripciones Técnicas (PPT).

Las misiones principales a las que se destinarán estos nuevos sistemas serán, con carácter general, de reconocimiento, información, elemento de protección de la fuerza, de control de masas (en la protección de instalaciones), puestos de mando o similar. También en adquisición de blancos y desarrollo de las capacidades aéreas para apoyo a las operaciones en superficie.

«Deseable» un simular de misión

Dentro del alcance del contrato se han definido, en el segmento aéreo, al menos cuatro vehículos aéreos con su correspondiente carga útil ‘giroestabilizada’ EO/IR y cinco baterías cada uno.

En el segmento terrestre, se incluye la adquisición de una Estación de Control en Tierra (GCS) por cada mini RPAS, que incluya un sistema de comunicaciones radio digital para el enlace de datos de la GCS con el segmento aéreo.

También equipos auxiliares, de apoyo logístico, y se contempla como «deseable» un simulador de misión, que podría estar integrado en la GCS o en un ordenador externo.