Se impone la biometría para el reconocimiento de personas en el Ejército de EEUU

Se están produciendo grandes avances en la obtención de datos biométricos, y en la consulta de bases de datos que los almacenan, aunque se esperan aún más, según William Graves, ingeniero Jefe de la Program Executive Office Intelligence, Electronic Warfare & Sensors.

Se trata de una gran noticia para la comunidad de inteligencia y para la protección de la Fuerza, dijo Graves, cuya oficina es la principal responsable de las tecnologías biométricas del Departamento de Defensa.

El actual sistema de obtención de datos biométricos utilizado por los soldados de EEUU en todo el mundo es el Biometric Automated Toolset, explicó que, aunque es bastante eficaz en lo relativo a las huellas dactilares y características del iris, que son únicas para cada individuo, no lo es tanto para la obtención de otros rasgos faciales.

Un sistema más moderno, conocido como Next Generation Biometric Collection, se encuentra actualmente en proceso de adquisición.

Siguiendo la retroalimentación proporcionada por los soldados, el nuevo sistema es más pequeño y ligero, más robusto y fácil de usar que el que existe ahora. También será más preciso en la obtención de los rasgos faciales y procesará la información de manera más rápida, dijo Graves.

El nuevo sistema es multimodal en cuanto a la recogida de datos biométricos, dijo Graves. La ventaja de ser multimodal es que, si la huella dactilar o el reconocimiento de voz fallarán, un escaneo del iris podría generar una coincidencia.

El laboratorio, que sólo tiene cuatro meses de vida, también se está moviendo rápidamente para desarrollar otros modos como, por ejemplo, voz y ADN, ya que existe una necesidad urgente para su empleo en Irak, dijo. Además, el laboratorio está explorando formas de integrar la biometría en los sensores y plataformas actualmente en servicio, dijo.

Otro aspecto de la mejora que el Laboratorio se está esforzando es conseguir es que, la obtención de biométricos sea completamente sin contacto, dijo, lo que significa que no es necesario que el operador se acerque para obtener información de la persona.

El laboratorio ha dispuesto una zona para demostrar esta nueva tecnología. El personal camina por el área de investigación, tocan una almohadilla para dejar sus huellas dactilares y hay cámaras que capturan el iris y realiza escaneos faciales en cuestión de segundos, todo sin operador. El sistema fue capaz de identificar a todos en cuestión de segundos durante la demostración.

El Laboratorio también está desarrollando procesos biométricos para capturar imágenes de video de personas de interés en la dark web.

Pero, la recogida de datos es sólo uno de dos enfoques, dijo Graves. El otro es la consulta de base de datos. Una vez que la información de una persona es capturada, se transmite al Automated Biometric Identification System (ABIS) en Virginia Occidental, dijo.

El Laboratorio está desarrollando conjuntos ABIS desplegables para el U.S. European Command, específicamente para el próximo ejercicio Unified Vision 18 de la NATO, dijo.

El sistema ABIS portátil se desplegará en casos de tránsito y puede conectarse a la arquitectura de red existente, añadió.

Se está preparando una versión mejorada del ABIS para decisión que el Army Requirements Oversight Council decida en abril si se le incorpora una mejora, dijo.

Graves dijo que las mejoras en la biometría serán muy importantes: “La demanda es alta y sigue aumentando.

Fte. Army News Service